Previa histórica Gran Premio de Singapur 2010: Alonso brilla en Marina Bay

En una carrera llena de incidentes y emoción hasta la línea de meta, el español se impuso por solo 0,293 décimas a Sebastian Vettel.

Previa histórica Gran Premio de Singapur 2010: Alonso brilla en Marina Bay
Aonso brilla en Marina Bay | Fuente: Getty Images

Del 24 al 26 de septiembre tuvo lugar la decimoquinta prueba del mundial de la temporada 2010. Con un clima seco y cálido, muy propio de Singapur, las luces se encendieron y el fin de semana dio comienzo. Fue uno de los más emocionantes en cuanto a la lucha por la victoria y por unos puntos clave de cara al campeonato.

Además, hubo dos novedades en la parrilla para el gran premio: Nick Heifdfeld corrió por primera vez en aquella temporada con Sauber -en sustitución del español De la Rosa- y Klien debutó con Hispania puesto que Yamamoto, piloto titular, estaba enfermo. También hubo lugar para grandes mejoras en los principales equipos de la temporada. Ferrari realizó cambios en su alerón delantero, el fondo plano y el difusor mientras que Red Bull incorporaba un nuevo alerón delantero y Mclaren una evolución para ser competitivo en circuitos urbanos.

Esa carrera fue especial para el equipo Force India que llegó a sus 50 carreras en Fórmula 1 y Lotus Racing adquirió los derechos del nombre de Team Lotus para 2011, de modo que al año siguiente el equipo Lotus pasó a llamarse Caterham F1. La jornada del viernes transcurrió tranquila y los Red Bull lideraron todas las sesiones de libres.

El sábado llegó el turno de la clasificación. Fernando Alonso dejaba patente el alto nivel del Ferrari F10 con el mejor tiempo en la Q1, el segundo mejor en la Q2 y, finalmente, con la pole en la Q3. Seguido de cerca por Sebastian Vettel, que se quedó a una décima, y los dos Mclaren de Hamilton y Button. El español Jaime Alguersuari finalizaba en undécima posición, rozando el paso a la Q3. La sesión clasificatoria se vio interrumpida por una bandera roja del monoplaza de Massa y le obligó a salir en último lugar. Con esta pole, Fernando consiguió dos poles consecutivas (no las lograba desde Reino Unido y Canadá 2006) y también para la Scudería, hecho que no lograba desde el año 2008 (Turquía y Mónaco).

 

El domingo el clima se mantenía seco y caluroso y la alta humedad en pista así como la larga duración de la prueba hacía que esta carrera fuese una de las más exigentes de la temporada para pilotos y monoplazas. Antes de la salida, el español Jaime Alguersuari sufrió una fuga de agua que le obligó a salir desde el pit lane. En el momento en que se apagaron los semáforos, Vettel atacó la primera posición pero Alonso se defendió y mantuvo el liderato. Se produjo poco después un toque entre Liuzzi y Heidfeld que causó la salida del Safety Car.

En el ecuador de la prueba, Kobayashi trompeó en la entrada de la curva 18, la que se introduce bajo las gradas, y Senna fue incapaz de esquivarle. El accidente provocó la segunda salida del coche de seguridad, reagrupando de nuevo a todos los monoplazas. Entonces se abrió una ventana de paradas y el líder de la carrera y el segundo se detuvieron en la misma vuelta. Estos estaban a una distancia muy amplia del tercer rival, Hamilton. Este intentó adelantar a Webber después de la parada pero un exceso de confianza con las gomas aún frías hizo que ambos colisionaran dejando al británico fuera de carrera.

Otro momento grabado a fuego en nuestra memoria, y nunca mejor dicho, fue el espectacular incendio en el monoplaza de Kovalainen tras un toque con Buemi que le dañó el sistema de carburante. El incendio fue tan violento que en cuestión de segundos devoró parcialmente el Lotus dejándolo sin pintura ni adhesivos. El propio piloto lo apagó con ayuda de los comisarios y unos extintores de espuma. El resultado fue una intensa humareda en la recta de meta en las últimas dos vueltas que nubló en parte la pasada por meta en la última vuelta del F10 de Alonso.

Fernando Alonso celebra su vigesimoquinta victoria | Fuente: Zimbio
Fernando Alonso celebra su vigesimoquinta victoria | Fuente: Zimbio

En el pódium pudimos ver a un pletórico Fernando en el cajón más alto seguido de Sebastian en segunda posición y de Mark Webber en tercera, mejorando en gran medida su quinta posición en la tarde del sábado. Jaime Alguersuari finalizaría en una decimosegunda posición después de una gran remontada. Con esta victoria, el español conseguía la 25ª de su carrera, su primer Grand Chelem (pole, vuelta rápida y carrera liderada de principio a fin) y también recortar distancias por el mundial con Webber, colocándose en segunda posición tan solo a 11 puntos del primero.

En un gran premio que ya ha pasado a la historia, sólo queda esperar hasta este fin de semana para comprobar si también el de 2016 logrará hacerlo. Luces, cámaras y… ¡Gasolina!