El Stuttgart empata en Plovdiv y la vuelta decidirá
Tasci y Boka luchan por un balón. (Foto: vfb.de).

Con el peso de la pretemporada aún en las piernas el VfB Stuttgart afrontó la primera prueba de fuego de la nueva temporada. La tercera ronda de la Europa League es una eliminatoria complicada por las fechas y vital por su importancia. El equipo de Labbadia se presentó al primera partido europeo con ganas de mejorar el rendimiento de la pasada campaña en la competición, donde fue eliminado por la Lazio en octavos final.

Las caras nuevas, como Schwaab, Leitner y Rausch, tuvieron la primera ocasión para agradar a su nueva afición y técnico. Labbadia planteó una alineación llena de juventud e ilusión. Los nuevos fichajes y los jóvenes fueron los protagonistas de la primera alineación oficial del Stuttgart en la temporada 2013-2014. El rival era poco conocido, el Botev Plovdiv búlgaro, que puso todo su empeño en hacer un gran partido ante un estadio a rebozar y totalmente entregado a su equipo.

Primer tiempo

El partido empezó a las 19:30h. El conjunto alemán salió con la idea de tener la pelota y dominar el encuentro. Tras unos primeros minutos de toma de contacto entre ambos conjuntos, Ibisevic tuvo la primera ocasión en un disparo que rebotó en un rival. La mayor calidad del VfB se impuso en los primeros compases de encuentro y Traoré dispuso de un buen tiro en el minuto 10. El Botev Plovdiv reaccionó con el ánimo de la grada. Los jugadores locales se mostraron agresivos en la presión. El conjunto búlgaro esperó al Stuttgart en su campo, sin adelantar la presión. Los espacios en el terreno de juego se redujeron de manera drástica y los hombres de Labbadia tuvieron dificultades para crear peligro. Tasci y Rüdiger tocaron demasiados balones en zona no peligrosa. Las ganas y esfuerzo de los jugadores del Plovdiv empezaron a dar sus frutos y en el minuto 24 Nedelev tuvo la mejor ocasión del primer tiempo. Galchev hizo una buena jugada por el centro y dejó un gran pase a la espalda de Rausch. Allí llegó Nedelev con un buen disparo que se topó con una fantástica mano de Ulreich.

El partido siguió con el mismo tono. El equipo local cerrado atrás, con presión y faltas constantes, esperando un error del Stuttgart para salir de manera fulgurante al contraataque. Este planteamiento de partido dificultó mucho el juego del Vfb Stuttgart, que se fue apagando progresivamente y no dispuso de ocasiones claras. Los balones largos no llegaron a Ibisevic y las combinaciones fueron cortadas. La primera parte de la ida de la eliminatoria concluyó con 0-0 y los jugadores del Botev Plovdiv muy satisfechos. El Stuttgart no se sintió cómodo ante tanta presión y en ningún momento pudo desplegar su potencial.

Segundo tiempo

La segunda parte empezó sin substituciones. En la primera jugada del segundo tiempo Rausch perdió un balón muy comprometido y tuvo que forzar una falta peligrosa que le costó la amarilla. Con el paso de los minutos el Botev Plovdiv se fue creyendo que podía batir a su potente rival, aunque su planteamiento de partido no varió en exceso. Los locales volvieron a ceder el control del esférico al Stuttgart y se mantuvieron ordenados a la espera de una oportunidad. Labbadia dio entrada a Cacau para mejorar el rendimiento ofensivo de su equipo. El Stuttgart dispuso de más espacios en el inicio de la segunda mitad, pero las ocasiones siguieron brillando por su ausencia.

Con el cambio de Cacau y la entrada de Maxim, Labbadia dio un toque más ofensivo al conjunto alemán y el Stuttgart subió un nivel en su juego. En el minuto 67 una falta lateral centrada a la perfección por Maxim fue cabeceada al fondo de la mallas por Ibisevic. La resistencia búlgara se rompió a balón parado. En los últimos veinte minutos de partido el Stuttgart buscó asegurar la defensa y administrar su renda. Los alemanes siguieron dominando y se empezó a notar el cansancio en los locales, debido a la alta presión de la primera parte.

En el minuto 71 un tiro cruzado de Schwaab estuvo apunto de suponer el segundo gol para el Stuttgart. En el contragolpe de la misma jugada, en el 73, un tiro lejano de Kortzorg fue rechazado con apuros por Ulreich. El número 23 del Plovdiv, Domovchiyski llegó al rechace en una posición más que dudosa y empujó el balón a la portería para empatar la eliminatoria. El gol hizo justicia al esfuerzo del Botev Plovdiv y enloqueció a la afición. Tras el 1-1 el Stuttgart intentó reaccionar con un buen juego combinativo por las bandas, mucho más fluido que en el primer tiempo.

El Plovdiv jugó con el corazón y intentó mantener el empate con todas sus fuerzas. Los búlgaros aún sacaron fuerzas y dispusieron de dos grandes ocasiones para llevarse la victoria en las botas de Grncarov en el minuto 82’ y de Kortzorg en el 87. El Stuttgart se conformó con el resultado y sufrió demasiado. El encuentro llegó a su fin con 1-1 y todo por decidir en el partido de vuelta el día 08-08-2013 en el Mercedes Benz Arena de Stuttgart.

VAVEL Logo