Once ideal de la Bundesliga 2013/2014
Fotomontaje: Miguel Balderas

Bayern de Múnich y Borussia Dortmund, campeón y subcampeón de liga y copa respectivamente, copan gran parte del once ideal de la temporada en la Bundesliga. Solo la zurda del suizo Ricardo Rodríguez, la autoridad defensiva de Matthias Ginter y la electricidad de Heung-min Son arriba han logrado poner algo de color en un once, del que se quedaron cerca de entrar nombres de la talla de Arjen Robben, Matts Hummels, Adrián Ramos o Shinji Okazaki.

Manuel Neuer

La portería alemana vive días de enorme salud. Ter Stegen, Leno, Weidenfeller, Trapp, Baumann, la liga está plagada de grandes porteros, sin embargo, un nombre sigue prevaleciendo por encima de todos este año: Manuel Neuer. El meta de Gelsenkirchen ha vuelto a realizar una  campaña extraordinaria. El nuevo Bayern de Pep, con la defensa muy adelantada, lejos de su arco, requería una atención sublime del portero, que salvo alguna ocasión contada, ha respondido siempre de la mejor manera posible. Rápido de reflejos, atento y muy difícil de batir en el mano a mano, dada su gran envergadura, se trata, sin duda, de uno de los mejores guardametas del Mundo.

Kevin Grosskreutz

El auténtico comodín de la Bundesliga, el hombre capaz de jugar en casi todas las posiciones y sobre todo, un jugador de equipo. Este año se le ha visto jugar como lateral derecho, como lateral izquierdo, como mediocentro, como extremo e incluso, como central, y siempre ha dado la cara por su equipo. Cuando peor estaba el Borussia Dortmund, con las innumerables lesiones haciendo acto de presencia, él respondió y dio la cara, jugando principalmente en ese carril diestro. Además, su punto álgido del año se produjo precisamente en el lateral derecho, en Marsella, en la Uefa Champions League. Eran los últimos minutos de partido y el Borussia Dortmund necesitaba un gol para clasificarse, entonces apareció él, todo el aliento de su afición volcado en un disparo, que regaló a los aurinegros el pase a octavos. Todo carisma y todo pundonor, eso es Kevin Grosskreutz.

Matthias Ginter

Toda la buena salud de la que goza la Bundesliga en cuanto a porteros, se torna en gris si hay que referirse a los defensas centrales. En consonancia con el resto de países, en Alemania también existe cierta escasez a la hora de encontrar buenos centrales de totales garantías, y ahí es donde aparece la figura de Ginter. A sus 20 años de edad, el central del Friburgo, que estará en la Copa del Mundo, es una de las auténticas peritas en dulce de la zona baja de la clasificación. Su año con el Friburgo, equipo que ha tenido que luchar contra viento y marea por no descender, ha sido, nuevamente, brillante. Alto, fuerte, con una colocación ejemplar, su principal virtud es la seguridad, pues resulta muy difícil conseguir rescatar algún fallo suyo a lo largo del año. Quizás no sea este año, pero su salto a un grande es un hecho con el que todo el mundo cuenta en el futuro más inmediato.

Sokratis Papastathopoulos

Otro borussen que sale revalorizado del terrible año en cuanto a lesiones del club de la Cuenca del Rhur. Llegó este último verano a Dortmund con la misión de ser la salvaguardia de la pareja Subotic-Hummels, después de completar una magnífica temporada con el Werder Bremen. El objetivo entonces del Dortmund pareció claro, traer un tercer central joven de garantías, y con progresión, que mejorase la aportación de Santana. Y vaya si lo ha mejorado. Neven Subotic, el mejor defensor de largo del cuadro de Klopp, se lesionó de gravedad, despidiéndose de la temporada, y entonces fue el turno de Sokratis. El griego entró de lleno en el once titular y empezó a encadenar una buena actuación tras otra. Rápido, fuerte, seguro, nunca dio signos de debilidad. Uno de sus puntos álgidos, el encuentro frente al Bayern de ida, donde sostuvo a la perfección las incesantes acometidas de los Mandzukic, Müller, Götze y compañía.

Ricardo Rodríguez

Es posible que a la gente menos familiarizada con la Bundesliga este nombre le suene a chino, pero lo cierto es que se trata de uno de los grandes valores de la liga germana. Viéndolo jugar, lo primero que llama la atención es su entereza y saber estar, algo que, al mirar su fecha de nacimiento (apenas sobrepasa la veintena de años), se dispara enormemente. Y es que este suizo de ascendencia hispana, que participará en el Mundial con el combinado helvético, es un jugador total. Domina a la perfección el golpeo de pelota, ya sea a balón parado o en juego corrido, es rápido, y lo más importante, es un valor muy activo en labores de creación. Este año en el Wolfsburgo, siempre era el primero en colaborar y ser partícipe de la salida de balón, dotando a los lobos de un plus a la hora de atacar. Defensivamente aún le falta madurar un poco, pero seguro que en Wolfsburgo estarán cruzando los dedos por poder mantener a uno de los grandes pilares de su poderosos proyecto.

