Flashback 24 Horas de Le Mans 2017: Porsche se impone y Toyota sigue con problemas

La temporada pasada Toyota, no pudo poner fin a su mala suerte en este trazado y tras un inicio complicado, el número 2 de Porsche consiguió imponerse y hacerse con la victoria, la tercera consecutiva del equipo en Le Mans.

Flashback 24 Horas de Le Mans 2017: Porsche se impone y Toyota sigue con problemas
Coche ganador de las 24 Horas de Le Mans | Foto: Getty Images

El Campeonato de Resistencia llega a Le Mans, una de las pruebas más duras de la temporada, y también una de las favoritas, tanto para los pilotos que compiten en el WEC como para los aficionados del motor. La primera prueba del calendario fue las 6 Horas de Spa-Francorchamps, donde Alonso, Buemi y Nakajima se llevaron la victoria al frente del equipo Toyota Gazoo Racing

Esta semana, Fernando Alonso parte a Francia para disputar las 24 Horas de Le Mans e intentar llevarse la victoria junto con sus compañeros de equipo; el español quiere borrar el mal resultado de sus últimas dos carreras en Fórmula 1 y subir al podio. Sin embargo, los resultados del equipo Toyota en este circuito no fueron buenos el año pasado, ya que tuvieron que retirar sus dos coches. 

El 17 y 18 de junio del año pasado se disputó la tercera cita de la Temporada 2017 del Mundial de Resistencia, las 24 Horas de Le Mans. Fue una de las carreras más calurosas que se recuerdan, con temperaturas superiores a los 30 grados, por lo que se podía ver a los pilotos e ingenieros descansando y reponiendo fuerzas en cualquier lugar del circuito.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Porsche gana una carrera impredecible

El Porsche número 2, pilotado por Brendon Hartley, Timo Bernhard y Earl Bamber, se hizo con la victoria en las 24 Horas de Le Mans, consiguiendo así su decimonoveno triunfo en esta prueba y el tercero consecutivo. El Porsche número 2 salía en la cuarta posición tras terminar a 3,2 segundos del coche número 7 del equipo Toyota en la clasificación. 

En una carrera tan larga como esta, la clave es no darse por vencido ya que hasta que los pilotos no vean la bandera a cuadros, todo es posible. Se pensaba que el Porsche número 2 podría haberse quedado sin ninguna opción de ganar la carrera por una avería apenas tres horas después de comenzar la prueba. Se detectó un fallo en el sistema híbrido cuando Bamber rodaba en la cuarta posición, por lo que tardaron casi una hora en solucionarlo.

Brendon Hartley tomó los mandos del monoplaza cuando el equipo ocupaba la posición 50, y tanto él como el resto de sus compañeros comenzaron una de las mayores remontadas de la historia de Le Mans que duraría las 20 horas restantes. Cuando Hartley se subió al monoplaza, le dijeron que pilotase al límite, tenía que rodar once segundos más rápido por vuelta para alcanzar al LMP2 que lideraba la carrera, algo que parecía imposible.

Sin embargo, en Le Mans nunca está todo dicho y las cosas cambiaron para el Porsche número 2 cuando Timo Bernhard se subió al monoplaza a falta de dos horas y 20 minutos para el final, recuperó la vuelta que separaba a su equipo de la victoria y consiguió hacerse con el liderato a falta de 67 minutos para ver la bandera a cuadros. Fue la segunda victoria de Bernhard en Le Mans, también era la segunda de Bamber y la primera para el actual piloto de Fórmula 1, Brendon Hartley.  

Nueva desilusión para Toyota

El equipo Toyota hizo doblete en la clasificación de las 24 Horas de Le Mans, con el coche número 7 por delante del 8 a 2,3 segundos. Fueron los más rápidos en la clasificación y eran los coches a batir; además, querían terminar en una buena posición después del mal resultado que obtuvieron en 2016. El Toyota número 7 comenzó liderando la prueba, el Toyota número 8 adelantó al Porsche número 1 y se hizo con la segunda posición, hasta que las 22:30 horas, Buemi tuvo que entrar a boxes por un problema mecánico. Cuando se detuvo en el garaje, una gran humareda comenzó a salir de su monoplaza; los mecánicos intentaron solucionar al problema y las reparaciones se alargaron casi tres horas, por lo que terminaron la prueba octavos, con 9 vueltas de retraso sobre el líder. 

