Renault será patrocinador del Gran Premio de Francia

La marca gala apoyará así el regreso del Gran Circo a su país tras varios años sin estar en el calendario.

Renault será patrocinador del Gran Premio de Francia
Cartel publicitario del Gran Premio de Francia | Fuente: circuitpaulricard.com

Francia se prepara para regresar por todo lo alto al calendario de Fórmula 1 con la celebración de su gran premio en el Circuito de Paul Ricard, que se disputará del 22 al 24 de junio. Aunque esta carrera no se celebra en el país galo desde hace justo una década (en 2008 se disputó en Magny Cours), el circuito no albergaba al Gran Circo desde el año 1971. El ganador de ese primer año fue Jackie Stewart, que terminó por delante del ídolo local François Cevert.

Renault Group contará con una gran presencia durante todo el fin de semana de carreras. Tendrán un stand amarillo con miles de invitados y una flota de vehículos puestos a disposición del circuito así como una gran zona de entretenimiento para los aficionados, entre otras muchas novedades. Así, la marca utilizará el regreso del evento después de 10 años para celebrar su 120º aniversario.

Christian Estrosi, presidente del GIP Gran Premio de Francia – Le Castellet, ve este hecho como una oportunidad para demostrar la excelencia de la marca y la existencia de un movimiento francés establecido en la Fórmula 1. “La industria automotriz francesa es un activo para nuestro país y un verdadero orgullo. Triunfar en la recuperación de este gran premio, después de 10 años de ausencia, es una oportunidad para demostrar la excelencia de la marca Renault. Junto con nuestro equipo nacional, los directores deportivos franceses de otros equipos, los tres pilotos franceses y todas las personalidades francesas influyentes, un verdadero movimiento francés establecido en la Fórmula 1”, ha destacado.

Para Cyril Abiteboul, director general de Renault Sport Racing, el Gran Premio de Francia será “un destacado para todos los fanáticos de la Fórmula 1” pero también “para todos los franceses”. Se trata de una “gran oportunidad para que el Grupo Renault demuestre su compromiso con el automovilismo” en Francia y también para que su equipo demuestre “su competitividad y ambición en la disciplina reina”.