Copa Confederaciones 2003: Francia se reivindicó en un torneo marcado por la muerte de Foé
Rigobert Song y Marcel Desailly, los capitanes Camerún y Francia respectivamente, levantando el trofeo | Foto original: Terra.

El Stade Gerland, en Lyon, el Stade de France, en Saint-Denis, y el Stade Geoffroy-Guichard, en Saint-Éttiene, fueron las tres sedes escogidas para acoger los encuentros de una sexta edición de la Copa Confederaciones en la que participaban las selecciones de Colombia, Camerún, Estados Unidos, Japón, Turquía –que participaba debido a la ausencia de Alemania, subcampeona del Mundial 2002 celebrado en Corea y Japón, que renunció a jugar este torneo-, Nueva Zelanda y las dos grandes candidatas para alzarse con el trofeo, Francia, que quería –como finalmente consiguió- hacerse con la Copa Confederaciones por segunda edición consecutiva y Brasil.

Fase de grupos

Grupo A: Francia, Japón, Colombia y Nueva Zelanda.

El combinado bleu se postulaba como el claro favorito para ocupar el primer puesto del grupo una vez que se disputaran todos los encuentros; las victorias ante Colombia (1-0), Japón (2-1) y Nueva Zelanda (5-0) corroboraron su candidatura al título final.

Una vez que Francia había ganado los dos primeros partidos y que Nueva Zelanda se había estrellado contra Colombia y Japón, la emoción recaía en ver qué selección de las dos últimas nombradas pasaba a la siguiente fase del torneo.

El partido definitivo se disputó el 22 de junio de 2003, donde los casi 25.000 que se dieron cita en el estadio de Saint-Geoffroy-Guichard fueron testigos de cómo la selección colombiana accedía a semifinales gracias a un solitario gol de Giovanni Hernández en el minuto 68. De esta manera, la única selección representante del continente asiático se despedía del torneo.

Selección Partidos jugados Ganados Empatados Perdidos Goles a favor Goles en contra Puntos
Francia 3 3 0 0 8 1 9
Colombia 3 2 0 1 4 2 6
Japón 3 1 0 2 4 3 3
Nueva Zelanda 3 0 0 3 1 11 0

Grupo B: Brasil, Turquía, Camerún y Estados Unidos.

Que Estados Unidos cayera a las primeras de cambio estaba dentro de lo previsto, pero que lo hiciera la selección canarinha no entraba en los planes de nadie. Y Brasil se eliminó por haber marcado menos goles que la selección turca. Es decir, ambas selecciones se enfrentaron en el tercer y último partido del grupo igualadas a puntos, ambas con tres en su casillero tras haber ganado a Estados Unidos y haber sido derrotadas por una espléndida selección camerunesa. El que se suponía que iba a ser el partido de desempate finalizó en tablas (2-2), resultado que permitía a Turquía pasar a las semifinales por haber marcado un gol más que Brasil en la fase de grupos (4 tantos frente a 3 de la selección carioca) una vez que la diferencia de goles era idéntica.

Selección Partidos jugados Ganados Empatados Perdidos Goles a favor Goles en contra Puntos
Camerún 3 2 1 0 2 0 7
Turquía 3 1 1 1 4 4 4
Brasil 3 1 1 1 3 3 4
Estados Unidos 3 0 1 2 1 3 1

Semifinales

Camerún 1-0 Colombia

El 26 de junio de 2003 será recordado como el día en que el jugador camerunés Marc-Vivien Foé, por aquel entonces jugador del Manchester City, cayó desplomado sobre el césped del Stade Gerland, cuando el partido iba a entrar en el último cuarto de hora de juego, para fallecer minutos más tarde debido a una deficiencia cardíaca. Las asistencias médicas no pudieron hacer nada por salvar su vida. A pesar de que en la primera autopsia no se pudo descubrir nada relevante, una segunda autopsia evidenció que Foé padecía una enfermedad hereditaria –miocardiopatía hipertrófica, en concreto- que aumentaba el riesgo de muerte súbita al realizar un esfuerzo físico.

