Previa de Fernando Alonso en las 24h de Le Mans 2018: A por la doble corona

El piloto de Oviedo afronta uno de los mayores retos de su carrera como profesional este fin de semana en el circuito de Le Mans, afrontando las 24 h del mundial de resistencia.

Previa de Fernando Alonso en las 24h de Le Mans 2018: A por la doble corona
Fernando Alonso. Foto: WEC

Esta semana, Fernando Alonso, tiene la opción real de afrontar la consecución de la Triple Corona. Tras intentar empezar esta travesía el año pasado en la Indy500, Fernando tuvo que aplazar este logro, ya que su Andretti Honda se paró por problemas de motor, como no, cuando el asturiano estaba luchando por ganar la carrera. 

Por este motivo, Alonso, por el momento, intentará lograr la doble corona, teniendo ya victorias en Mónaco, con una victoria en Le Mans, optaría a la mítica Triple Corona, que tan solo posee el mítico Graham Hill, padre de Damon Hill. El británico, consiguió las 500 millas de Indianapolis en 1966, las 24h de Le Mans en 1972, y el GP de Mónaco, en repetidas ocasiones, en el '63, 63, y 65, y en el '68 y 69. 

Tras el logro de Graham, algunos pilotos pudieron ganar dos de las pruebas que componen el tridente del automovilismo mundial, pilotos como Juan Pablo Montoya, o Jim Clark, ganaron en Mónaco y en las 500 millas, pero no en Le Mans. Pilotos como el mítico Bruce McLaren o Jochen Rindt, ganaron en Le Mans y en Mónaco, pero no en Indianapolis. 

Fernando Alonso, tiene ante si, la oportunidad de decidir si quiere quedarse como "el campeón que lo intentó", o como "El segundo piloto de la historia que completa la triple corona". Y es que teniendo en cuenta la edad del asturiano, no ganar este fin de semana en Le Mans, significaría dejar a un lado el sueño de la triple corona, que como mínimo, de querer seguir intentándolo, serían dos años más al máximo nivel, Alonso puede y quiere hacerlo. 

Foto colectiva de los pilotos. Foto: WEC
Foto colectiva de los pilotos. Foto: WEC

Alonso, confiado, y líder del WEC

Fernando, llega con sus compañeros de coche, Buemi y Nakajima, como líder del mundial de resistencia. Las 6h de SPA - Francorchamps fueron un éxito para el equipo Toyota Gazoo Racing que hizo doblete, con sus dos coches, el #8 de Fernando Alonso y sus compañeros, y con el #7 de Conway, Kobayashi, y López, tres pilotazos. 

Parece ser que el equipo nipón, es el equipo favorito para ganar las 24h de Le Mans, y obviamente, el equipo más fuerte de los LMP1 por el momento. Sin embargo, los monoplazas de Rebellion Racing, fueron los que más cerca estuvieron, a nivel de ritmo, de los Toyota, teniendo a André Lotterer, pilotazo alemán de la Fórmula E y de otras categorías, a la cabeza, junto con Bruno Senna. 

En los entrenamientos libres anteriores al Gran Premio de Canadá, Toyota se volvió a mostrar como el equipo más fuerte, tras la victoria en Bélgica. Fernando Alonso fue el número uno en estas pruebas, y demuestra que está perfectamente preparado y capacitado para este reto tan grande, a la altura de pocos. 

Pilotos de Toyota GR. Foto: WEC
Pilotos de Toyota GR. Foto: WEC

Esto comentó Alonso, respecto al trato con el equipo y sus compañeros: "No fue difícil. Sabía que aquí hay muchos momentos juntos y tienes que compartirlos con tus compañeros, desde el test de Baréin del año pasado ya vi un grupo sólido y unido en todo el equipo. Nos lo pasamos bien juntos, ese es el secreto de Toyota."

A lo que añadió que: "Tenemos nuestras habitaciones, con simuladores, jugamos a cartas, compartimos taxi, hacemos deporte juntos... el equipo nos organiza para estar unidos, así que te sientes muy cercano a tu equipo. No nos importa si gana el coche 7 o el 8, es todo el mismo equipo". Mostrando la gran filosofía de Toyota. 

Expectativas de Fernando para Le Mans

El bicampeón del mundo de Fórmula 1, afronta este reto con gran ilusión y fuerza, tras otra mediocre temporada en Fórmula 1, por motivos ajenos a su estado de forma y pilotaje. En unas extensas declaraciones, ha afirmado como se ha preparado para este reto, y cuales son sus sensaciones. 

El Toyota GR #8. Foto: Twitter Toyota
El Toyota GR #8. Foto: Twitter Toyota

"Ha sido un proceso en el que tienes que ir mejorando desde el test en Baréin del año pasado. El progreso por mi parte ha sido enorme. Cada vez entiendo mejor el coche, paso más tiempo con los ingenieros, en el simulador. Entiendes la forma en la que tienes que conducir para maximizar la parte híbrida. Eso es definitivamente un gran desafío, y parte de la preparación". Comentaba Alonso.

A lo que añadió que: "Hace falta mucho tiempo y dedicación. Este año ha sido muy ajetreado por los viajes, esa es la parte que todos veis. Pero lo peor de esta temporada con ambos Campeonatos es la cantidad de preparación fuera de cámaras, todo el estudio, el trabajo que te llevas a casa. El manual de pilotaje aquí tiene 60 páginas, y te las tienes que estudiar. Es como estar en la escuela 20 años después".

Así explicó el piloto español, la combinación entre Fórmula 1 y WEC, en menos de una semana: "Es desafiante y difícil, aunque desde fuera parece fácil. En Canadá estuve liderando los tiempos en Libres 1. La gente no se da cuenta cuán difícil es eso. Llegas a un coche diferente, que se comporta diferente, en el que te sientas en una postura diferente, la velocidad es diferente, y también cómo tienes que conducir. En F1 intentas frenar lo más tarde posible y acelerar antes, y aquí quizá es al revés, aquí tienes tráfico y cada vuelta es diferente. Es el mismo deporte, pero es un estilo completamente diferente". 

Fernando Alonso en el briefing. Foto: WEC
Fernando Alonso en el briefing. Foto: WEC