En McLaren sufrieron para introducir el halo en el MCL33

El halo sigue sorprendiendo a muchos, las pruebas que han hecho cada escudería han sido duras y en McLaren las tachan de “escalofriantes”.

En McLaren sufrieron para introducir el halo en el MCL33
Matt Morris en 2014 (Foto: @McLaren)

La escudería McLaren sigue trabajando en su coche, ya se acercan a la recta final de este largo y cuidadoso proceso y Matt Morris, jefe de ingenieros, explica, en una entrevista para el portal estadounidense Motorsport, que es lo que más dolores de cabeza le ha causado.

Una de las novedades de este 2018 es la introducción del halo y los ingenieros se han buscado las mañas para sacar el mayor rendimiento aerodinámico posible, tarea nada sencilla. “Ha sido un gran reto. Las cargas que debe soportar son muy altas. Siempre supimos que iba a ser un desafío e invertimos algo de tiempo y dinero para hacer bastantes pruebas”. Hace unos días, James Allison, director técnico de Mercedes, aseguraba que esta pieza soportaba el peso de un autobús de dos plantas.

En las palabras de Morris se puede notar el duro trabajo que han hecho para introducir esta pieza: “Obviamente no quieres tener que volver a construir todo el chasis, pero fabricamos varias piezas de prueba, teníamos halos ficticios, piezas de halos y halos enteros y probamos la interrelación. Encontramos algunos problemas, pero lo hicimos lo suficientemente temprano para poder reaccionar a ellos y unir el halo al chasis principal. No estoy diciendo que lo hiciéramos sin dificultades, hubo bastantes momentos vertiginosos cuando haces el test estático desde el ángulo oblicuo, en el que soporta el peso de un bus de Londres”.

Cada equipo puede poner el halo como quiera, aunque la FIA les haya dado un modelo igual para todos, Morris cree que habrá diferencias y que los test no son fáciles de pasar: “Es un test bastante duro, así que no me sorprendería si la gente tiene problemas. Espero que no, porque queremos ver a todos los equipos en las pruebas de invierno, pero ha sido un desafío interesante”, deseaba.

También se vio apurado en otros aspectos del monoplaza: "En algunas semanas hemos ido un poco justos, pero hemos conseguido recuperar el programa normal. Si hubiéramos cambiado el motorista antes, habríamos podido hacer muchas más cosas con antelación, pero, de cualquier modo, siempre apuramos en partes como el chasis o el emplazamiento de la caja de cambios, aunque llegamos a un momento de tenemos que terminar el chasis ya y necesito saber qué motor vamos a montar".

Otro miembro de McLaren, Peter Prodromou, jefe de aerodinámica, decía la semana pasada que está “deseando ver el halo de otros equipos”, ya que este puede “marcar diferencias en la aerodinámica”.