Hirotoshi Honda: "Comprendo el motivo de desilusión de Fernando Alonso"

El hijo del fundador de la empresa nipona se sincera y explica los problemas que han tenido estos años de alianza con McLaren.

Hirotoshi Honda: "Comprendo el motivo de desilusión de Fernando Alonso"
Hirotoshi Honda: "Comprendo el motivo de desilusión de Fernando Alonso" / Imagen: Twitter @McLarenF1

"No power", "No power", "No power". Se trata de la frase repetida continuamente por el español Fernando Alonso ha causado el divorcio entre Mclaren Honda. Los continuos problemas, tanto de fiabilidad como de rendimiento, han hecho que Honda deje de suministrar motores de los de Woking .

La temporada que viene Renault pasará a suministrar unidades de potencia a McLaren y Honda lo hará al equipo B de Red Bull, Toro Rosso. Esta maniobra puede hacer de puente para que en la temporada 2019 Red Bull también monte motores Honda, acaba contrato con Renault en 2018. 

Hirotoshi Honda entiende perfectamente la frustración que tiene Fernando Alonso por no ganar ya que perder tres años de su vida profesional es mucho y más siendo uno de los mejores pilotos de la F1: "Comprendo muy bien el motivo de la gran desilusión de Alonso. La vida profesional de un deportista es muy corta y muy estresante para perder tres años en un momento tan importante de su carrera. Por lo demás, no es mi culpa, pregúntale a Honda".

Pit Stop del equipo Mclaren /  Imagen: Twitter @McLarenF1

El hijo del fundador de Honda recalca que en la cultura japonesa no está la palabra rendirse, ellos siempre pelean, aunque la situación no sea favorable: "Estoy seguro de una cosa: los japoneses tenemos la cultura de luchar en la Fórmula 1. Somos muy educados, pero podemos pelear".

Por último Hirotoshi Honda ha añadido que su padre era un luchador, no le gustaba ser segundo: "Mi padre era un verdadero luchador. Odiaba quedar segundo. Hay que ganar decía siempre. Poco antes de su muerte, cuando estaba en el hospital y Senna ya no podía ganar con McLaren-Honda, mi padre se quejó de esta situación desde su cama. Pocos días después de su muerte, el brasileño ganó en Hungría con una bandera negra en el brazo. Cuando lo escuchamos, mi familia y yo lloramos".