El sueño de Inglaterra reside en Liverpool
Imagen: Isaac Navarra, VAVEL.com

Cuando John Houlding, propietario de Anfield, subió el alquiler del estadio al Everton FC a una cifra que la directiva toffee no podía pagar, no sabía que iba a causar que el condado de Merseyside fuera el más laureado futbolísticamente de toda Inglaterra. El Everton se mudó a Goodison Park y el propoio Houlding fundó el Liverpool FC, proporcionando a Anfield un nuevo y definitivo dueño.

Hoy, entre los dos equipos de Liverpool, cuyos estadios están separados por sólo unos kilómetros, acumulan 72 títulos nacionales y 12 internacionales. Un hecho absolutamente notorio para una ciudad de menos de medio millón de habitantes.

Esta temporada, el Liverpool rozó el título de la Premier League y el Everton estuvo cerca de clasificarse para la Champions League, aunque la tendencia en los últimos años era menos exitosa para ambos conjuntos. Gran parte de la culpa de la buena campaña de reds y toffees este año, la tienen los ocho jugadores que conforman la base de la selección inglesa más prometedora de los últimos años. Todas las líneas del combinado de Hodgson, menos la portería, tienen algún jugador que reside en Liverpool, o nacido en Liverpool como Wayne Rooney -aunque juegue en Manchester-.

Laterales con recorrido

Los dos flancos del equipo inglés están defendidos por futbolistas de un club de Liverpool. Ambos son laterales largos, que cumplen atrás y que llegan hasta el área rival en numerosas ocasiones durante un partido.

Glen Jonhson (Londres, 23 de agosto de 1984) defiende desde 2009 la camiseta del Liverpool. Con 32 internacionalidades, Jonhson es indiscutible en su puesto y se enfrenta a su segundo Mundial. Kilómetros, calidad y seguridad defensiva para el combinado inglés.

Leighton Baines (Liverpool, 11 de diciembre de 1984) es toffee desde 2007, cuando tras sus buenos años en Wigan, rechazó otras ofertas para jugar en Goodison Park. Baines debutó con Inglaterra en marzo de 2010 en un partido frente a Egipto en Wembley. Desde entonces, suma 26 internacionalidades. Se ha ganado la titularidad en la selección por méritos propios. Mucho recorrido, un talento natural, colocación, saber estar, visión de juego y goles. Muchos goles para ser defensa. Se espera un gran rendimiento del emblema del Everton en esta Copa del Mundo.

De profesión, defensa central

Phil Jagielka (Sale, Gran Manchester, 17 de agosto de 1982) forma junto a Gary Cahill la pareja de centrales titular de Inglaterra. El defensa del Everton ha sido nueve veces internacional, pero su puesto en el once durante este campeonato está garantizado, a no ser que tuviera algún problema físico o algo extraño sucediese. Solvencia y seguridad es lo que ofrece este central rápido al corte y atento en la marca. Una garantía para la zaga inglesa.

La sala de máquinas

El doble pivote de Hodgson es netamente red. Steven Gerrard y Jordan Henderson tratan de hacer jugar a Inglaterra tan bien como lo ha hecho el Liverpool esta temporada, en la que han dado 17 asistencias entre los dos.

Henderson (Sunderland, 17 de junio de 1990) juega en el Liverpool desde la temporada 2011/2012. Debutó con Inglaterra en noviembre de 2010, en un amistoso ante Francia. Desde entonces acumula 12 internacionalidades. Forma la pareja ideal para la medular junto a su compañero Steven Gerrard. Henderson aguanta la posición, recupera, contiene, saca el balón jugado y distribuye con criterio. La labor de Henderson permite a Gerrard llegar al área rival y organizar el ataque en campo contrario.

Gerrard es una leyenda en Anfield, el ídolo de la afición y el alma de todo un equipo

Gerrard (Liverpool, 30 de mayo de 1980) defiende la camiseta de los reds desde que era un chaval. Debutó con el primer equipo en 1998, con 18 años y nunca ha dejado de jugar para el Liverpool. Steven Gerrard es, con sus más de 600 partidos en el club, una auténtica leyenda en Anfield, el ídolo de la afición y el alma de todo un equipo. Sus 112 apariciones con la camiseta de la selección, con la que ha anotado 21 goles, y sus tres participaciones en Eurocopas y Mundiales respectivamente -el de Brasil es su tercero- le convierten también en una leyenda de los pross.

Su juego se basa en la presencia en las dos áreas. El término box to box no nació con él, pero Steven le ha dado esencia a su significado. Gerrard recupera el balón en su área, da un pase preciso de cuarenta metros y todavía llega a rematar el centro de su compañero. El trabajo de Henderson le libera un poco de esa carga defensiva y le permite empezar a crear desde más cerca del área rival.

