La Fórmula 1 tendrá pérdidas millonarias hasta 2020

Tras un informe publicado por Morgan Stanley, una reconocida entidad financiera estadounidense, estima que el deporte perderá 176 millones de euros entre 2018 y 2020.

La Fórmula 1 tendrá pérdidas millonarias hasta 2020
Monoplazas durante el Gran Premio de Estados Unidos | Imagen: Getty Images

Liberty Media, nuevos propietarios de la Fórmula 1, se enfrentan a su segunda temporada al frente de la categoría reina del automovilismo con el objetivo dar aún más espectáculo y acercar el deporte a los aficionados. Para ello, han realizado algunos cambios en la normativa: como el nuevo logotipo, de estilo tradicional y minimalista, que ha dado mucho que hablar, los nuevos horarios, en los que ahora cada Gran Premio comenzará a y diez, en vez de a la hora en punto, para recuperar la tensión previa al arranque de la carrera, además que los GP que se disputen en Europa, se retrasarán 1 hora y 10. A estos cambios se les suman los eventos en ciudades, los streaming vía internet o la sustitución de las azafatas de la parrilla por niños que compiten en otras categorías con el fin de que estén más cerca de la Fórmula 1.

Todos estos cambios y la inversión realizada, ha pasado factura a Liberty Media, que tendrá pérdidas millonarias. Según un informe publicado por Morgan Stanley, entre 2018 y 2020, la Fórmula 1 perderá unos 176 millones de euros. Este decrecimiento en los ingresos se debe, por un lado, a la pérdida del GP de Alemania en Nürburgring, y la marcha de dos de los principales patrocinadores: la empresa de seguros Allianz y el banco UBS. En la pasada temporada, se registró la peor caída de los últimos diez años, aunque nada comparado con las pérdidas que sufrirán en las próximas temporadas. Sin embargo, se prevé que los ingresos aumenten en concepto de derechos televisivos, que llegarán a casi 2000 millones de euros en 2020; aunque no es suficiente para compensar las pérdidas.

De todos los gastos, el principal, con un 68%, se corresponde con los pagos a las diez escuderías, además de los intereses por la deuda y los costes en amortización. Por ello, Liberty Media se ha propuesto eliminar los bonos históricos, como el que se le concede a Ferrari por ser el equipo más veterano, así como reducir los premios económicos, con el fin de ser más justos con los pequeños equipos. Esta última medida ha gustado a algunos y a enfadado a muchos otros, sobre todo a los equipos más poderosos.