Philipp Lahm

Para muchos, incluyendo al propio organismo de la liga, el mejor jugador de todo el año en la Bundesliga. De él se sabía que era un tremendo lateral derecho, rápido y de garantías, y que además se encontraba entre los mejores del mundo. Lo que nadie podía imaginar, era lo que se ha sacado este año de la chistera. Ya desde el principio, allá por el mes de agostos, Pep vio en él el centrocampista que tanto necesitaba, y le hizo jugar ahí. A pesar de las declaraciones del capitán, aludiendo a que se sentía más cómodo en su posición de toda la vida, Lahm empezó a convencer en su nuevo rol de “5”. Tanto fue así, que pasados los primeros meses del campeonato, ya nadie dudó de que se trataba del mejor mediocentro del equipo bávaro. Excelente colocación, gran predisposición al robo y encima, con capacidad para tocar y tocar en el medio, Lahm es un mediocentro total. Guardiola se ha inventado uno de los mejores centrocampistas que a día de hoy posee Alemania.

Toni Kroos

Junto a Thiago Alcántara, destinado a ser el faro del Gigante de Baviera los próximos años. El de Sampedor tardó en ubicarlo en su nuevo Bayern, pero una vez se hizo con un puesto en el medio, las dudas desaparecieron al instante. Su crecimiento con Pep ha sido brutal, y aunque su tramo final de año ha estado muy por debajo de su nivel, sus grandes encuentros en la fase media de la temporada han enamorado a un gran número de espectadores. Él es el eje por el que todo pasa, donde todo empieza a coger sentido. Siempre con la cabeza levantada, el cuerpo erguido, haciendo volar el balón de un lado a otro y contemporizando cuando el choque lo requiere. A todo esto, hay que sumar unas condiciones de mediocentro llegador con disparo tremendas, que lo hacen completísimo. El Bayern tiene claro de que se trata de un pilar fundamental en su equipo, pero si prosiguen las discordancias a la hora de renovar su contrato, quién sabe si lo veremos defendiendo otra camiseta los próximos años.

Heung-min Son

Después de completar un gran año en el Hamburgo, su fichaje por las aspirinas fue de los más sonados del mercado veraniego, ya que el surcoreano llegaba para tapar la difícil baja de André Schürrle. En pocos meses de competición, nadie dudó del acierto redondo del fichaje, que a base de goles y grandes acruaciones, se ganó el cariño y respeto de todo el panorama futbolístico. Bien es cierto que su segundo tramo de temporada, como el del resto del equipo, dejó mucho que desear, pero es que el listón tras su impecable primera vuelta estaba excesivamente alto. Desparpajo a la hora de encarar, enorme olfato goleador, depurada técnica con el balón en los pies y velocidad, mucha velocidad, son las características que han convertido a este joven asiático de solo 21 años en uno de los mejores jugadores que militan en la Bundesliga.

Thomas Müller

Quizá a mucha gente le cueste creerlo, pero su evolución sigue en alza. Y es que, en la primera temporada de Guardiola al cargo del Bayern, Müller ha mejorado considerablemtente unos números, que ya de pro sí, eran bastante notables. Se trata, posiblemente, de uno de los jugadores más estimulantes de Alemania, pues posee una lectura y comprensión del juego casi imposible de encontrar en jugadores de sus características. Estas virtudes, además, le perminten desarrollarse en numerosas demarcaciones, convirtiéndolo en un auténtico valuarte ofensivo. Olfato goleador (13 goles este año), enorme capacidad para el juego asociativo y perfecta interpretación del espacio-tiempo, propiedades todas ellas que hablan de un jugador tremendamente valioso.

Marco Reus

Con la marcha de Götze y Lewandowski, Reus ha pasado a convertirse en el abanderado del Borussia Dortmund. Su año se podría describir de un modo similar al del surcoreano Son, pero invirtiendo el orden. Tras una más que irreguler primera vuelta, donde además tuvo que hacer frente a varias lesiones, el joven mediapunta alemán concluyó la temporada siendo, casi con total probabilidad, el hombre más en forma de la Bundesliga. A sus características, por todos conocidas, este año Reus se ha destacado cun una nueva virtud: el liderazgo. Durante un gran tramo de la temporada, y con la inestimable ayuda de Lewi, se echó el equipo a la espalda, aupándolo a la segunda plaza y dejándolo a escasos metros de conquistar la DFB Pokal y de repetir machada ante el Real Madrid en la Liga de Campeones. El Borussia Dortmund 2014/2015 será, de nuevo, el Borussia Dortmund de Marco Reus.

Robert Lewandowski

A principios de año, el rumor que todos murmuraban, terminó de confirmarse. Lewandowski, uno de los mejores jugadores del Dortmund, confirmaba su marcha al más inmediato rival. Desde entonces, muchos fueron los que situaron la duda sobre el ariete polaco, cuyo rendimiento se puso desde ese momento en cuarentena. Sin embargo, y más allá de sus cualidades y sus números, Robert Lewanddowski es ante todo un profesional, que además estará siempre agradecido al club que le regaló la oportunidad de brillar al primer nivel. Su temporada con el Borussia Dortmund ha vuelto a ser de sobresaliente, y ya no solo por el número de goles, que lo sitúan como máximo goleador del torneo, sino por su entrega y su lucha, algo que nunca faltó antes y despés de saberse su marcha del Dortmund. No será nada fácil para los aurinegros encontrar el remplazo de un hombre que ha marcado una época en su equipo.

VAVEL Logo