A pesar del fatal desenlace de los actos, los noventa minutos del partido se llegaron a jugar. La selección africana eliminaba a Colombia con un tempranero gol de Ndiefi y pasaría a jugar la final del torneo. El que en condiciones normales sería uno de los momentos más dulces de la historia de la selección de Camerún quedó en un muy segundo plano.

Francia 3-2 Turquía

A pesar del gol de Tuncay al inicio de la segunda mitad, la ‘invitada’ selección turca vio cómo los goles de los gunners Henry, Pirès y Wiltord ponían fin a su aventura en tierras galas. La selección gala lo había conseguido; jugaría la final ante su afición.

Partido por el tercer puesto

Turquía 2-1 Colombia

Lo que sería la antesala de la gran final acabó otorgando el tercer escalón del pódium a Turquía. La selección entrenada por Senol Günes golpeó primero, y nada más comenzar el partido, con un gol de Tuncay en el minuto dos de juego. Ya en la segunda mitad, el goleador colombiano, Giovanni Hernández, puso unas tablas en el marcador que se encargó de romper Okan Yilmaz cinco minutos antes de cumplir el tiempo reglamentario.

Final

Francia 1-0 Camerún

El ruso Valentin Ivanov sería el encargado de arbitrar la gran final, disputada el 29 de junio de 2003 en el Stade de France, en Saint-Denis, ante poco más de 50.000 espectadores.

Por lo que respecta al once inicial de Francia, Jacques Santini alineó de inicio a Barthez, Lizarazu, Gallas, Desailly, Sagnol, Dacourt, Pedretti, Wiltord, Giuly, Cissé y Henry.

Por su parte, el entonces seleccionador camerunés, el alemán Winnie Schaefer –curiosamente dirigiendo a su equipo llevando puesta la elástica de su equipo-, sacaba un equipo titular formado por Kameni, Atouba, Perrier-Doumbé, Song, Mettomo, Mezague, Mbami, Geremi, Djemba-Djemba, Ndiefi e Idrissou. Cabe destacar que Samuel Eto’o empezó el partido en el banquillo.

Francia empezó muy fuerte el partido, llegando en varias ocasiones a la portería defendida por Kameni –cabe destacar un cabezazo de Djibril Cissé que se marchó desviado por poco. Sin embargo, Camerún se fue desquitando de la presión gala poco a poco y también tuvo alguna que otra ocasión de gol, pero Barthez se mostraba muy seguro bajo palos. Se llegaba así al descanso con el empate a cero inicial.

Foto: www.fifa.com (Action Images).

Lo que sucedió en la segunda parte fue bastante similar a lo ocurrido durante los primeros cuarenta y cinco minutos; es decir, la selección dirigida por Santini volvió a ser la dueña del esférico en los primeros compases del segundo tiempo -llegando a tener una ocasión clarísima de gol que el delantero estrella del Arsenal, Thierry Henry, erró casi a puerta vacía- pero Camerún no le perdió la cara al partido y gozó, ya con Eto’o sobre el césped –había sustituido a Ndiefi en el 67’-, de alguna que otra llegada al área francesa. Como ninguno de los dos equipos fue capaz de batir a su rival, el partido se tendría que continuar en la prórroga si es que no se llegaba a la tanda de penaltis.

Por entonces, las reglas del fútbol estimaban que el primer equipo que marcara un gol en la prórroga sería el ganador. Y lo hizo Francia; lo hizo Thierry Henry, que anotó el gol de oro aprovechando uno de los pocos fallos que la defensa camerunesa tuvo en el encuentro. A la postre, el sensacional delantero del Arsenal no solo terminaría el torneo siendo el máximo goleador, con 4 goles, sino que también fue galardonado como mejor jugador de la Copa Confederaciones 2003.

Tras imponerse a Camerún en una final en la que Foé estaba en el recuerdo, Francia lograba su segunda Copa Confederaciones, después de la lograda en 2001 en Corea y Japón y se convertía en la selección que más veces se había alzado con el torneo –aunque actualmente es Brasil la selección que más ocasiones ha terminando levantando este trofeo, hasta un total de tres.

Foto: www.fifa.com (Action Images).

VAVEL Logo