Estrellas sin billete al Mundial
Zlatan Ibrahimovic será la principal estrella sin billete para el Mundial. (Foto: Olé).

13 europeas, 10 americanas, 5 africanas, 3 asiáticas y una de Oceanía. Así se reparten, por procedencia, las 32 integrantes del próximo Mundial de Brasil que se disputará en el verano de 2014. Después de dos años de intensas luchas en diferentes fases de grupos, la identidad de los combinados nacionales que volverán a hacer vibrar a cualquier aficionado en el evento futbolístico más grande del mundo ya ha sido revelada al universo del balompié.

Ucrania, Serbia, República Checa, Paraguay, Polonia, China, Armenia, Gales, Dinamarca, Perú, Venezuela o Suecia, estarán ausentes en Brasil

Si además de tener en cuenta la relevancia de la próxima gran cita internacional, en el mismo frasco hay que incluir el hecho de que se dispute en Brasil, uno de los países con mayor tradición por la pelota a nivel mundial, el cóctel resultante apenas puede superarse. Por eso, y en el último bienio, las selecciones nacionales han peleado entre ellas para hacerse con un pasaje al país de la verde-amarelha. Bien de forma directa, o sufriendo a través de la repesca, las mejores lo lograron.

Pero como en todo evento o fiesta, con aforo limitado, siempre hay gente que se queda fuera. En una cita de tamaña importancia se encuentran los mejores del mundo, que llevan a sus selecciones hasta lo más lejos que son capaces, en busca del ansiado título de Campeones del Mundo. Pero como no todos caben, siempre hay nombres, y hombres, que quedan apeados de dicha competición, y que tendrán que esperar un nuevo ciclo de cuatro años para esta vez en Rusia, disfrutar de todo lo que rodea a un Mundial.

Grandes nombres, pequeñas selecciones

Para el buen aficionado al deporte rey, surgen a bote pronto nombres de futbolistas de gran importancia a los que no será posible ver en Brasil. Jugadores que por su procedencia, su lugar de nacimiento o país de adopción, tendrán muy complicado verse en una situación como la que se vivirá en Brasil en verano. Parece más que probable que futbolistas como Gareth Bale o Aaron Ramsey jamás podrán saborear las mieles de un Mundial. Su selección, Gales, no tiene un potencial equiparable al de otros combiados europeos, y espera una gran generación que acompañe a dos de los grandes jugadores del momento, para llevar al combinado británico a una fase final de un gran trofeo intercontinental.

Bale y Ramsey no tendrán fácil jugar un Mundial (Foto - Nigel French | EMPICS Sport).

De igual modo, Eslovaquia tampoco posee una serie de jugadores con suficiente categoría como para haber merecido una clasificación directa para éste Mundial. A pesar de contar con Marek Hamsik para darle sentido a la posesión de balón, y a Martin Skrtel con Tomas Hubocan para comandar la zaga, la selección centroeuropea no tiene mordiente como para opositar a derrocar a otros combinados del Viejo Continente, y tampoco se ganó billete para Brasil. De igual modo, Armenia y su principal estrella, Henrikh Mkhitaryan, tampoco volarán en verano a Sudamérica para la disputa del Mundial, y lo tendrán complicado para hacerlo en próximas ediciones de la Copa Mundial que organiza la FIFA.

Si repasamos la nómina de grandes delanteros del Calcio, rápidamente aparece Mirko Vucinic. Anataño en la Roma, el montenegrino juega ahora para la Juventus, aunque la llegada de Tévez y Llorente le están quitando mucho protagonismo. No es así en su selección, en la que es la estrella indiscutible. A pesar de su categoría, no tiene el acompañamiento suficiente para llevar a su país en volandas hacia Brasil, y a pesar de la solvencia atrás de Stefan Savić, y sobre todo, la buena pareja que forma arriba con Stevan Jovetic, Montenegro no estará en el Mundial.

Buenos combinados que han llegado tarde

De un tiempo a esta parte, desde su escisión con Montenegro, la selección de Serbia está dando cada vez más alegrías a su nación. Para la clasificación hacia Brasil, quedaron encuadradas en un mal grupo, lo que les ha privado finalmente de viajar a la gran cita del próximo verano. Bélgica y Croacia han sido demasiado para un grupo de jugadores, entre los que destacan especialmente Branislav Ivanovic, Matija Nastasić, Neven Subotić, Aleksandar Kolarov, Nemanja Matic, Zoran Tosic, Nemanja Vidic u otro conocido del público español, como Antonio Rukavina, lateral del Valladolid. Extraña, viendo la nómina de grandes jugadores, su baja del Mundial, pero se entiende si se mira a su ataque, donde la falta de gol ha privado al combinado balcánico de viajar a Brasil.

