La Roma usará camiseta de marca propia
Francesco Totti (centro) junto al entrenador Rudi García (izquierda) y al director comercial Christoph Winterling. Foto: La Repubblica / Ansa.

Rojo púrpura y amarillo oro, como manda la tradición, son los colores protagonistas en la indumentaria que lucirá la AS Roma durante la próxima temporada, siempre que no juegue como visitante y haya confusión con la ropa de sus anfitriones. Siguiendo la costumbre, también se usará pantalón blanco y medias rojas con bandas amarillas. Como viene siendo habitual, la camiseta será principalmente roja, reservando el amarillo para detalles decorativos en las mangas y, sobre todo, en el cuello, que se cerrará en forma de pico y tendrá una banda vertical amarilla ligeramente descendente. El director comercial romanista, Christoph Winterling, dice que está inspirada en la vestimenta del Roman, uno de los tres clubes que se unieron hace ya 86 años para formar la actual ASR.

Otros detalles destacables son la presencia de las letras "MCMXXVII" (1927, año de fundación del club, en números romanos) en la parte trasera del cuello, y de la frase "Solo per questa maglia... unico grande amore" (sólo por esta camiseta... único gran amor) en el interior, justo encima de una bandera italiana estilizada que, según el club, da a entender que el producto es de fabricación completamente nacional. También llevan una etiqueta en un costado en el que va inscrito un número de serie, con el objetivo de "asegurar que cada camiseta sea única". Asimismo, este es el primer año en el que se utilizará el nuevo escudo, que no aparecerá sólo en la parte frontal, sino que también se podrá ver en el interior de los números de cada jugador, en la espala.

Lo que llama la atención este año es que no se ve por ninguna parte logotipo alguno del fabricante. Esto es debido a que, tras la brusca rotura de contrato con Kappa, el proveedor hasta el año pasado, hubo que buscar a toda prisa un nuevo suministrador; el elegido fue Nike, pero el acuerdo se alcanzó con tiempo insuficiente para que la compañía norteamericana preparara el material deportivo para esta campaña, así que se estableció que el contrato entrara en vigor en verano de 2014. Por eso, al no encontrar ninguna empresa dispuesta a firmar por sólo un año, la Roma ha optado por lanzar las camisetas únicamente bajo el emblema del club. No obstante, se ha sabido que la manufactura es de la firma japonesa Asics.

Ni patrocinio ni segunda

En cuanto a la publicidad, de momento la camiseta llevará el logotipo de Roma Cares, una fundación recién creada por el club con el objetivo de "contribuir con acciones concretas a la ciudad y a la comunidad de Roma mediante actividades filantrópicas", tal como declaró el directivo Italo Zanzi durante la presentación. Zanzi también dijo que el club no se cierra la puerta a acuerdos comerciales que sean beneficiosos, aunque hasta ahora no se haya establecido ninguno.

Se desconoce todavía el diseño de la segunda equipación (que tradicionalmente ha sido blanca, y de la que por ahora sólo se sabe que se presentará a lo largo de los próximos días en Estados Unidos) y el de la tercera, sobre cuyo aspecto se está haciendo una encuesta en la afición. Precisamente, la hinchada romanista ha reaccionado en maneras muy diversas ante el nuevo uniforme. En las redes sociales algunos seguidores se han mostrado satisfechos por la recuperación de una línea clásica, sin extravagancias, y sin un logo de fabricante que "manche" la camiseta; otros, sin embargo, están disconformes porque ven el diseño demasiado simple, más propio de falsificaciones de mercadillo que de un club de primer nivel.

La anécdota de la presentación de la camiseta la protagonizó Francesco Totti, que sirvió como modelo. El capitán, preguntado por su opinión acerca de la camiseta, contestó, literalmente: "He vestido muchas, pero esta es la última". El comentario lo realizó en tono de broma, pero ha activado todas las alarmas sobre la posible salida de un futbolista que ya está cerca de los 37 años, pero que nadie quiere ver fuera del equipo, y más ahora que la institución vive tiempos convulsos, con todo tipo de problemas extradeportivos.

VAVEL Logo