La Firma de F1 VAVEL: Vettel gana, la Fórmula 1 pierde

En el día en que el alemán podía ganar su carrera número 50, el de Ferrari no falló y se llevó una sólida victoria en territorio canadiense. A la vez, la Fórmula 1, volvió a dar una imagen más que pobre.

La Firma de F1 VAVEL: Vettel gana, la Fórmula 1 pierde
Montaje: Martín Velarde - VAVEL

La Fórmula 1, estaba pasando por uno de sus peores momentos desde que empezó la temporada, en el momento en que el 'Gran Circo' llegó a Canadá el jueves. Tras cuatro carreras muy bonitas, excitantes, emocionantes, y interesantes, a partir de Barcelona, la competición volvió a entrar en ese período de decadencia, del que aún no se ha recuperado. 

Barcelona, Mónaco, y ahora Canadá, forman la trinidad de las carreras que no se quieren ver en Fórmula 1, al contrario que las cuatro primeras. Es cierto que Mónaco y Barcelona son circuitos que incitan a ello, dado que son trazados donde adelantar es una travesía, pero a pesar de esto, sobretodo en Mónaco, se han visto auténticos carreras para la historia, sin embargo, no ha sido en caso en este 2018. 

Canadá, es el polo opuesto a Mónaco, es un trazado más rápido y donde los adelantamientos suelen estar más vistos. Este año, como es costumbre en muchos circuitos, se ha añadido una tercera zona de DRS, pero eso no fue suficiente para avivar la acción y la emoción de la carrera; La imagen de la Fórmula 1 ayer, desde la vuelta 2 hasta la 70, fue muy mala. 

Foto: Fórmula 1
Foto: Fórmula 1

Vettel, gana, lidera, y resurge

El piloto de las ya 50 victorias en Fórmula 1, ganó ayer una carrera de ensueño para el alemán. Ganó la carrera que a Vettel le gusta hacer y mejor aprovecha. Hacer la 'pole' el sábado, y salir bien el domingo para no despegarse del liderato, y poder controlar la carrera desde la primera curva. 

Además, le salió una jugada perfecta, como el propio piloto dijo al bajarse de su monoplaza. Hamilton y Ricciardo no subieron al podio de Canadá, ambos quedaron quinto y cuarto respectivamente, y se dejaron un puñado bueno de puntos con respecto al alemán, que en concreto le recuperó al alemán el liderato, a tan solo un punto. 

Y esto, nada más falta ver la euforia con que celebró la victoria, le ha venido de perlas al nuevo líder, y el lo sabe. Estaba desdibujado desde Baréin, no acababa de arrancar, en Mónaco ya dio, de nuevo señales de haber vuelto con ese segundo puesto, pero este fin de semana lo tenía marcado, por situación del mundial, y por poder ganar a Hamilton en uno de sus circuitos talismán. 

Vettel celebra su victoria. Foto: Fórmula 1
Vettel celebra su victoria. Foto: Fórmula 1

Y esta es la verdad, Vettel le robó el martillo a Hamilton, lo utilizó y lo enterró. Este fin de semana estaba predestinado a ser un punto de inflexión para Mercedes, como ya hiciera en Barcelona, pero no fue así y fue al contrario, todo se tornó de color rojo, y además el plateado de Hamilton quedó relegado a la quinta posición

Hamilton y Räikkönen, se perdieron por Montreal

La carrera de ayer de ambos pilotos fue paralela. Kimi había realizado hasta Barcelona su mejor inicio de temporada en muchos años, probablemente desde 2013; Por su parte, Hamilton, venía de ganar de manera aplastante en Barcelona y de hacer un 'decente' tercer puesto en Mónaco.

Kimi Räikkönen. Foto: Fórmula 1
Kimi Räikkönen. Foto: Fórmula 1

El británico, llegaba aquí con la esperanza de sumar su segunda victoria en tres carreras, y tercera de la temporada, y más teniendo en cuenta lo que le gusta Canadá a Hamilton. Fue una sorpresa ver a Hamilton desaparecido, todo el fin de semana, aunque todos pensaron que en la carrera resurgiría, cuando llegaba la clasificación del sábado, y el solo se posicionaba cuarto, algo hacía pensar que no estaba bien. 

