Prince Rupert's Tower, el emblema identificativo del Everton
Foto: Football Heritage.

Existen multitud de equipos cuyo nombre no coincide exactamente con el de la ciudad de la que proceden. Por este motivo, muchos de esos equipos utilizan un lugar o un símbolo distintivo de su ciudad para identificarse directamente con su lugar de procedencia. Uno de los casos más importantes en Inglaterra es el del Everton.

El Everton es historia viva del fútbol inglés y de la ciudad de Liverpool, pese a que su nombre no lo diga expresamente. Everton fue el primer gran club de la ciudad y tras su fundación en 1878 su gran popularidad provocó que fueran los primeros inquilinos del estadio de Anfield. Los problemas económicos del club, lo obligaron a abandonar Anfield y curiosamente de esta manera nació el Liverpool FC en 1982, convirtiendo Anfield en su feudo.

Causas del destino aparte, estos tempraneros problemas económicos del Everton provocaron que Merseyside se convirtiera en la zona más poderosas, futbolísticamente hablando del país. Asimismo, el Liverpool adoptó uno de los grandes símbolos de la ciudad, como son los Liverbirds, para su escudo y el color rojo, dejando al Everton huérfano de algún identificativo de su ciudad natal.

Más allá del nombre del equipo, el Everton lleva la asociación con su ciudad reflejada en su escudo durante la mayor parte de su historia y no es otra que la icónica Prince Rupert’s Tower.

Historia de Prince Rupert’s Tower

La Prince Rupert’s Tower fue conocida desde su construcción como Everton lock-up debido a que su función era principalmente la de mantener encerrados a borrachos y criminales antes de ser llevados a juicio. La torre es una estructura del siglo XVIII y su inauguración data del año 1787. La construcción es uno de los lugares más emblemáticos del distrito de Everton, reconocido por asociaciones locales.

El nombre con el que se conoce a la torre en la actualidad, hace honor al Príncipe Ruperto del Rin, famoso comandante de la caballería real de Carlos I. La torre fue renombrada en su honor debido a que en 1664, durante la Guerra Civil inglesa, la armada real, comandada por el Príncipe Ruperto acampaba en el distrito de Everton, donde tradicionalmente se preparaban los ataques a la guarnición del parlamento en el Castillo de Liverpool.

Un anacronismo que no supuso otra cosa que la asociación de la torre con uno de los grandes personajes históricos de la Inglaterra de la época e hizo que la torre pasara de ser poco más que un edificio carcelario a convertirse en un pedazo de historia de la ciudad y del país.

El lock-up era una construcción que proliferaba por todo Reino Unido y en la misma ciudad de Liverpool se habían erigido varios. De esta manera, la asociación a la figura del Príncipe Ruperto en primer lugar, y la afiliación al escudo y al nombre del Everton más tarde, dieron a la Prince Rupert's Tower una distinción que la ha convertido en emblema de la ciudad y del club.

Relación con el Everton FC

La relación de la Prince Rupert’s Tower con el Everton se remonta al año 1938 cuando el secretario del club, Theo Kelly la incluyó por primera vez en el diseño del escudo del club. Aunque primario, el diseño realizado por Kelly sentó las bases del escudo y los elementos incluidos en 1938 han permanecido prácticamente inalterables hasta la actualidad. La torre en concreto se ha mantenido como elemento central e inamovible en todos los diseños realizados posteriormente al de Kelly.

Evolución del diseño de la torre en el escudo del Everton / Foto: Everton FC
Evolución de la torre en el escudo del Everton /Foto: Everton FC.

En la última década el club ha realizado diversas restauraciones sobre la torre. En el año 2003 fue colocada en la construcción una insignia que la identificaba como lugar distintivo del Everton. A principios de febrero de 2014, el club realizó otra importante iniciativa para resaltar la unión entre el monumento y el club y junto con la asociación local “Friends Of Everton Park” se llevó a cabo un proyecto con el cual se consiguió iluminar de azul la construcción de forma permanente. Al acto de inauguración acudió Roberto Martínez, muy integrado en las costumbres del club desde su llegada, el cual accionó el interruptor para implantar el escudo del Everton en la torre de forma permanente.

La torre iluminada con el azul y el escudo del Everton /Foto: Everton FC
La torre iluminada con el azul y el escudo del Everton / Foto: Everton FC.

La importancia de la torre para el club y toda su gente es algo innegociable y uno de los restos del fútbol más romántico y todo lo que lo rodeaba en sus inicios y que algunos clubes intentan consevar y fomentar en la actualidad con detalles como este. El fútbol necesita de gestos como estos para asegurar la permanencia de un legado, que es especialmente importante en Inglaterra, y el Everton combina con el uso de la Prince Rupert's Tower la permanencia tanto de su legado futbolístico como del legado histórico de su ciudad.

El Everton es un club tradicional, que cuida los detalles y por ese motivo la Prince Rupert’s Tower siempre estará asociada al club, y de esta manera el Everton estará siempre identificado con su ciudad de nacimiento, Liverpool.

VAVEL Logo