Fernando Alonso, 36 años llenos de magia

El asturiano cumple su trigésimo sexto cumpleaños en la etapa más amarga de su carrera en cuanto a resultados. VAVEL repasa a su carrera deportiva para rendirle homenaje mientras aguardan tiempos mejores.

Fernando Alonso, 36 años llenos de magia
Fotomontaje: Martín Velarde (VAVEL España)

“Magic”, “el nano”, son algunos de los nombres que ha recibido Fernando Alonso a lo largo de su carrera deportiva. Empezó en Formula 1 allá por el año 2001; debutando con Minardi. Y, desde ahí, una leyenda se forjó su futuro en el paso por la máxima categoría.

Sus inicios en kárting

Como todo piloto, siempre se empieza por los karts. Es ahí donde se aprenden las nociones básicas de pilotaje; tales como coger bien una curva, los adelantamientos, estilo de pilotaje, cambio de marchas con palanca…

El padre de Fernando le regaló a éste un kart basado en el MP4/4 de Ayrton Senna, pues el brasileño era y es el ídolo del asturiano. El bicampeón empezó a competir en 1984 a los tres años de edad. Su padre se convirtió en mánager y mecánico del propio Alonso. Además, en 1985, obtuvo la licencia oficial de Real Federación Española de Automovilismo.

Con el paso de los años Fernando se hacía mayor, lo que implicaba ascender en categorías. Categorías cada vez más caras que la familia de Fernando no podía financiar. Fue entonces cuando Genís Marcó, importador de karts, se fijó en el joven asturiano y decidió por ende, financiar su carrera en karts. En 1991, Fernando se hacía campeón de España y del País Vasco en categoría cadete. Y en 1993 y 1994 lograba el campeonato de España; lo cual le permitió pasar al Campeonato del Mundo, becado por la Real Federación Española de Automovilismo. En dicha prueba mundial acabó tercero.

Y todo son triunfos. En 1996 se vuelve a proclamar campeón de España y del mundo Júnior. Y en 1998 repite campeonato nacional.

Primer kart de Alonso / Fuente: Twitter
Primer kart de Alonso / Fuente: Twitter

 

Sus pasos hacia la F1

Después de su tremendo potencial mostrado en karts, fue cuando el ex-piloto de Minardi, Adrián Campos, se fijó en él. Le fichó como sustituto de Marc Gené en el Euro Open by Nissan allá por 1999. En dicho campeonato, Fernando logra seis poles, cinco vueltas rápidas y seis victorias, convirtiéndole en el ganador de Euro Open Movistar del mismo año.

Luego de la Formula Nissan, se pasó a la Nissan 3000 con “Team Astromega”. Quedó cuarto en la clasificación general. Además, se encontró con quien sería uno de sus mejores amigos en la profesión: Mark Webber.

Coche de Formula Nissan de Fernando / Fuente: Wikipedia
Coche de Formula Nissan de Fernando / Fuente: Wikipedia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El gran paso: La Fórmula 1

En 2001 Flavio Briatore se interesó por el español, fichando éste por Renault pero cedido a Minardi como piloto oficial. Debutó en el Gran Premio de Australia de 2001, convirtiéndose así en el piloto más joven en participar en una carrera de Formula 1.

Época Renault (2002-2006)

En 2002 vuelve a Renault de manera oficial, pero ésta vez como probador. El propio Fernando siempre dijo haber sentido tener que estar esta temporada como piloto probador, pues según él fue “un año perdido”.

Ya en 2003, tras la marcha de Jenson Button a BAR, Fernando se convirtió en piloto titular de Renault junto a Jarno Trulli. Fue un año de transición y aprendizaje para Alonso. Acabó finalmente en 6ª posición con 55 puntos, quedando por delante de su compañero que acabó 8º. Además, en ese año firmó su primera pole y su primera victoria en el Gran Premio de Hungría.

2004 fue un año similar; pero se veía la mejora de Renault y la del propio Alonso. El español acabó el mundial en 4ª plaza con 59 puntos.

El primer mundial (2005)

En 2005 fue el primer mundial de Fernando Alonso. Fue un año especial para España. Su compañero de equipo pasaba a ser Giancarlo Fisichella. El español ganó el título con 133 puntos, 7 victorias y 15 podios. Casi nada. Se convertía así en el piloto más joven en ganar un mundial de Formula 1. Además, el Gran Premio de San Marino fue histórico tras su batalla con Michael Schumacher. Y en ese mismo año, Fernando recibió el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, ya que el jurado consideraba que había conseguido llegar a la cumbre de su especialidad deportiva tras años de grandes sacrificios y renuncias con el único apoyo de su familia en los inicios de su carrera y es hoy un ejemplo para la juventud española y mundial. Su trayectoria es la consecuencia de la firme voluntad por el triunfo.

