Nico Rosberg, nuevo líder del mundial, brilla bajo la noche de Singapur

El alemán se ha llevado la victoria en un emocionante Gran Premio de Singapur dónde la estrategia ha jugado un gran papel. Fernando Alonso ha conseguido un gran 7º lugar y Carlos Sainz, tras un incidente en la salida, solo ha podido ser 14º.

Nico Rosberg, nuevo líder del mundial, brilla bajo la noche de Singapur
Fuente: @F1

A las 20h local, el semáforo del Gran Premio de Singapur se ha apagado y ha dado paso a la acción en pista. En la parrilla había presentes 21 pilotos, ya que Romain Grosjean no ha podido tomar la salida con su Hass. Existe una estadística histórica que indica que en Singapur hay una posibilidad del 100% de que el Safety Car haga acto de presencia a lo largo de las 61 vueltas que dura el Gran Premio. Pues bien, esta edición no iba a ser menos y en la primera vuelta, tras un accidente de Nico Hulkenberg y Carlos Sainz, el coche de seguridad ha aparecido. El alemán, cuyo coche quedó destrozado en mitad de la recta, no tuvo más remedio que abandonar, mientras que Carlos Sainz se vio obligado a entrar prematuramente a boxes para arreglar los daños sufridos en el monoplaza.

Tras el accidente, las primeras vueltas han transcurrido con normalidad. A pesar de que en la séptima vuelta a Nico Rosberg le han advertido de problemas en sus frenos, el alemán lideraba con autoridad, mientras que Daniel Riccardo intentaba darle caza. Alrededor de la vuelta 20, se han vivido los momentos más emocionantes de la carrera, cuando Max Verstappen intentaba adelantar curva tras curva a Daniil Kvyat, pero éste se defendía de manera magistral. El holandés, después de quejarse por radio, tuvo que poner distancia con Kvyat, ya que sus neumáticos estaban gastándose demasiado rápido. Más tarde, el holandés consiguió adelantar a Kvyat y Checo Pérez después de su última parada en boxes y consiguió remontar hasta la sexta posición.

Foto: F1
Foto: F1

Por su parte, Fernando Alonso realizó una magnífica salida, beneficiándose del toque entre Hulkenberg y Sainz, y rodó casi todo el Gran Premio en quinta posición. Sin embargo, el español, en la parte final de la carrera, no pudo defenderse de un brutal Sebastian Vettel, que venía remontando desde la última posición de la parrilla. Alonso tampoco pudo con Max Verstappen después de aguantarle durante algunas vueltas hasta que el McLaren dijo basta y finalmente ha acabado en una magnífica séptima posición.

Alrededor de la vuelta 34, Daniel Riccardo intentó hacerle un undercut sin mucho éxito a Nico Rosberg. Por su parte, Kimi Raikonen, que rodaba en cuarta posición, adelantó a Lewis Hamilton en pista y a continuación entró a boxes a poner neumáticos blandos. El podio ya era una opción real para Ferrari, ya que con esas gomas podrían llegar hasta el final, pero cayeron en la trampa de Mercedes. Los de Brackley decidieron ser creativos y como Hamilton rodaba en cuarta posición y no podía con el ritmo del finlandés, pero tenía suficiente margen con el piloto que le perseguía, decidieron mandar al inglés a boxes para protegerle de un posible safety car y presionar más a Kimi. Los de Ferrari se asustaron, y a pesar de que Hamilton estaba a 35 segundos del finlandés, le hicieron entrar en boxes. De esta manera, Hamilton ha logrado volver a la tercera posición, relegando a Raikonen a la cuarta.

Este movimiento por parte de Mercedes, provocó que Red Bull reaccionara y mandaron a Riccardo a boxes para proteger su posición y ponerle superblandos. Sin embargo, Nico Rosberg no pudo hacer lo mismo, ya que su distancia con Riccardo era justa y no podía arriesgarse a entrar a boxes. Por este motivo, las últimas vueltas han sido de máxima emoción, ya que Riccardo le recortaba tiempo a Rosberg vuelta tras vuelta, pero el alemán, que se había estado reservando por sus problemas de frenos, pudo contraatacar aumentando su ritmo. Finalmente, Nico Rosberg ha entrado primero a la meta, con Daniel Riccardo segundo a 0,488 milésimas y Lewis Hamilton tercero.

Las luces de Marina Bay ya se apagan, pero un año más no han defraudado y nos han dejado una emociónate carrera. Nico Rosberg ha conseguido su primera victoria por las calles de Singapur y sale líder del mundial con una ventaja de 8 puntos sobre su compañero. Sebastian Vettel ha salvado los muebles de Ferrari con su genial remontada, pero los de Maranello han vuelto a hacer el ridículo con un episodio que recuerda a Abu Dabi 2010. Carlos Sainz no ha podido rematar su estupendo fin de semana y ha finalizado decimocuarto, rodando toda la carrera con problemas en su coche. Por su parte, Fernando Alonso ha vuelto a brillar exprimiendo su McLaren-Honda al máximo.

El Gran Premio de Singapur ya es parte del pasado. El mundial cada vez está más interesante y hay dos pilotos deseando alcanzar la gloria. La recta final ya ha empezado. En dos semanas volverán a rugir los motores en el Gran Premio de Malasia y en VavelF1 os mantendremos informados.