La controversia sobre los jugadores naturalizados: ¿ser portugués o representar a Portugal?
Foto: amoteportugal.com

La gran actuación de Raphael Guerreiro con selección sub 21 de Portugal en el play-off de acceso a la Eurocopa de la categoría descubrió a muchos aficionados portugueses la existencia de este jugador del Lorient, hijo de emigrantes portugueses en Francia. Guerreiro se añade así a una larga lista de jugadores nacidos fuera de Portugal que han representado al equipo das quinas, que de un tiempo a esta parte se ha convertido en un tema recurrente en las tertulias futbolísticas del país vecino y que tiene opiniones encontradas y para todos los gustos. Este tema fue uno o de los primeros que se le plantearon al nuevo seleccionador nacional, Fernando Santos, el día de su presentación.

Uno de los momentos álgidos de este asunto llegó con la convocatoria de Liedson, y se prolongó este mismo año con la posible llamada de Fernando Reges, actual jugador del Manchester City, frenada posteriormente por la FIFA.

Este debate no se ha centrado únicamente en los jugadores que se naturalizan o son naturalizados, con el propósito de incorporarse a la selección o de dejar de ocupar plaza de extranjero -y tener, de este modo, más opciones profesionales-, sino que implica otras variantes relacionadas con la realidad de Portugal y de cualquier país europeo. La globalización, los fenómenos migratorios y la crisis económica presentan una situación en la que los límites de una nacionalidad no se ciñen únicamente al país en el que alguien ha nacido, vive temporalmente o del que proceden sus padres, por citar tres posibilidades de esta casuística.

Liedson, brasileño de nacimiento. | Foto: Francisco Paraíso (todossomosportugal.com)

En España existen los casos de Diego Costa o Munir

También en España se ha mantenido la misma controversia en los medios de comunicación, alrededor de los casos de Diego Costa y Munir, o el no tan lejano de Bojan Krkic, sin olvidar la peculiar situación de los hermanos Alcántara, la que se pueden encontrar jugadores como Pedro Mba Obiang o Adama Traoré en el futuro e, incluso los casos en sentido opuesto de los venezolanos Amorebieta, Túñez, Jeffren, Julio Álvarez o los distintos jugadores de ascendencia ecuatoguineana. En el caso portugués hay que tener en cuenta las siguientes situaciones:

a) Hijos de padres portugueses emigrantes que regresan de niños a Portugal

Algunos de esos casos son Danny (Venezuela), Adrien Silva (Francia) o Cédric Soares (Alemania). Han hecho toda su vida en Portugal y se han formado allí. Es la única realidad que conocen. Un caso comparable sería el del ex jugador del Real Madrid Joselu, nacido en Alemania y cuyos padres regresaron a Silleda (Pontevedra) o el de Andrés Túñez, cuya familia regresó siendo él un niño a Galicia.

b) Hijos de padres portugueses que han nacido, se han formado y viven en otros países

Como Anthony Lopes, Raphael Guerreiro o Jordan Machado, franceses de nacimiento y que han decidido representar a Portugal, como en su momento Robert Pires o Kevin Gameiro decidieron jugar con Francia. En algunos casos sólo uno de los padres es portugués, como José Bosingwa, nacido en el Congo, en otros los son ambos.

Las equivalencias españolas serían Marío Gómez, el lateral del Wolfsburgo Ricardo Rodríguez y su hermano Roberto, hijos de padre gallego y madre chilena, o el jugador de Bayer Leverkusen, Gonzalo Castro cuyos dos padres son españoles y que llegó a ser internacional sub-19.

Anthony Lopes juega por el país de sus padres. | Foto: eurovisions.eurosport.fr

c) Hijos de padres extranjeros, en muchos casos procedentes de antiguas colonias, que han emigrado a Portugal y llegan a Portugal siendo niños

Este es el grupo más numeroso y a él pertenecen desde el actual entrenador del Valencia, Nuno Espírito-Santo (Santo Tomé), pasando por otro jugador histórico como Abel Xavier (Mozambique) hasta William Carvalho (Angola), o el mismo Nani (Cabo Verde). Otros casos reseñables serían los de Éder (Guinea Bissau) Rolando, el ex bético Nelson (Cabo Verde), Bruma (Guinea), Helder Costa (Angola) o la joya Rony Lopes, nacido en Brasil.

d) Hijos de padres extranjeros pero que nacen en Portugal, por lo que son portugueses de completo derecho

A este caso pertenecen Wilson Eduardo y João Mário (Angola) o Manuel Fernandes, cuya historia familiar es muy interesante, ya que es primo del internacional suizo Gelson Fernandes (Cabo Verde), que a su vez es igualmente primo de Elton Monteiro, ya seleccionado por las selecciones inferiores de Portugal y actualmente en el equipo B del Sporting Braga, pero nacido en Sion (Suiza). La situación de Munir o de Adama Traoré sería el equivalente español.

Angola intentó convencer a João Mário, pero él escogió Portugal. | Foto: desporto.sapo.pt)

e) Jugadores captados por los equipos portugueses en edad adolescente que se forman en Portugal y deciden representar a este país

Aquí Guinea Bissau se lleva la palma debido a los acuerdos de colaboración entre clubs, el scouting en el país africano y representantes de jugadores que los llevan a Portugal: Agostinho Cá, Edgar Ié, Idrissa Sambu, Moreto Cassamá o Romário Baldé, además otros chicos que militan en las canteras de distintos equipos.

En España tenemos el caso de Nahuel Leiva, jugador del Villarreal ya convocado con la selección sub-19 y, de hecho, pudo haber sido el de Messi de haber aceptado el ofrecimiento de la Federación Española.

f) Jugadores extranjeros que adquieren la nacionalidad portuguesa y deciden representar a esta selección

Los últimos casos que ha habido en Portugal son Pepe, Deco y Liedson que sí han querido jugar con Portugal, como otros jugadores ya han declarado públicamente que no lo harían, como el oportista Maicon. Además, está el caso del ya citado de Fernando, que finalmente no se concretó aunque el jugador y el entonces seleccionador, Paulo Bento, habían dado el visto bueno.

En España ha habido muchos jugadores en esta situación, desde gigantes como Di Stefano, Puskas o Kubala hasta llegar a Diego Costa, pasando por Donato, Juan Antonio Pizzi o Marcos Senna, entre otros.

g) Situaciones variadas

El mismo Bruno Alves y sus hermanos Geraldo y Júlio son hijos de padres brasileños. Su padre Washington jugó entre los 70 y 80 en Rio Ave y Varzim, donde se instaló finalmente.

Ariza Makukula es hijo de un antiguo jugador de Vitória Setúbal y Chaves, aunque nació en el Congo. Actualmente tiene un primo, Lupeta, nacido en Portugal y jugando en Vitória Setúbal.

Alberto Aladje, internacional sub-20 y sub-21. Nació en Guinea y nunca ha jugado en un club portugués, pero sí con la selección.

Especialmente curioso es el caso de Tiago Ilori, hijo de padre inglés, de origen nigeriano, y madre portuguesa, nacido en Londres, que juega para la selección sub-21 de Portugal.

En el futuro seguirá habiendo más casos como estos, al igual que sucede con Francia y sus antiguas colonias africanas, Alemania con Turquía, Holanda y sus antiguas colonias o con los inmigrantes de origen marroquí, al igual que Bélgica, e incluso los países nórdicos. De hecho, los países africanos ya son conscientes de esta situación y empiezan a atar a algunos jugadores cuanto antes: Guinea Bissau ha llamado a Rudinilson Silva, Amido Baldé o Zezinho por ejemplo.

VAVEL Logo