La Firma de F1 Vavel: no hay freno para Nico

Ni el mayor talón de Aquiles que tiene los Mercedes, los frenos, puedieron parar a un Rosberg que va lanzado al título. Ayer, una nueva victoria haciendo gala del pilotaje sublime que lleva haciendo durante toda la temporada. Además, Mclaren volvió a puntuar con un Alonso excelente.

La Firma de F1 Vavel: no hay freno para Nico
La Firma de F1 Vavel: No hay freno para Nico

Rosberg va sin frenos, y no, no me refiero a los de su coche ayer que bastante sufrieron ya para llegar al final de carrera. Es una referencia a su estado actual de pilotaje, de cómo le están saliendo las cosas y a que de nuevo, es el líder del Mundial, completando así la remontada a un Hamilton mostrando una cara totalmente diferente a la del alemán. Al inglés se le ve nervioso, con miedo a regalar un Mundial que antes del parón veraniego parecía que no se le podía escapar.

Se ha cambiado las tornas y es Nico el que ahora acumula carreras ganadas, y el inglés al que se le acumulan los problemas y las malas actuaciones. Ayer tercero y gracias, ya que Ferrari le regaló inexplicablemente el podio al inglés tras un error garrafal de Ferrari, o un acierto inmenso de Mercedes, depende del punto de vista.

Foto: AP
Foto: AP

Nico por ocho

La estrellada noche de Singapur vio brillar a una de las estrellas plateadas, Nico va lanzado a ser campeón del mundo. Desde la vuelta siete con problemas de freno y con un Ricciardo con sed de victoria, pero nadie puede pararlo. Está en una nube destino a su primer Mundial. Conducción suave pero rápida, gestionando una distancia suficiente con el piloto de Red Bull para que en el tramo final de carrera, cuando los frenos le dijeran basta, no cediera esa preciada primera plaza.

Más sabiendo que Hamilton estaba descolgado y sufriendo por mantener el tercer escalón del podio. Rosberg, se presentó en Singapur dos puntos por detrás de su compañero, hizo la pole, ganó el domingo y completó la remontada. Ahora es él el que ve el camino despejado, es líder con ocho puntos de distancia, mismo número que las victorias que Rosberg ha conseguido ya este año.

Victorias: Nico ocho, Hamilton seis

Pese a la poca diferencia que continúa habiendo entre los dos pilotos de Mercedes, importa más la sensación de que el pilotaje de Hamilton está sufriendo un bajón, de que Nico le está comiendo poco a poco la confianza. Al inglés se le ve nervioso, ayer se acentúo con los problemas de frenos, no siendo excusa viendo el resultado de Nico. Este Mundial lo acabará ganando quien haga menos terceros puestos, porque en situaciones normales, Rosberg y Hamilton se repartirán los dos primeros escalones del podio en las seis carreras que quedan. Rosberg coge ventaja.

Nico y su felicidad inmensa. Foto: AFP
Nico y su felicidad inmensa. Foto: AFP

A Ferrari le hacen el lío

Gran parte del tercer puesto cosechado por Hamilton se la debe a su equipo. Mercedes tiró de picaresca y Ferrari puso las dos piernas en el cubo de agua. Una clara metáfora del quiero y no puedo de la escudería italiana. Tenían medio podio conseguido cuando Räikkonen presionaba a Hamilton y era cuestión de tiempo que el finlandés pasara al inglés. Con mejores gomas y con los problemas de frenos de Hamilton, Räikkonen se lo iba a cenar.

Ferrari regaló el podio a Hamilton

Pero de repente cambio de guión en Mercedes. Plan B, plan que nadie en Maranello se esperaba porque lo que vino a continuación destapó muchas de las carencias de los italianos. Hamilton entra en boxes a cambiar neumáticos, realiza una parada más de la prevista. Räikkonen pasaba a ser tercero pero Ferrari entra en pánico, la parada genera dudas. ¿Hacemos parar al finlandés o lo aguatamos hasta el final?. Si lo hacían parar iba a salir detrás de Hamilton, si lo aguantaban había altas posibilidades de llegar hasta el final y finalizar terceros, más sabiendo que la remontada del de Mercedes era difícil tal y como tenía los frenos.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Pero en Ferrari no pueden ni con la estrategia y hicieron parar a su piloto, copiando así la estrategia de Mercedes, quienes se frotaron las manos, Ferrari había picado y evidentemente salió detrás del inglés. Ese impás de dudas les condenó. Tienen un gafe encima del que no se pueden librar.

Batman en Singapur

Si Ferrari fue la cruz, pese a la espectacular remontada de Vettel, Alonso y su Mclaren fueron la cara. El asturiano se enfundó el traje de superhéroe y hizo vibrar a todos sus aficionados. Era Batman bajó la calurosa noche asiática. Subido en su Mclaren llegó a rodar gran parte de la carrera en el quinto puesto y fue el primero detrás de las escuderías del otro planeta Mercedes, Red Bull y Ferrari. El séptimo puesto del español muestra los avances de la escudería de Woking, por delante ya de los Toro Rosso y los Williams, y en paraelo de los Force India.

Alonso: "Llegué a pensar en el podio tras la primera curva"

Ayer Alonso los aguantó, y solo cedió ese quinto puesto que tenía amarrado con uñas y dientes cuando llegaron Vettel y Verstappen, a quien tuvo detrás la mayoría de tiempo. Esa quinta posición fue fruto de una de las mejores salidas que ha realizado este año, aunque ya no sea una novedad. Pasó del noveno al quinto en la primera curva, de hecho estuvo a pocos metros de pasarla cuarto, pero Räikkonen aguantó.

Lo mejor de ello es que la pudo aguantar prácticamente toda la carrera. Dio guerra, y empezó a enseñar que Mclaren está cerca. Estas últimas seis carreras son bastante favorables a los Mclaren y se les verá en los puntos regularmente. Hay quienes dicen que uno de sus objetivos sería plantarles cara a los Ferrari en Abu Dhabi, son los más optimistas. Hasta entonces, Alonso se seguirá poniendo la máscara de superhéroe bajo ese casco que brilló ayer como nunca.

formulaunoenestadopuro.com
formulaunoenestadopuro.com