El desborde

Los jugadores de la selección que son más capaces de desbordar ante cualquier defensa, también comparten ciudad de residencia y trabajo. Sterling brilla en el Liverpool y Barkley en el Everton. Ambos sueñan con llevar a Inglaterra a lo más alto.

Raheem Sterling (Kingston, Jamaica, 8 de diciembre de 1994) debutó como profesional con el Liverpool en marzo de 2012, en un partido frente al Wigan Athletic. Su prematuro talento provocó que en noviembre de 2012, con sólo 17 años, debutara con la selección absoluta en un partido amistoso contra Suecia. El debut en el Mundial ante Italia fue su quinta internacionalidad absoluta. Verticalidad, desparpajo, regate, visión de juego y desborde, mucho desborde. Fue uno de los mejores contra Italia y solamente tiene 19 años. Sterling promete muchas alegrías a los aficionados de Inglaterra en un futuro cercano y en el más inmediato presente.

Ross Barkley (Liverpool, 5 de diciembre de 1993) pertenece al Everton desde que tenía 11 años. Su debut en el primer equipo se produjo en agosto de 2011, en un partido que disputó como titular frente al Queens Park Rangers. Como en el caso de Sterling -no es la única similitud- su talento hizo que debutara con la selección a una edad muy temprana, a los 19 años, en un partido oficial de clasificación para el Mundial ante Moldavia. Suma siete internacionalidades, incluida la de la primera jornada de este campeonato. Su juego -por esto decíamos que no era la única similitud- es del mismo estilo que el de Sterling. Vertical, atrevido, directo y que entraña mucho peligro para las defensas rivales. Con Sterling y Barkley, Inglaterra tiene garantizada calidad en tres cuartos de campo para mucho tiempo.

El gol de Inglaterra

El gol, el arte de rematar la faena, también tiene procedencia liverpuliana en la selección inglesa. Los encargados de transformar las jugadas construidas por el combinado inglés en goles son Daniel Sturridge, delantero del Liverpool, y Wayne Rooney, ariete nacido en Liverpool y formado futbolísticamente en el Everton.

Rooney es la máxima estrella de los three lions

Sturridge (Birmingham, 1 de septiembre de 1989) llegó al Liverpool en el mercado de invierno de la temporada 2012/2013. En tan solo temporada y media en la ciudad de los Beatles, ya ha transformado 35 goles -con un promedio espectacular de 0'73 tantos por partido-. El delantero del Liverpool lleva 13 internacionalidades y cinco goles con la selección inglesa -más cinco partidos y dos tantos con la selección olímpica de Gran Bretaña-. Es un delantero rápido, directo, con una técnica exquisita, una gran capacidad para ganarle la espalda a los defensas y mucho gol. Ha sido el segundo máximo goleador de la última edición de la Premier League, sólo por detrás de su compañero red y rival en un partido que será cuestión de estrellas, Luis Suárez. Sturridge quiere perforar muchas porterías en Brasil este verano, quiere llevar lejos a Inglaterra y ser protagonista.

Sturridge y el gol. | Foto: Getty Images.

Rooney (Croxteth, Liverpool, 24 de octubre de 1985) fue toffee desde los 10 años hasta los 18 , cuando fue traspasado al Manchester United. En agosto de 2002 debutó con el Everton frente al Tottenham y su primer gol como profesional llegó en octubre de ese mismo año, con sólo 16 de edad en la victoria del Everton ante el Arsenal (2-1). Fue, en su momento, el futbolista más joven en anotar un tanto en la Premier League. Debutó en la selección en febrero de 2003 en un amistoso ante Australia. 93 internacionalidades, 39 goles, dos eurocopas y dos Mundiales -este es su tercero- después, Rooney es la máxima estrella de los three lions.

Se trata de un delantero total, que en sus primeros años como futbolista se limitaba a rematar todo lo que se le ponía delante, y que con el paso de los años ha ido retrasando su posición aprovechando su visión de juego para crear más fútbol, además de continuar siendo un excelente finalizador.

El emblema de la selección. | Foto: Getty Images.

Reds, toffees y un extoffee han dejado aparcada su rivalidad histórica y luchan juntos por un objetivo común. Tienen un sueño y quieren hacerlo realidad. Quieren poner al combinado inglés en lo más alto. Si encuentran la tecla adecuada, Inglaterra se dejará llevar, pues hace décadas que no tenía tantas esperanzas puestas en un grupo de futbolistas.

VAVEL Logo