El combinado serbio, uno de los más potentes en quedarse fuera del Mundial (Foto | Getty Images).

Hasta hace bien poco, Pavel Nedved o Thomas Rosicky encabezaban una selección checa que si no aspiraba a todo, poco le faltaba. Con la retirada del primero, y el declive futbolístico del segundo, la República Checa se hundió en un periodo de pruebas para volver a ejecutar un fútbol como el que enamoró al continente entre la Eurocopa de 2004 y el Mundial de Alemania de 2006. Su principal argumento a día de hoy, y gran ausente para la cita de Brasil, no es otro que uno de los grandes porteros del momento. Peter Cech no estará en verano en el Mundial. Junto a él, posiblemente el nombre de Vaclav Kadlec sea el único que resalte, por lo que la ausencia de los checos está más que justificada.

Siguiendo en el mismo grupo, el B, en el que se encontraban encuadrados los checos, aparece una de las grandes ausentes. La selección danesa está creciendo, pero no llega al nivel de aquella Dinamarca campeona, con Laudrup a la cabeza. En una posición similar, aunque bastante lejos del nivel del genio de Frederiksberg, se desempeña Christian Eriksen. El ex jugador del Ajax, y actualmente cerebro del Tottenham, no fue capaz de aupar a su selección a conseguir el billete para Brasil, aunque en el caso del combinado nórdico, el de Eriksen no es el único que destaca.

La repesca se encarga del resto

Tanto Simon Kjaer como Daniel Agger son zagueros de primera plana mundial, que guardan que bajo palos, Kasper Schmeichel no sufra. Por delante, un conocido de la afición española, Michael Krohn-Delhi y William Kvist guardan al mediapunta de los Spurs, mientras que arriba, Bendtner, es el hombre gol. El lastre de Dinamarca ha sido su puntuación. Para dirimir los últimos clasificados se recurre a la repesca, para la que se clasifican los 8 mejores segundos, quedando fuera un único combinado. Los 16 puntos que sumaron los daneses, uno menos que franceses o croatas, por ejemplo, les eliminaron de la repesca, teniendo necesariamente que pensar a largo plazo, a cuatro años vista.

Precisamente en la repesca se quedaron otra serie de grandes futbolistas. Empezando por Islandia, el nombre de Gylfi Sigurdsson salta a la palestra. Su talento le valió para dar el salto desde Alemania hasta el Tottenham, pero no para ayudar a su selección a llegar a su primer gran campeonato entre selecciones de su historia. Su duelo con croacia se saldró con triunfo para los balcánicos, que dejaron sin la ilusión que la posibilidad de viajar a Brasil había suscitado entre los islandeses.

El segundo de los enfrentamientos de la repesca citaba a Francia y a Ucrania para jugarse un billete a Brasil. Con resultado positivo para el combinado galo a la conclusión del doble envite entre ambos combinados, dejaba sin la posibilidad de disfrutar de un Mundial a hombres de mucho futuro. El Dinamo de Kiev y el Shaktar Donetsk aportan la gran mayoría de jugadores a éste combinado que comanda, sin género de dudas, Andriy Yarmolenko. El ucraniano está en boca de todos en cuánto se recurre a futbolista de futuro, y cada vez demuestra más su potencial. Pero no está ni mucho menos solo. Todo un histórico de las porterías como Pyatov aún forma parte de una selección que basa su eficiencia en la solvencia de Tymoshchuk en el medio, con un Rakitskiy que crece por momentos en la zaga.

Cristiano e Ibrahimovic se enfrentaron en un duelo que dejó al sueco sin Mundial (Foto | DPA).

En otra de las eliminatorias se supo el nombre del, posiblemente, jugador más destacado que no estará en Brasil. Zlatan Ibrahimovic se retaba con Cristiano Ronaldo en un duelo entre suecos y portugueses. El talento del Zíngaro no sirvió para contrarrestar el tremendo potencial del Comandante luso, que le endosó cuatro goles en dos partidos al combinado nórdico, eliminando cualquier atisbo de posibilidad de clasificación para Ibra y los suyos. El sueco no estuvo bien rodeado, y los Kacaniklic, Kallstrom o Isaksson no fueron capaces de apoyar al '10' del PSG para lograr el ansiado derecho a disputar el Mundial.

