La pegada del Chelsea puede con un gran Rui Patricio

El líder de la Premier League inglesa, el Chelsea FC, se ha llevado la victoria del Estadio José Alvalade en la segunda jornada de la UEFA Champions League. Los blues superaron en ocasiones claras, que no en llegadas, al Sporting de Portugal, y la pegada de los ingleses ha decantado la balanza hacia el lado visitante. Los de Inglaterra se quedan en la cabeza del grupo G con 4 puntos, mientras que los de Portugal cierran la clasificación con un único punto, el obtenido en la primera jornada ante el Maribor.

Los locales saltaban al terreno de juego sin rotacioes, como viene siendo habitual en este inicio de temporada. La única novedad con respecto a la jornada inicial fueron las entradas en el once de Jonathan Silva y João Mario, que parece que les han ganado el puesto a Jefferson y André Martins respectivamente. En los visitantes no había novedades en el once, ya que la no convocatoria de Didier Drogba dejaba a Diego Costa como delantero titular en lugar de Remy.

Dos ocasiones muy claras del Chelsea en los primeros minutos

El partido comenzaba con un Chelsea saliendo muy enchufado al terreno de juego. Los londinenses tuvieron la primera oportunidad en el minuto 2, cuando Diego Costa aprovechó su velocidad y una defensa rival muy adelantada para recibir un pase en profundidad y plantarse en solitario ante Rui Patricio, pero el portero evitó la primera llegada, sin saber que iba a ser el salvador de una goleada en contra del Sporting. Como es habitual, las llegadas del Sporting se producían a través de sus laterales y sus extremos, Jonathan Silva y Carrillo por la izquierda o Cédric y Nani por la derecha. Por la banda de Jonathan Silva llegó la primera llegada local, pero el centro del argentino no encontró rematador.

Foto: AFP/Getty Images

El doble pivote formado por Matic y Fàbregas sufría la presión del centro del campo portugués, que tenía las posiciones muy adelantadas. Pero ésto no siempre es una ventaja, ya que con un equipo tan contragolpeador como el Chelsea es un riesgo. Llegando al cuarto de hora tuvo de nuevo la oportunidad el equipo londinense de adelantarse. De nuevo debido a la defensa adelantada, el alemán Schurrle se quedaba solo ante el portero internacional portugués, pero volvió a impedir el gol visitante.

Eran los peores minutos de los de Marco Silva. La presión visitante arrinconaba a los portugueses, que sufrían en sus propias carnes la velocidad endiablada de los visitantes, algo que se les da de maravilla, ya que no suelen jugar de otra manera. La única aparición de Eden Hazard en el partido fue para asistir a un Schurrle que, con el portero casi batido y varios defensas delante de la portería, no consiguió dirigir su disparo a puerta.

El Chelsea se imponia en el centro y el Sporting en las bandas

Llegada la media hora de juego, el Sporting seguía dando las gracias por no haber encajado ningún gol en las tres clarísimas llegadas inglesas. Pero la suerte no duraría tanto. En el minuto 33, una falta botada desde la banda izquierda la cabeceó Matic en el segundo palo, batiendo por alto a un Rui Patricio que no pudo hacer nada para evitar el gol del ex benfiquista, que recibía los pitos de los aficionados locales. El Sporting veía que, a pesar de las llegadas muy claras y el gol del Chelsea, podían meterle mano a los blues.

El gol de Matic dio la victoria al Chelsea

En el centro del campo la batalla estaba totalmente dominada por Matic y Fàbregas, ya que Adrien y sobre todo William Carvalho no hicieron un gran partido. Éste último no está mostrando las buenísimas sensaciones que mostró el curso pasado y que le llevaron al Mundial de Brasil, ya que esta temporada no tiene ni la misma fluidez ni la misma tranquilidad con el balón en los pies, como muestra su expulsión en la liga doméstica ante Académica en la primera jornada, una jugada inhabitual en él.

