Swansea - Malmö: Europa en el horizonte
El Swansea City buscará esta noche encarrilar su pase a la siguiente fase de la Europa League. (Swansea City)

Esta noche arranca de forma oficial la segunda campaña del Swansea City con el danés Michael Laudrup en su banquillo. Lo hará ante el Malmö sueco, en la ida de la tercera fase de clasificación de la Europa League, una competición nueva para los galeses, que llevan 22 años sin disputar partidos oficiales lejos de las Islas Británicas. A falta de dos semanas para el inicio de la Premier League, este es el encuentro más esperado para una afición, la del Swansea, que presentará un lleno absoluto el Liberty Stadium para animar a los suyos.

A pesar de la juventud e inexperiencia en este tipo de partidos por parte de muchos de los efectivos del equipo galés, de casi 26 años de media, varios jugadores del actual plantel del Swansea como Vorm, De Guzmán o Pablo Hernández, entre otros, ya saben lo que es jugar en Europa, por lo que no les será nueva esta experiencia. Además, contarán en el banquillo con un técnico que conoce a la perfección lo que es jugar este tipo de competiciones. Michael Laudrup acumula doce participaciones en torneos continentales como jugador, incluida la Copa de Europa que ganó con el Barcelona en 1992, y también como entrenador, pues con el Getafe consiguió llegar a los cuartos de final, donde los getafenses fueron apeados por el Bayern de Munich.

Para afrontar este encuentro, se espera que el técnico danés pueda contar con todos sus efectivos, incluidos los dos hombres referencia arriba, el español Michu y el ilusionante fichaje marfileño Wilfried Bony, además de Chico Flores, quien recientemente perdió a su padre y se ha perdido los últimos tres partidos amistosos por una lesión en el muslo.

La prioridad es no encajar goles

Si bien han llegado refuerzos de peso en ataque este verano, Laudrup sabe lo importante que sería ir a Suecia con el marcador en contra a cero. En declaraciones previas al encuentro, el danés ha asegurado que “la clave para jugar en Europa con el partido de ida en casa es no encajar un gol”. El ex técnico de Getafe y Mallorca, entre otros, ha querido, además, resaltar el valor de los goles fuera de casa: “hay una enorme diferencia entre 1-0 y 2-1 en partidos de ida europeos en casa”.

Para mantener la portería a cero, se espera que Michel Vorm esté bajo palos. En la defensa, con la principal duda de Chico Flores, aún recuperándose de su lesión, podría formar con Ángel Rangel, Ashley Williams y Ben Davies, además de Jordi Amat, que sería el sustituto de Chico. Arriba, con Michu y Bony, no parece que haya dudas respecto a quien va a jugar, mientras que donde más complicado parece que va a tener que elegir Laudrup, sea en el centro del campo, donde la competencia esta temporada se avecina muy elevada. Hombres llegados este verano como Shelvey, Cañas o Pozuelo no se lo van a poner nada fácil a los De Guzmán, Dyer o Pablo Hernández.

Dos décadas lejos de Europa

El último precedente oficial del Swansea en Europa fue en 1991, y enfrentó al equipo galés, que había sido campeón de la Copa de Gales, torneo cuyo campeón tenía derecho a disputar la antigua Recopa de Europa, con el Mónaco. El conjunto monegasco, entrenado por aquel entonces por un francés llamado Arsène Wenger, y que reunía en sus filas a futbolistas como George Weah, Youri Djorkaeff o Emmanuel Petit, venció aquella eliminatoria de dieciseisavos de final a doble partido por un global de 10-1 (1-2 y 8-0). De esta forma tan contundente, se terminaba el periplo europeo para el Swansea hasta el día de hoy.

En esta ocasión, a pesar de disputar la vuelta fuera de casa, los galeses parten como favoritos. Vienen de hacer la una de las temporadas más brillantes de su historia, al lograr una más que meritoria novena posición en la Premier League y la primera Copa de la Liga de Inglaterra en su palmarés, tras derrotar por 5-0 al Bradford en el nuevo Wembley.

El Malmö, un rival más rodado

Enfrente, el Swansea tendrá al Malmö sueco, actualmente segundo clasificado de la liga del país escandinavo, y que se encuentra en plena temporada. Entrenado por el sueco Rikard Norling, el Malmö eliminó la semana pasada al Hibernian escocés por un global de 0-9, un resultado que sirve de aviso para los de Laudrup.

