Nico Rosberg aguanta la presión y es campeón del mundo de Fórmula 1

El piloto alemán se ha proclamado campeón del mundo tras finalizar segundo el Gran Premio de Abu Dhabi. Lewis Hamilton, que frenó a sus rivales hasta el final, ganó la carrera, pero no pudo evitar el alirón de su compañero. Sebastian Vettel ha cerrado el podio. Jenson Button acaba su carrera en la Fórmula 1 con una avería mecánica y Felipe Massa, noveno.

Nico Rosberg aguanta la presión y es campeón del mundo de Fórmula 1
Nico Rosberg aguanta la presión y es campeón del mundo de Fórmula 1 | Fuente: Mercedes AMG

Nico Rosberg se proclama campeón del mundo tras terminar la carrera en segunda posición, apenas medio segundo detrás de Lewis Hamilton, que ha luchado con inteligencia hasta la última curva por ser campeón. El inglés ha liderado prácticamente toda la carrera, pero ha tenido que hincar la rodilla ante el nuevo campeón de Fórmula 1.

Nico tenía que finalizar en el podio para ser campeón. Lewis tenía que ganar y que su compañero fuera cuarto. Y ese ha sido precisamente su objetivo durante toda la carrera. A pesar de tener ritmo para rodar en solitario, el inglés ha rodado con la lentitud suficiente como para no poner en riesgo su victoria, pero sí hacerlo con la posición de Nico. Tanto ha sido así que entre el británico y Max Verstappen apenas ha habido 1,5 segundos de diferencia. Especialmente en las últimas vueltas, cuando la llegada de Sebastian Vettel con neumáticos nuevos hacía peligrar el segundo puesto de Nico, se ha notado el tapón de Lewis.

Sin la brillantez que da ganar un campeonato desde la primera posición, pero igualmente válido, Nico ha corrido en Abu Dhabi con la calculadora en la mano. Inteligentemente, ha evitado riesgos al adelantar a Max Verstappen en la vuelta 22 y colocarse en la estela de su compañero para ya no abandonarla hasta el final.

Lewis y Nico cruzan la línea de meta | Fuente: Mercedes AMG
Lewis y Nico cruzan la línea de meta | Fuente: Mercedes AMG

De esta manera, Nico toca el cielo 34 años después de que lo hiciera su padre, Keke Rosberg. Ambos, se convierten así en la segunda pareja de padre e hijo campeones del mundo, igualando a los Hill, Graham (1962 y 1968) y Damon (1996). Curiosamente, entre el primer campeonato de Graham y el de Damon pasaron los mismos años.

Lewis, el gran perdedor del año, no podrá superar los títulos de Ayrton Senna, su gran ídolo. El inglés ha perdido por segunda vez un campeonato en Abu Dabi, tal y como sucediera en el mismo escenario en 2010, aunque entonces apenas tenía opciones. Asimismo, se convierte en el piloto que más victorias ha logrado en un año (10) y que no termina imponiéndose en el campeonato.

Por detrás de los sempiternos Mercedes, la gran noticia es la tercera posición de Sebastian Vettel, que consigue para Ferrari el primer podio desde el Gran Premio de Italia. Así, terminan en la escudería del Cavalino con un buen sabor de boca en una temporada llena de sinsabores y absolutamente decepcionante, sin ninguna victoria, como en 2014, y con apenas 10 podios entre el alemán y Kimi Räikkönen. Sólo les queda mirar hacia 2017 con la esperanza de que la nueva reglamentación les ayude a volver a la senda del triunfo.

Sebastian Vettel celebra su podio con sus mecánicos | Fuente: Scuderia Ferrari
Sebastian Vettel celebra su podio con sus mecánicos | Fuente: Scuderia Ferrari

Agotados tras más de 30 vueltas, los neumáticos de Max Verstappen no le han dejado luchar por el podio. Si bien es cierto que la estrategia del neerlandés vino marcada por el accidente que tuvo en la salida con Nico Hülkenberg, que le mandó hasta la última posición en la primera curva. Tampoco Daniel Ricciardo ha sido el aliado que Lewis Hamilton buscaba, ya que la estrategia del australiano le ha llevado a acabar con mucha degradación en sus ruedas y en la quinta posición. Por detrás, del australiano, Kimi Räikkönen, que empezó presionando a Nico Rosberg y que ha terminado lejos de cualquier opción de destacar, en sexta posición.

Detrás de los dos Force India, ha finalizado su carrera deportiva Felipe Massa, en el noveno puesto. El brasileño se despide por la puerta de atrás de la Fórmula 1 tras 14 años en la élite. Para siempre, quedará en su recuerdo el Gran Premio de Brasil de 2008, donde se sintió campeón por apenas medio minuto, lo que tardó Lewis Hamilton en adelantar a Timo Glock y terminar quinto.

La zona de puntos a la ha cerrado Fernando Alonso, que termina el año puntuando. En su esperanza, no tener que volver a mendigar puntos en 2017 y que, de una vez por todas, el dúo McLaren Honda alumbre un monoplaza que permita a sus pilotos luchar, al menos, por el podio. Su compañero de equipo, Jenson Button, desgraciadamente, ha acabado su trayectoria en Fórmula 1 con una avería mecánica. Su suspensión delantera derecha se ha roto al tocar un piano. La reacción del público quedará para la historia: las gradas han roto en aplausos a su paso como homenaje.

Jenson Button y su ingeniero, Tom Stallard, tras el abandono del inglés | Fuente: McLaren
Jenson Button y su ingeniero, Tom Stallard, tras el abandono del inglés | Fuente: McLaren

Carlos Sainz, por su parte, ha acabado con precocidad la carrera. Jolyon Palmer lo ha embestido en la curva 17 y le ha dañado tanto el difusor como la caja de cambios, lo que ha obligado al madrileño a retirarse una vuelta más tarde.

La temporada 2016 ha acabado con emoción y sin decidirse el título hasta la mismísima línea de meta. No se recordaba un final de campeonato tan emocionante desde el año 2008, cuando todo el mundo celebró el título de Felipe Massa hasta que Lewis Hamilton apareció quinto en la clasificación, borrando toda esperanza brasileña.

Sin duda, un buen final que hace mantener la esperanza de cara al año 2017. Una nueva reglamentación que arroja dudas sobre el rendimiento de las escuderías, que tendrán que adaptarse. En cualquier caso, ¿qué duda cabe?, Mercedes y Red Bull comienzan con ventaja. ¿Qué deparará el futuro?

La cuenta atrás ha comenzado: quedan 157 días para que los monoplazas rujan en el circuito de Albert Park, en Melbourne.