Tras el descanso, el Sporting se reactivó y estuvo cerca del empate

El Chelsea se marchaba al descanso algo decepcionado ya que, a pesar de no haber dominado demasiado, tuvo varias ocasiones para haber ampliado la ventaja. A la vuelta de los vestuarios, el Sporting decidió que, como no podía dominar el juego, debía jugar al contragolpe como hacía su rival. La estrategia tomada por Marco Silva en el descanso le fue bastante bien a los leoninos, con varias llegadas de importancia pero sin inquietar en demasía a Thibaut Courtois.

Foto: AFP/Getty Images

Los locales siguieron con las líneas adelantadas, pero el Chelsea había bajado la intensidad de su presión. Ésto provocó que la velocidad se apoderara de los locales, que a través de Nani y Carrillo llevaban el peligro al área rival. Comenzaron las ocasiones locales por las botas de Nani, que era el más incisivo en la ofensiva portuguesa. Entre estas llegadas locales se iban produciendo contragolpes ingleses, pero todos se estrellaban en un inconmensurable Rui Patricio. El guardameta portugués volvió a ganar un mano a mano, ésta vez al brasileño Oscar.

Rui Patricio salvó a su equipo de una goleada

La velocidad local sólo podía ser parada a traves de faltas visitantes, recibiendo sus respectivas tarjetas amarillas de un Mateu Lahoz que sigue dejando dudas en cuanto a su permisividad en las faltas. El comienzo del carrusel de cambios no impidió que el ritmo del partido disminuyera. Una contra rapidísima de Diego Costa fue parada por Maurício, que cuando cayó al suelo recibió un rodillazo en la nariz de su compañero Adrien y tuvo que ser sustituido por el prometedor Paulo Oliveira.

Los dos equipos se dedicaron a contragolpear en la segunda mitad

La única jugada polémica del partido se produjo en el minuto 67, cuando Ivanovic, sin opciones de tocar el balón, pudo derribar al peruano Carrillo, pero el colegiado español no pitó la pena máxima. El partido se convirtió en un correcalles, pero siempre las llegadas más claras estaban en las botas de los jugadores de José Mourinho. El entrenador del Chelsea comenzaba a hacer sus habituales cambios, introduciendo a un pivote defensivo sacando a un mediapunta.

El Sporting de Portugal lo intentaba, pero Courtois no sufrió casi nada en todo el partido. Marco Silva sacó todo lo que tenía al campo e introdujo a Montero y Capel por Carrillo y Adrien Silva, pero no tuvo suerte. El colombiano Montero fue el que más cerca estuvo del empate, pero su cabezazo no encontró portería. Antes, Nani también pudo empatar con un zurdazo desde fuera del área al que le faltó coger un poco más de rosca.

Minutos después, pitido final y victoria para los londinenses que se sitúan en el primer puesto del grupo G. Tras el empate entre Schalke 04 y Maribor, alemanes y eslovenos están empatados a dos puntos, mientras que el Sporting está último con sólo un punto. Dentro de dos semanas, el Sporting visitará Gelsenkirchen para enfrentarse al Schalke, mientras que el Chelsea recibirá en Stamford Bridge al Maribor.

PUNTUACIONES VAVEL

Sporting de Portugal (0) Chelsea FC (1)
Rui Patricio 8 Courtois 6
Cédric 6 Ivanovic 6
Maurício(64) 5 Terry 5
Sarr 5 Cahill 5
Jonathan Silva 6 Filipe Luis 6
William Carvalho 4 Matic 7
Adrien Silva(81) 5 Cesc Fàbregas 6
João Mario 6 Schurrle(57) 7
Nani 6 Oscar(71) 6
Carrillo(81) 6 Hazard(85) 5
Slimani 5 Diego Costa 7
Suplentes
Paulo Oliveira(64) 6 Willian(57) 6
Diego Capel(81) 6 Obi Mikel(71) 6
Fredy Montero (81) 6 Salah(85) -
VAVEL Logo