Foto: 24 Horas de Le Mans
Foto: 24 Horas de Le Mans

El otro Toyota, el 7, lideró las primeras diez horas de la carrera sin mayores problemas, consiguió una ventaja de entre 30 y 50 segundos sobre el Porsche número 1, aunque hubo un periodo con el coche de seguridad en pista en el que Kobayashi intentó acelerar y se quedó sin potencia. El piloto se encontraba en la recta principal, por lo que tenía que dar otra vuelta completa, en torno a 13 kilómetros para llegar a boxes. Esto sucedió pasados 45 minutos de la media noche, Kobayashi intentó llevar su Toyota al box a 55 kilómetros por hora, pero finalmente tuvo que detenerse por un problema en el embrague.

Después de que los favoritos hubieran tenido que abandonar, el Toyota número 9 era la última esperanza. Este coche estaba una vuelta por detrás del líder, el Porsche número 1, pero aún quedaba mucha carrera por delante y podían suceder muchas cosas. Sin embargo, poco más de media hora después de que abandonara el Toyota número 7, Lapierre sufrió un pinchazo, un trompo, un incendio y una pérdida de presión hidráulica, todo en la misma vuelta, por lo que tuvo que detener su monoplaza a escasos metros del pitlane. 

Toyota nunca ha ganado en Le Mans, ha tenido mala suerte en los últimos años y es una prueba que se le atraganta al equipo cada año, está por ver si este año cambia la suerte del equipo.

Dos coches de LMP2 suben al podio

Tras el abandono de dos coches del equipo Toyota, los problemas del coche número 8 y la retirada del Porsche número 1, el equipo Jackie Chan DC Racing pudo subir al podio con su coche número 38 y 37, ocupando la segunda y la tercera posición, respectivamente. Nunca antes en la historia de esta prueba un equipo de LMP2 conseguía subir al podio.

Así, Thomas Laurent, piloto del coche 38, se convirtió en el piloto más joven en ocupar un escalón del podio en las 24 Horas de Le Mans. Además, su compañero de equipo, Ho Pin Tung, fue el primer piloto chino que conseguía subir al podio en esta carrera.

Las 24 Horas de Le Mans siempre dan muchas vueltas; así, el monoplaza que logró la pole position en LMP2, el coche número 26 del equipo G-Drive Racing también tuvo que abandonar. 

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

En GTEPro, el coche 67 de Chevrolet Corvette, equipo del piloto español Antonio García, estuvo a punto de hacerse con la victoria en su categoría, pero su compañero de equipo, Jordan Tayley se salió de la pista cuando faltaban dos vueltas para el final, perdiendo así el podio y facilitando la victoria del 97 de Aston Martin. 

En la última de las categorías, GTE Am, el 84 de JMW Motorsport se hizo con la victoria tras completar 333 vueltas, estuvo seguido del 66 de Ford Chip Ganassi Team UK y del coche 55 de Spirit of Race. 

En esta mítica carrera también se pudo ver a algunas caras conocidas de la Fórmula 1, como Bruno Senna y Nelson Piquet, que lucharon durante la noche por hacerse son el liderazgo en LMP2. Nicholas Prost y Bruno Senna, que compartían monoplaza en el equipo Rebellion, perdieron 90 minutos el domingo por la mañana por un problema en la caja de cambios y, finalmente, terminaron la carrera decimosextos. Rubens Barrichello, otro de los pilotos míticos de la Fórmula 1, terminó decimocuarto en la categoría de LMP2, que compartía monoplaza con Jan Lammers, el piloto que más experiencia tiene en esta prueba.