Daniel Ricciardo ha recuperado la confianza tras la victoria en Malasia

El australiano señala que lleva una buena racha y que se debe a tener confianza en sí mismo.

Daniel Ricciardo ha recuperado la confianza tras la victoria en Malasia
Daniel Ricciardo en la parrilla de Japón | Fuente: Getty Images

El Gran Premio de Malasia disputado en Sepang hace dos semanas ha cambiado la mentalidad de Daniel Ricciardo para bien. El australiano ha asegurado haber recuperado el nivel óptimo de confianza después de una temporada 2015 bastante negativa, en la que no conquistó ninguna victoria y, además, perdió el duelo interno contra su compañero de equipo Daniil Kvyat. Esta temporada, el de Red Bull ha visto cómo dos posibles victorias (Barcelona y Mónaco) se escapaban de sus manos tras errores de estrategia o en las paradas de su equipo. La victoria en suelo malayo le ha hecho volver a confiar en sí mismo y en sus posibilidades.

Sobre sus resultados en las últimas carreras, el aussie se muestra claro y optimista: “En Budapest conseguí un podio, y desde entonces he estado en el cajón en todas las carreras menos en Suzuka y Monza. Podría decirse que llevo una buena racha. Es probablemente confianza en mí mismzo. Una buena racha es sinónimo de confianza y mi autoestima está a buen nivel. Estoy contento con eso”, ha declarado en una entrevista a Crash.net.

El australiano se muestra contundente y afirma que ganar en Malasia le sentó genial y le ayudó a quitarse un peso de encima. A nivel de confianza, dice “estar genial ahora” y que llega a las carreras con mentalidad positiva: “Eso siempre es más fácil con un buen resultado, así que ojalá pueda mantener este momento”, ha concluido en la entrevista.

Por otro lado, tras ser espectador en primera fila del cambio entre Kvyat y Verstappen en el Gran Premio de España, Ricciardo se muestra contento con su joven compañero. Daniel, tercero en el mundial de pilotos, supera al holandés, que es quinto, por 47 puntos. Salvo problema mayor, no debería serle difícil terminar por delante de Max. A falta de cuatro carreras para el final, la temporada del aussie está siendo extraordinaria y, de seguir así, terminaría como el primero del resto tras los Mercedes, dejando claro el alto nivel al que está rindiendo.