Las órdenes de Paddy Lowe son las más importantes en Mercedes

El jefe del equipo, Toto Wolff, asegura que las órdenes de Lowe son las más valiosas ya que él mismo no tiene un botón para hacerlo. Lewis Hamilton desobedeció las indicaciones del director ejecutivo de Mercedes en Abu Dhabi y podría ser sancionado por ello.

Las órdenes de Paddy Lowe son las más importantes en Mercedes
Las órdenes de Paddy Lowe son las más valiosas por radio en Mercedes l Fuente: Getty Images

Los mensajes emitidos por Paddy Lowe a través de la radio a los pilotos son la más alta jerarquía dentro de Mercedes. El expiloto austríaco ha tenido que aclarar esta norma después de que Hamilton ignorase el mensaje de Lowe en las últimas vueltas del GP de Abu Dhabi, cuando desde el muro se instaba al británico a que aumentara el ritmo, porque podría llevarle a perder la carrera.

Así lo confirma el jefe del equipo alemán Toto Wolff, quien asegura que la mayor escala corresponde a la palabra de Paddy y no a él, porque así lo decidieron en una ocasión: "Sí, la instrucción de Paddy es la norma de mayor escala que tenemos en nuestras reglas de compromiso. Hemos inventado esas reglas de compromiso juntos, hace un tiempo, en Melbourne", ha explicado Wolff.

La estrategia de Lewis era otra: ralentizar a su compañero y rival directo en el Mundial, Nico Rosberg, para que Sebastian Vettel y Max Verstappen dieran cuenta de él.

Hamilton, a quien separaban 12 puntos del alemán, tenía aquí su última baza para hacerse con el título y siguió su propio criterio frente a lo que Paddy le decía por radio: "Ahora estoy a la cabeza, estoy bastante cómodo donde estoy", dijo Hamilton ante las palabras de su director ejecutivo. El tricampeón del mundo podría ahora ser sancionado por ello.

Hamilton siguió su intuición en Abu Dhabi l Fuente: Getty Images
Hamilton siguió su intuición en Abu Dhabi l Fuente: Getty Images

Toto Wolff asegura que él no utilia la radio porque conoce sus límites y podría decir cosas no debidas: "No la uso, porque no tengo un botón de radio para hacerlo. Me conozco a mí mismo y existe el riesgo de que lo haga, y lo habría hecho en varias ocasiones en el pasado, y quizá me hubiera arrepentido", ha confesado.

El austríaco está convencido de que no sería buena idea que él administrara las ódenes por radio porque se conoce bien: "Necesitas conocerte a ti mismo, tus habilidades y tus fortalezas y debilidades. Y conozco mis debilidades", ha continuado.

El jefe de Mercedes F1 ha tenido que explicar también por qué intervinieron desde el muro en la carrera cuando habían dicho que no lo harían: "Hubo dos momentos en la carrera cuando había una estrategia de riesgo en que estaríamos perdiendo la carrera. Una era cuando no teníamos claro si Verstappen iría a una parada y estaba en una buena posición. La otra fue cuando Vettel recortaba los segundos más rápido", ha aclarado.

El austríaco afirma que "el principio número uno" del equipo desde hace tres años es siempre "asegurar la victoria" sin importar si es la "primera carrera o la última".

Wolff abre la puerta a cuestionar este método pero no duda de que hicieron lo que tenían que hacer en el momento en el que lo más importante era hacer doblete en el último Gran Premio de 2016: "Se puede cuestionar eso, si es el principio correcto en el futuro, pero eso es exactamente lo que hicimos en el muro de boxes. Hubo estos dos momentos y por eso le pedimos que aumentara el ritmo", ha finalizado.