Segundo mundial y batacazo a Schumacher (2006)

2006 fue el año cumbre. El mejor Renault. No era el coche más rápido. El más veloz era el McLaren Mercedes; sin embargo la fiabilidad del motor alemán no acompañaba por aquel entonces. Algo muy distinto hoy en día. El Gran Premio de Hungría fue mítico. Salía Fernando desde la 15ª plaza, ya que fue sancionado en los libres por acciones peligrosas según la FIA. En la salida, Fernando adelantó a siete pilotos. Y en dos vueltas, bailaba sobre la lluvia. Consiguió ponerse en primera posición. Y, cómo no, ese adelantamiento al “káiser alemán” por fuera de la curva. Sin embargo, una tuerca mal puesta en un pit-stop le obligó a abandonar. En 2006 también ganó por primera vez en España, en el Circuito de Cataluña. Acabó el año con 134 puntos, 7 victorias y 14 podios.

Fichaje por McLaren Mercedes: un año que no fue (2007)

En 2005 ya se anunció que Fernando fichaba por la escudería británica para 2007. Su compañero de equipo sería Lewis Hamilton, un novato que más tarde se convertiría en su peor pesadilla. El 8 de abril lograba su primera victoria con McLaren en el Gran Premio de Malasia. Sin embargo, el equipo inglés, según prensa inglesa y demás medios, perjudicaba a Fernando y beneficiaba a Lewis. Nació así una lucha entre prensa inglesa y española que llevaría, tras el Gran Premio de Hungría, a la autodestrucción de McLaren entre Fernando Alonso y Ron Dennis. El español y el inglés estallaron, zanjando así su relación. Además, el famoso “spygate”, es decir, el paso de información McLaren (Fernando Alonso) a Ferrari. El español pasaba datos y demás a la escudería italiana. Por ello, McLaren perdió todos sus puntos en el mundial y Hamilton y Fernando quedaron empatados a puntos, aunque Lewis quedó segundo y Alonso tercero, ambos empatados con 109 puntos. Ganó así el mundial un Kimi Raikkonen que ni él se lo esperaba.

 

     

2008 y 2009, vuelta desesperada a Renault

A partir de aquí, la mala suerte para Fernando Alonso comenzó. Volvió a la escudería que le hizo campeón del mundo con la esperanza de lograr lo que con McLaren no pudo conseguir. Para su suerte, fue su ex compañero de equipo, Lewis Hamilton, quien ganase el título. Tanto 2008 como 2009 fueron años mediocres. Años en los que Alonso, como siempre, sacaba lo máximo de su coche. De 2008 cabe destacar el Gran Premio de Bélgica, donde Fernando, tras parar en la última vuelta para poner gomas intermedias, logró pasar a 5 pilotos y auparse hasta la 4ª plaza.

Fueron años donde el Renault luchaba por 7 u 8avos puestos, como mucho, a merced de algún otro podio.

El gran cambio: Ferrari (2010-2014)

2010: Error fatal en Abu Dabi

En 2010, Fernando fichaba por “el cabalino rampante”. Hizo historia (otra vez) al ganar la primera carrera con Ferrari en el Gran Premio de Bahréin 2010. Todo un hito. Se aproximaba un año genial, marcado también por el Gran Premio de Alemania 2010 y el famoso “Fernando is faster than you” (Fernando es más rápido que tú) que le indicaron a Felipe Massa. Ferrari le ordenaba al brasileño, que iba en primera posición, que dejase que Alonso le adelantara, pues el mundial estaba entre el bicampeón y entre los dos Red Bull. Fue una carrera que pasaría a la historia, pues a partir de ahí nacieron las famosas órdenes de equipo.

Fernando, lamentablemente, no ganó el mundial. Fue un error de estrategia por parte de Ferrari en el último Gran Premio, el de Abu Dabi, el que le dejó fuera de combate. Stefano Domenicalli (jefe de Ferrari), Andrea Stella (ingeniero de Alonso) y Chris Dyer (jefe de ingenieros), reconocieron que sólo estuvieron pendientes de Webber y no de Vettel, además de la gran cantidad de tráfico que Fernando tendría cuando saliera de boxes. Pues fueron los dos Renault, el de Petrov y el de Kubica, quienes impidieron el título de Alonso. En aquella época no había DRS, y el F10 de Fernando no tenía la velocidad punta de los Renault; quedándose así. Acabó el mundial en segunda posición con 252 puntos, 4 menos que Vettel. Hizo 4 victorias y 10 podios.

