Haas, la decepción del sábado... ¿y la del fin de semana?

El equipo estadounidense ha protagonizado una jornada muy decepcionante en Montreal, que difícilmente podrá ser superada en el día de mañana.

Haas, la decepción del sábado... ¿y la del fin de semana?
Romain Grosjean. Foto: Fórmula 1

El equipo Haas llegaba a Montreal con la esperanza de recuperar la forma que presentaba a principio de temporada, postulándose claramente como el mejor equipo de "los mortales". Sin embargo, algunos problemas de fiabilidad, y otros lances de carrera han hecho que su nivel se rebaje.

Por las sensaciones,  y por las condiciones del circuito, en Haas estaba puesto el cartel de favorito para ser el equipo líder del fin de semana en la mitad de la tabla, pero a medida que el Gran Premio, el equipo de Gene se ha desinflado.

Romain Grosjean, último clasificado

En la clasificación, nada más marcar el reloj el inicio de la Q1, Grosjean salía de su box con la esperanza de hacer una buena sesión, pero su motor dijo: "basta". Una gran humareda blanca se desprendía del monoplaza del francés, que daba por sentenciada su jornada desde el segundo uno.  

El piloto francés, siempre muy excitado, muy nervioso y muy escandaloso, una vez se ha subido al coche, declaró lo siguiente cuando se bajó de su monoplaza: "Algo fue mal. Quizá la marmota de ayer todavía estaba en el coche, en alguna parte (entre risas). Seriamente nos tenemos que reír de lo que ha sido una serie de pésima suerte desde el principio de la temporada." 

"De cualquier forma, la sensación en el coche ha sido muy buena desde los Libres 1. Estoy muy contento con las mejoras. Kevin ha estado mejorando en clasificación, lo cual es genial para el equipo. Empezar último nunca es ideal, pero es un circuito donde se puede adelantar, así que por suerte no es Mónaco." Añadió Romain, esperanzado de cara a la carrera de mañana,  si todo le sale bien.

Kevin Magnussen, no lo suficiente

El danés tenía la llave de la jornada para Haas. Sabía que tenía coche para Q3, como siempre excesivamente disputada. Sin embargo, se quedó a las puestas  de la última sesión del día, clasificando onceavo, quedándose a una posición de Q3. 

Kevin Magnussen. Foto: Fórmula 1

Kevin Magnussen. Foto: Fórmula 1

Aunque el danés ha asegurado que: "Nuestro ritmo de carrera es mejor que el de clasificación, y empezaremos con libertad de estrategia, lo cual es mejor que salir 10º ó 9º." En Haas no están contentos de no haber pasado el corte, sabiendo que había coche para ello; Una vez, confirmado, han preferido mirar lo bueno dentro de lo malo. 

Por último, Kevin, declaró que: "Tenemos una mejora aquí y el coche ha ido a más. Sabíamos que en este tipo de circuito siempre sería difícil vernos ser tan rápidos como en Barcelona, cuando dominamos la zona media de parrilla."

Günther Steiner, esto no puede estar pasando

El Team Principal de Haas es el que más está repitiendo que no merecen esto.  Saben que tienen  un buen monoplaza, junto con una buena unidad de potencia, pero aún así las cosas no han ido como se esperaban por el momento. 

"Parece que no podemos dejar de ser desafortunados, aunque no me lo crea. Con Romain teníamos velocidad en el coche, pero apareció un problema con la unidad de potencia y su día acabó. Creo que con Kevin hemos mejorado desde los Libres 3. Ha tenido algo más de confianza y acabó 11º. En general, no es un mal lugar para empezar la carrera". Valoró el jefe italiano, que como sus pilotos, tiene esperanza de cara a la carrera.