El conjunto sueco parte con la ventaja de estar más rodados debido a que su liga empezó el 1 de abril, y ya han disputado un total de 17 encuentros. Además, contará con el factor campo a su favor. Pese a ello, sobre el papel, los galeses parten como favoritos para superar esta eliminatoria. A pesar de ser uno de los mejores conjuntos de Suecia, su nivel sigue estando lejos de las principales ligas europeas, pero la teórica superioridad del Swansea, la deberá demostrar en el campo. Un factor que preocupa al técnico del Malmö es el posible cansancio que puedan acumular sus hombres. Y es que uno de los inconvenientes de estar más rodados es el hecho de acumular muchos minutos en las piernas, algo que puede suponer una desventaja para los suecos.

El Malmö FF llega a Swansea con la duda de uno de sus centrales titulares, Erik Johansson, que es duda debido a una lesión en el pie que se produjo el pasado domingo ante el Gefle. Un partido que, por cierto, perdió el Malmö por 2-0. Mejores noticias para los de Norling llegan de otro defensa, Filip Helander, que podría volver a jugar después de estar seis semanas con la rodilla lesionada.

Partidos del Swansea en Europa

No había un modo mejor de celebrar el centenario de un club que ganando un título y clasificando a su primer equipo para Europa. Eso debió pensar Michael Laudrup una vez finalizada la pasada campaña, en la que logró que el Swansea se llenara de ilusión y soñara con que algo grande es posible. Marcado por los continuos ascensos y descensos que llevaron al club por diversas categorías del fútbol inglés, en 2011, de la mano de Brendan Rodgers, el Swansea se convertía en el primer equipo galés en jugar en la Premier League.

Rodgers consiguió mantener al equipo en la máxima categoría del fútbol británico, mientras que Laudrup ha logrado clasificarlo para Europa, algo que hacía 22 años que no sucedía. Entonces, cayeron con estrépito ante el Mónaco. Pero no fue aquella la primera participación en un torneo continental para el Swansea. De hecho, los cisnes suman un total de nueve encuentros en seis ediciones distintas, en todas ellas coincidiendo con la victoria de la Copa de Gales, cuyo ganador tenía el derecho a jugar en la ya desaparecida Recopa de Europa al año siguiente.

El debut de los galeses en una competición europea se produjo hace medio siglo, en 1961. Su rival era el SC Motor Jena alemán, que les endosó un contundente 7-3. Un lustro más tarde, era el Slavia Sofia búlgaro el encargado de alejar al Swansea de Europa al ganarles 5-1. Lo mismo sucedió en los años 80, cuando equipos como el Locomotiv Leipzig (3-1), PSG (3-0), Magdeburg (2-1) y Panathinaikos (6-5), lograron eliminar al Swansea. El último precedente, ante el Mónaco, el más doloroso, pues la derrota fue por 10-1. Los únicos partidos que logró ganar el Swansea en estas seis ediciones fueron en la temporada 1982-83, cuando derrotó al Braga (3-1) y al Silema Wanderers maltés (17-0), para terminar cayendo ante el PSG.

Así está siendo la pretemporada

El encuentro ante el Malmö FF será el octavo que dispute el Swansea City desde que empezara su pretemporada a inicios de julio. Tras una stage por tierras holandesas en el que derrotaron a equipos como el FC Gravenzade, Excelsior Maassluis, Haaglandia, ADO Den Haag, volaron de vuelta a las islas británicas para medirse, y también derrotar, a Yeovil Town, Exeter City y finalmente al Reading, este último por 0-3, en el que fue el test más serio de la pretemporada.

En resumen, un total de siete victorias, con 28 goles a favor y tan solo uno en contra. Unos datos solventes a la vez que poco relevantes, dado el bajo nivel de la mayor parte de sus oponentes. De todas formas, es evidente que el equipo poco a poco va cogiendo la forma deseada, y la eliminatoria ante el Malmö, aparte de ser un doble encuentro que marcará la temporada, servirá para evaluar el estado de los de Laudrup a estas alturas del año.

VAVEL Logo