Cowell: “Tener solo tres motores es una locura”

A pesar de ser el motor que más fiabilidad tiene, desde la escudería aseguran que tres motores por temporada es una locura.

Cowell: “Tener solo tres motores es una locura”
Andy Cowell a la izquierda de Nico Rosberg (Fuente | Zimbio -  Mark Thompson)

Desde que entró toda esta normativa de los motores híbridos, Mercedes AMG F1 Team ha sido el rey con cuatro campeonatos Mundiales, tres conseguidos por Lewis Hamilton y otro por Nico Rosberg. Su motor ha sido el más fiable de todos y en pocas ocasiones han tenido que usar ese quinto componente de una parte del motor, que conllevaba sanción correspondiente.

En este 2018, la FIA ha disminuido el número máximo de motores que usar a lo largo de la temporada, de cuatro a tres. Fabricantes como Renault u Honda ya se quejaron cuando se confirmó la noticia, sobre todo los japoneses.

A este carro de quejas también se sube, de manera muy sorprendente, Mercedes. El jefe de motores de las estrellas plateadas, Andy Cowell, dice lo siguiente: “Tener solo tres motores en una temporada es una locura, porque los constructores tendremos que reconstruir todo el motor y también reforzar partes débiles. Una cosa es fabricar un motor para cuatro o cinco carreras y otra es hacerlo fuerte para que dure más tiempo”, comenta Cowell en una entrevista con Automoto.it.

El británico piensa que ahora no solo valdrá con cambiar una pieza y dejar las otras tal cual, sino que, también haría falta cambiar el resto para que el motor se competitivo: “No es cambiar una pieza y dejas las otras sin modificar. En la práctica vamos a tener que hacer motores totalmente nuevos porque todos los detalles van a tener que soportar un mayor estrés”, aseguró.

A Mercedes no le hace falta mejorar mucho, ya que son los Reyes de esta era, pero si lo suficiente para mantener a Ferrari detrás: “Los motores no van a perder solidez. De hecho, incluso vamos a mejorar algunos caballos, aunque el progreso no será tan evidente como en el pasado".

Cowell también habla de los equipos clientes, en este caso concreto, Williams. Quienes pagaran menos: “Los que ahorran son los equipos privados que tienen motores disponibles al más alto nivel, pero pagarán un 40 por ciento menos que en 2012, por dar un ejemplo. El coste de toda la operación se transfiere a los fabricantes”.

El jefe de motores desvela un dato impactante: “Debemos construir al menos 80 o 100 motores para luego probarlos en el banco y coger los tres o cuatro con mejores características de durabilidad y potencia, porque no todos los motores nacen iguales y deben probarse. Un coste enorme que los constructores no podemos recuperar porque los suministros se han reducido a la mitad, por lo que gastamos más y los clientes pagan menos. No es una buena operación comercial”, finalizando su entrevista.