Otras grandes ausentes

Si Suecia y su principal estrella, Ibrahimovic, se pueden destacar como una de las principales bajas para éste evento mundialista, no lo es menos la ausencia de Polonia. El combinado que dirige Fornalik reúne a una serie de jugadores de primer nivel mundial, que sin embargo, no han sido capaces de combinanarse para lograr aupar a su selección a lo más alto. Por líneas, los polacos poseen jugadores de la talla como Boruc, Szcezsny o Fabianski en portería; Lukasz Piszczek en defensa; Jakub Blaszczykowski en el medio; y sobre todo, y como principal argumento, la presencia de Robert Lewandowski en la punta del ataque.

Arda Turan y Nuri Sahin no estarán en Brasil (Foto | Eurosport).

Si se quiere mencionar a los grandes ausentes del próximo verano, indiscutiblemente Turquía es otro de ellos. El combinado otomano semifinalista en la Eurocopa de 2008, no ha conseguido finalmente clasificarse para viajar a Brasil. Esta caída de los jugadores del imperio de la media luna propiciará que el aficionado al fútbol se pierda a futbolistas de la talla de Arda Turan o Nuri Sahin, por no mencionar a Hamit Altintop o Burak Yilmaz.

Bajas de índole exótica

En la otra parte del mundo, como no podía ser de otra forma, también se juega por clasificarse para el Mundial. Arabia Saudí y Corea del Norte no acudirán a Brasil. Pero además, también está la ausencia de China como una de las más recurrentes. Aunque el potencial del país asiático no es ni mucho menos grande en fútbol, su dominio en muchos deportes resaltan su falta en el viaje a Brasil. Especialmente señalado en el volante ex del Schalke, Hao Junmin, uno de los máximos goleadores de la AFC, que no pudo llevar a su selección hasta el país sudamericano.

También perteneciente a la AFC, las eliminatorias asiáticas, está Jordania. Los cuatro clasificados de forma directa (Australia, Japón, Irán y Corea del Sur) estaban acompañados por los jordanos, que tendrían que vérselas en la repesca con el sexto clasificado de la CONMEBOL. Uruguay no había conseguido superar a Brasil, Argentina, Chile, Colombia y Ecuador, y tendría que vérselas en Amman con los locales. Sin mayores dificultades, comandados por Luis Suárez y Edinson Cavani, los charrúas se clasificaron para el Mundial, apeando del mismo a Jordania.

Edinson Cavani es uno de los referentes de la selección charrúa (Foto | Getty Images).

El continente negro lleva a Brasil a 5 selecciones, para mantener el orgullo de África bien alto. Como principales bazas, sin duda, está Costa de Marfil, Camerún o Ghana; aunque no habrá que olvidarse de Nigeria, con Argelia algo por detrás. Con todo, se quedaron, como no puede ser de otra forma, buenas selecciones fuera de la cita mundialista. Jugadores como Emmanuel Adebayor (Togo), Demba Ba (Senegal), Adel Taarabt y Mehdi Benatia (Marruecos) o Pierre-Emerick Aubameyang (Gabón) se quedaron fuera, a pesar de su potencial, y no estarán con sus respectivas selecciones en Brasil.

El último de los países exóticos que estuvieron cerca de viajar a Brasil fue Nueva Zelanda. Los kiwis se las vieron con el último clasificado de la CONCACAF que tiene posibilidades aún de adquirir un pasaje para Brasil. Tras firmar una fase de grupos realmente mala, con varios cambios de técnico incluidos, México superó a los neozelandeses en el enfrentamiento directo y aliviaron a los encogidos corazones de los mexicanos, que vieron por fin a su selección donde querían, en el Mundial.

Últimas pinceladas

Haciendo un repaso por el panorama internacional, saltan a la palestra grandes nombres que no estarán en el Mundial. Junto a la lista anteriormente mencionada, hay otra serie de nombres que merecen, por lo menos, ser mencionados. Todo un ídolo en su país, David Alaba, lateral del Bayern de Münich no pudo hacer nada por Austria. Samir Handanovic, buscado portero esloveno del Inter de Milán, tampoco.

Cruzando el charco, la selección venezolana llama especialmente la atención por su conexión con España. Ex jugadores de la Liga BBVA como Salomón Rondón, Juan Arango, Fernando Amorebieta o Nicolás Fedor 'Miku' no consiguieron clasificar a la vinotinto. De igual modo, Claudio Pizarro y La Foquita Jefferson Farfán no pudieron llevar a Perú hasta el Mundial, quedando fuera de la fase de la CONMEBOL. Tampoco Óscar Cardozo, ni el futbolista del Málaga, Roque Santa Cruz, hicieron lo propio con Paraguay.

Las 32 selecciones que estarán en Brasil (Foto | Miguel Balderas - VAVEL).

VAVEL Logo