La Ley del mínimo esfuerzo: El Shaarawy otra vez salvador
El Shaarawy consigue el tercer gol del AC Milan en su estadio en lo que va de liga | Foto: www.asromalive.it

Con un Allegri permanentemente cuestionado y protegido por la directiva, el AC Milan jugaba en casa ante el Genoa con Del Neri como nuevo inquilino del banquillo. Los genoveses querían salir de Milán con los tres puntos, como ya hicieran otros clubes en lo que va de liga y dejar al club rossonero en puestos de descenso si mañana los resultados se producían favorables para los de abajo. 

El entrenador milanista siguió confiando en la defensa de tres, formada por Bonera, Yepes y Zapata, con dos carrileros por las bandas. Pato volvía a ser titular en un partido desde la pretemporada. Había regresado al fútbol oficial desde que jugó en Agosto un amistoso contra Suecia. Su pretemporada fueron los Juegos Olímpicos de Londres, en los que quedó medalla de plata. 

Volviendo al partido, no es que fuera un encuentro para recordar en lo que fue su primera parte. Durante muchas ocasiones, el club de San Siro tuvo el balón la mayoría del tiempo de los primeros 45 minutos. El club de Del Neri esperaba para salir a la contra y pillar despistada a la defensa milanista. Sin embargo, las llegadas a campo contrario de los de Allegri se quedaban en blanco y no materializaban las ocasiones. 

Ausente el fútbol

Cada partido se demuestra más en el Milan que Montolivo no es, ni mucho menos, el "Pirlo" de esta nueva plantilla y, el que esté solo en mediocampo organizando el juego es síntoma de la situación por la que está pasando el equipo. El Genoa no cambiaba su forma de jugar. Sabía que, tarde o temprano, los defensas milanistas cometerían un error que les permitiría robar el balón en tres cuartos de campo y crear peligro. Y así fue. Zapata perdió la posicióny el balón en varias ocasiones y, bien su compañero Yepes (el mejor milanista en el global del encuentro) o bien los errores del Genoa hicieron que el marcador siguiera con empate sin goles. 

Sin fútbol, con disparos sin acierto. El partido estaba siendo más que aburrido hasta que llegó el de siempre en San Siro esta temporada. El Shaarawy recibe una asistencia de Abate y bate por bajo al portero del Genoa anotando su tercer gol en el estadio en liga. Los tres únicos goles que el club rossonero ha metido en su propio estadio en lo que va de curso. 

Poco que destacar en realidad de un partido típico del fútbol italiano en sus mejores tiempos. Uno gana por nombre, por ímpetu, por ganas de regresar al lugar de donde nunca debió caer. El otro, invitado de excepción, va a por la sorpresa y no se conforma con salir con un solo punto. En resumen, el AC Milan suma 10 puntos de 27 posibles y se queda en mitad de tabla, a falta del resto de la jornada. Del Neri, en cambio, en su debut en el banquillo, mantuvo su filosofía de juego durante los 90 minutos y casi estuvo apunto de empatar el marcador. 

Ahora no hay tiempo para descansar. Sin más, el martes el club de Massimiliano Allegri tiene una complicada prueba en Sicilia, ante el Palermo. El Genoa, en cambio, recibirá el jueves a la Fiorentina en el cierre de la décima jornada. Mucho tendrá que mejorar el Genoa con el cambio de entrenador si quiere optar a posiciones más altas. Quizás, la circunstancia de estar en un campo tan complicado como San Siro, provocó que su juego fuera a la espectativa. La cuerda de Allegri sigue tambaleándose. Mientras las condiciones económicas del club y la confianza con la directiva le dan seguridad en el puesto, muchos son los rumores que, semana a semana, le colocan fuera del equipo. 

VAVEL Logo