El Cagliari vence 1-0 al Sampdoria y continua su buena racha

Partido aburrido  para los aficionados al fútbol, pocas ocasiones de gol y poco juego por parte de las dos escuadras. Los locales salieron al campo con el peso de la palabra crisis sobre las botas e intentaron dar una alegría a sus aficionados. Pero Pulga ha enseñado bien a los suyos a aguantar y a defender. Y a eso se dedicaron. Con eficacia más que solvente frustraba cada intento de ataque de la 'Samp'. Los de casa controlaban el partido en su mayor parte, pero no alcanzaban a encontrar un hueco claro en la defensa contraria, Maxi López no encontraba su sitio ni a si mismo y solo Eder conseguía crear peligro. El descanso llego sin goles ni fútbol y las pocas ocasiones de gol llegaron a balón parado o en esporádicos contragolpes del Cagliari.

La segunda parte despertó respondona y trancurridos solo dos minutos, Dessena hacia el gol del Cagliari, el único gol del partido. Un bonito gol en plancha rematando de cabeza un centro desde la derecha de Thiago Ribeiro. El tanto fue un fallo clamoroso de toda la defensa azul, incluido el portero, que mira impasible como sobrevuela sus cabezas un balón fácil de despejar, y como Dessena remata solo dentro del área pequeña y casi entra con el balón en la portería. El Cagliari no había hecho gran cosa para marcar pero el Sampdoria no es precisamente un equipo solido en estos momentos.

 

El gol parece espabilar un poco al Sampdoria, y el partido coge algo de ritmo. Conti en un salto propina un codazo a Maxi que bien podía haber sido expulsión. En el saque de la falta Agazzi no consigue blocar el balón y lo deja muerto en área para que Gastaldello marque a placer. Pero inexplicablemente no acierta con el arco de la portería y tira por fuera la mejor ocasión de su equipo. En un momento clave además, ya que hubiera supuesto empatar el partido a los pocos minutos de recibir el gol. Con el consiguiente peso psicológico.

En el minuto 12 de la segunda parte Ekdal deja el mejor detalle de calidad del partido, realizando un gran pase en profundidad con el exterior. Por desgracia para este, el pase no encuentra destinatario.

El partido transcurre sin cambios en su desarrollo. Tiros sin mucho peligro, jugadas a balón parado y el Cagliari esperando para sentenciar al contragolpe.

Es en uno de estos balones parados donde llega la polémica del partido. Munari, que apenas llevaba 10 minutos sobre el campo, marca de cabeza el gol del empate para el equipo local. Pero la jugada estaba anulada por el arbitro. Maxi López estaba en fuera de juego, a pesar de la airadas protestas de sus compañeros y de todo el  estadio, y tira por tierra un gol que hubiera cambiado el partido.

El Sampdoria continúa intentándolo sin éxito, sin éxito ni excelentes recursos tampoco. Eder y el recién entrado Munari son los más activos en ataque. Pero la defensa del Cagliari rechaza toda tentativa de los de azul, muy tímidas en su mayoría.

Beradini da forma a toda la impotencia de su equipo en una fortísima entrada sobre Dessena, una entrada que pudo lesionar de gravedad al goleador del partido y que debió de suponer la expulsión para el defensor.

Pasan los minutos, y en contra de lo esperable, es el Cagliari el que se anima cada vez más en ataque. A cada ataque del Atalanta responde el Cagliari con un contragolpe y el Atalanta no tiene muchas fuerzas para defenderlos y no anda sobrado de ganas tampoco. Así en varias ocasiones los delanteros visitantes se encuentran con enormes autopistas hacia la portería rival. Primero es Nene el que disfruta de una ocasión. Y poco después Dessena, a pase de Ibarbo, busca el segundo con un potente tiro que toca en un defensa y, con un envenenado desvió, se dirige directo a portería. Rechaza el portero. Grandísima parada de Berni que salva a los suyos de un gol hubiera significado la sentencia al partido.

En el atalanta es otra vez Eder el que lo intenta. Entra por la banda izquierda a pierna cambiada y se saca un gran tiro con el interior del pie derecho. Tampoco tiene éxito, pero es sin duda el mejor de los locales.

El partido está cada vez más impreciso. Se fallan cada vez más pases en el medio del campo y se pierden muchos balones, por parte de ambas escuadras. Esto beneficia al Cagliari, que esta mucho mejor armada atrás que los de casa. Aprovecha para tirar contragolpes y perder tiempo. Uno de los contragolpes más claros para el Cagliari es desaprovechado por Ibabor que se no sabe muy bien que hacer con el balón.

El partido se alarga hasta los 95 minutos, pero sin ningún cambio, ni en el juego ni en el resultado.

Tercera victoria consecutiva para los sardos, también por 0-1, el equipo de Pulga parece haber encontrado la formula con la que  sacar el máximo rendimiento a cada uno de sus goles. Una formula que les esta haciendo sumar puntos y acercarse a Europa. Unas posiciones que parecían muy lejanas hace apenas unas semanas.

El Cagliari esta ya por delante del Milan, y con esta victoria además supera a su rival de esta tarde y por delante solo tiene ya a los grandes. El Roma y el Parma son sus próximos  objetivos. Buen mes el de octubre en Cerdeña.

El Sampdoria por su parte se queda con 10 puntos. Y confirma su pésimo momento de forma, acumula, con esta, 4 derrotas consecutivas y no gana un partido desde la tercera jornada de liga. Mucho tendrán que remar los de Ferrara si quieren reconducir tan nefasta situación.

VAVEL Logo