A Kimi le pasó algo similar. El fin de semana no fue malo del todo, no estuvo mal en los libres y en clasificación tuvo un pequeño error que le relegó fuera del Top 3. Sin embargo, en la carrera, como le pasó a Hamilton, desapareció. En la salida perdió la posición con Ricciardo, y el finés no se movió de esa sexta posición. Hay que contar que Ferrari no instaló la evolución de motor en el monoplaza de Räikkönen, solo lo hizo en el coche de Vettel, pero aún así, el 'Iceman' no tuvo el ritmo ayer. 

Por parte de Hamilton, es verdad que como dijo Bottas, el coche no estaba a la altura del Ferrari evolucionado de Vettel. Pero el problema particular del británico va más allá. En un circuito donde tenía que haber aumentado la ventaja con Vettel y Ricciardo, se la recortaron los dos. Vettel le superó y Ricciardo se le acercó un poco más clasificando por delante de el en la carrera. Hamilton es de esos pilotos que nunca se rinde, pero, un golpe bastante duro como este, ¿le afectará? o ¿lo motivará? Paul Ricard lo dirá

Lewis Hamilton. Foto: Fórmula 1
Lewis Hamilton. Foto: Fórmula 1

Renault: Para unos sí, para otros no

El fin de semana de los españoles fue realmente irregular. Fernando Alonso finalizó la carrera con un abandono, cuando tras salir en la catorceava posición, remontó para entrar en la zona de puntos. Por parte de Carlos Sainz, el de Madrid, realizó una buena actuación clasificando octavo por detrás de su compañero de equipo. 

El motor Renault traicionó a unos, y acertó en otros. Particularmente, en el caso de Alonso no funcionó en ningún momento durante el fin de semana. McLaren estuvo flojo, y volvió a dar esa imagen de equipo pobre que no se recupera. Todo empeoró en la carrera, el motor de Alonso dijo "basta" en la vuelta 43, y el asturiano tuvo que llevar su MCL33 de vuelta a boxes, dejando un amargo sabor de boca. 

Fernando Alonso. Foto: Fórmula 1
Fernando Alonso. Foto: Fórmula 1

En el caso de Carlos Sainz, en ningún momento tuvo problemas. En la relanzada del Safety Car, protagonizó un incidente con 'Checo' Pérez, de lo más peligroso, y el cual debió haber acabado en sanción para el madrileño, aunque ninguno de los dos sufrió penalización. En carrera, de nuevo, en condiciones iguales y normales, Carlos no pudo con Hülkenberg, aunque si esta más cerca que antes de su compañero, poco a poco. 

Verstappen, Leclerc, y Ocon, mirando al futuro

El holandés de Red Bull, consiguió su segundo podio en tres pruebas, y de no ser por su error en los libres 3 de Montecarlo, probablemente, tenía ritmo para subir al podio y ganar la carrera en territorio monegasco. No obstante, en Canadá, Max firmó el fin de semana perfecto para resarcirse de las críticas y de los rumores. Un fin de semana en que solo la victoria hubiera hecho completamente perfecto el Gran Premio de Canadá para el joven holandés volador, que buscará seguir con esta buena racha en Paul Ricard. 

Max Verstappen. Foto: Fórmula 1
Max Verstappen. Foto: Fórmula 1

El monegasco de Alfa Romeo Sauber volvió a brillar en Fórmula 1, que desde que en Bakú le cogió el truco al coche y a la competición, no para de derrochar el talento y la cabeza que tiene. De nuevo en los puntos, y clasificando en Q2 con un Sauber, Leclerc sigue ganando enteros para ir a un equipo más grande en 2019. A parte, por segunda vez este año, se defendió de manera perfecta y eficaz de todo un Fernando Alonso. 

Por último, el francés de Force India, firmó un buen noveno puesto acompañado de un buen fin de semana en general. Ocon también esta empezando a coger el buen ritmo que demostró en 2017, y en categorías inferiores. También quedó por delante de su compañero de equipo, y también apunta a salir a un equipo mayor si el equipo indio no mejora su situación. 

Estos tres pilotos serán el futuro cercano de la Fórmula 1. Los tres ya se las vieron de maneras muy serias en el karting, y cada uno por su lado, han llegado a la Fórmula 1, y si nada se tuerce, apuntan a tres candidatos claros a campeones en un futuro no tan lejano, cuestión de tiempo. 

Charles Leclerc. Foto: Fórmula 1
Charles Leclerc. Foto: Fórmula 1