2011: No estaba Ferrari

El año siguiente fue peor. Fue McLaren quien acabó subcampeón por delante de Ferrari. Además, Jenson Button plantó cara a Vettel. Acabó Fernando cuarto en el mundial con 257 puntos y una victoria (Silverstone). Vettel volvió a ganar con 11 victorias y 392 puntos.

2012: Un año diferente

2012 fue un año de locura. Fernando empezó la temporada de manera espectacular. Hubo siete ganadores distintos en las primeras carreras. Imposible olvidar el Gran Premio de Europa, donde Fernando regaló una victoria, quizás la mejor de su carrera, a la afición española en Valencia. Empezó 11º y acabo 1º (tras abandono de Vettel). Volvió a ganar en Alemania y Malasia. Además fue bastante regular en el podio: se subió hasta en 12 ocasiones. Sin embargo, los abandonos de Bélgica y Japón le costaron el título. Abandonos por choques externos.

Sin embargo el Gran Premio de Brasil 2012 lo cambió todo. Vettel, tras sufrir un gravísimo choque en la salida, logró remontar hasta la 6ª posición. Fernando acabó 2º detrás de Button. Sebastian ganaba así su tercer mundial con 281 puntos, tres más que el español.

2013: Dominio absoluto de Sebastian Vettel

2013 fue lo peor. Su única victoria fue en Cataluña, la última de su carrera hasta ahora. Adrian Newey se inventó un coche bestial. Vettel logró 9 victorias seguidas. Red Bull dominaba así a Ferrari. Fernando quedó subcampeón con 242 puntos; mientras que Vettel obtuvo nada más ni nada menos que 397 puntos. Nada que hacer para el español con un coche inferior. Aún así, Fernando obtuvo nueve podios.

2014: el adiós a Ferrari

2014 fue el año de los motores híbridos. Fue sin dudas el peor año de los de Maranello. Ni una victoria. Sólo obtuvo dos podios y acabó 6º en el mundial con 161 puntos. Ferrari acabó el año en 4ª plaza, por detrás de Williams, con 216 puntos. Fernando decía así adiós al equipo de su vida. Su compañero era Raikkonen, algo que se hizo notar en los puntos de la escudería.

Fernando Alonso, última carrera con Ferrari, 2014 / Fuente: Zimbio
Fernando Alonso, última carrera con Ferrari, 2014 / Fuente: Zimbio

McLaren Honda, nuevos retos y decepciones: (2015- actualidad)

2015: año de transición y adaptación

En 2015 Honda volvía a la Fórmula 1 de la mano de McLaren. Fue el peor año de la historia de la escudería británica y de Fernando en cuanto a resultados. El motor nipón se rompía todo el rato. Únicamente obtuvieron 27 puntos, quedando penúltimos por delante de Manor. Fernando logró 11 puntos. Fue en este año el único que Fernando se vio superado por su compañero de equipo (Jenson Button) en el mundial. Aunque, con un coche así, poco se puede hacer.

2016: año de mejoras y de promesas

En 2016 la cosa prometía y parecía ir mejor. El motor japonés era más potente, más fiable. Los de Woking acabaron el año de una manera mejor que en 2015 (peor no se podía hacer). Fueron sextos en constructores con 76 puntos. Una mejoría tremenda. Alonso acabó el año en décima plaza, con 54 puntos, 33 más que su compañero Jenson Button. 2017 prometía.

2017: nuevas reglas, nuevas decepciones

Este año ha sido un amasijo de novedades técnicas en F1. Coches más rápidos, mejor preparación física, más fuerza G… Y Honda prometía que este año iba a luchar ya por podios o quizás victorias. Pero no, el haber desarrollado mal el motor en pretemporada ha dado sus frutos amargos. Vuelta al 2015. Fiabilidad pésima, mayor ridículo… Sin embargo, Fernando probó suerte en las 500 Millas de Indianápolis en busca de la “Triple Corona” solo conseguida por Graham Hill. Alonso casi gana, pero, cómo no y para colmo, el motor Honda no pudo más y se rompió.

Indy 500, Fernando Alonso / Fuente: Zimbio
Indy 500, Fernando Alonso / Fuente: Zimbio

Sólo el futuro dirá el porvenir de Alonso, pero sea donde sea, que siga dando muchas más alegrías a sus aficionados. En resumen, 283 grandes premios, 32 victorias, 97 podios, 22 poles, 22 vueltas rápidas, dos campeonatos del mundo de F1, 1834 puntos. Sus números hablan por sí mismos. Números que no corresponde a la realidad en la que estuvo compitiendo en algunos años. Historia del deporte español.

Formula 1