Los once metros dieron la victoria al Sporting
Foto: maisfutebol.iol.pt

Se enfrentaban en el Estádio dos Barreiros el Marítimo y el Sporting CP en busca de una victoria que los acercara a sus objetivos. El conjunto local llegaba al choque en décima posición con 30 puntos, logrando siete de ellos en los últimos siete encuentros. Mientras tanto, el equipo lisboeta situado cómodamente en tercera posición venía de vencer en el José Alvalade ante Penafiel. Pese a llegar con relativa calma al duelo, los 3 puntos servirían para aumentar la ventaja de los leones respecto al cuarto clasificado, el Sporting de Braga.

Ivo Vieira formó un once prácticamente sin sorpresas para recibir a los sportinguistas. Tan solo Dyego Sousa, que venía de una lesión, podría calificarse como noticia. Por el otro lado, Marco Silva alineó su habitual 4-3-3, colocando por primera vez de titular a Ewerton en el centro de la defensa, debido a la expulsión de Tobías Figueiredo en la victoria ante Penafiel. Otra novedad del conjunto visitante fue la titularidad del español Oriol Rosell, ganándole la partida a André Martins.

Igualdad inicial

Durante los primeros minutos de partido, la igualdad entre ambos equipos fue la tónica. La primera ocasión clara del partido la dispuso el delantero francés Moussa Marega, que consiguió un mano a mano ante Rui Patrício, ganando la partida el experimentado guardameta. Poco antes, Paulo Oliveira había buscado con un desplazamiento de balón largo a Slimani, pero Salin llegó primero y se hizo con el balón.

De nuevo el veloz Marega hizo de las suyas ante Jefferson, pero Oliveira estuvo atento en la ayuda y despejó el peligro del área sportinguista. Carrillo con un centro cruzado antes de que se cumpliera el minuto 10 causó algo de peligro al equipo insular, pero fue en el minuto 20 cuando Cédric Soares realizó el primer remate visitante del partido. Pese a marcharse muy desviado, fue el primer paso hacia el gol. Solo cinco minutos después, João Mário falló de manera insólita tras un pase medido de André Carrillo al punto de penal.

El gol de Adrien

Apenas pasada la media hora de partido, Raúl Silva derrumbó con una zangadilla a Jefferson dentro del área verde-rubra. El colegiado de manera acertada señaló la pena máxima, una gran oportunidad para que el Sporting se pusiera en ventaja. Fue el capitán Adrien Silva el encargado de ejecutar el penalti. Con mucha parsimonia, el ex-Académica remató fuerte al lado derecho de Salin poniendo el 0-1 en el marcador. Tras el gol, António Xavier fue el primero en causar peligro a Rui Patrício con un centro envenenado desde el sector izquierdo del campo.

Al filo del descanso, Islam Slimani lo intentó de vaselina, pero el meta local impidió que se materializara en gol el remate de tan bella factura. Otras dos ocasiones tendría el cuadro lisboeta para aumentar la ventaja antes del entretiempo. Primero, tras una contra tirada por Nani. El nacido en Cabo Verde asistió a João Mário, el ex-Vitória Setúbal intentó dársela a Slimani, pero cortó Rúben Ferreira. La última del primer tiempo la tuvo Paulo Oliveira, que remató defectuosamente un centro del lateral brasileño Jefferson.

Foto: maisfutebol.iol.pt

Marítimo en busca del empate

Aún quedaban 45 minutos por delante, y Marítimo no se había rendido. El equipo de casa salió con la mentalidad de rescatar algo positivo del choque, y por ello, Vieira decidió introducir en el campo a Theo Weeks en sustitución de un poco participativo Fransérgio. Al minuto de la reanudación, el argelino Slimani sufrió un impacto en la cabeza, por lo que tuvo que ser atendido por la asistencia médica. No conseguía crear ocasiones Marítimo durante la segunda parte, y fue en el minuto 61 cuando Alex Soares remató, tras encontrar espacio, lejos de la portería de Rui Patrício.

Buscando dinamizar el ataque, el entrenador local dio entrada a Edgar Costa en el minuto 61. El propio Edgar minutos después remataría en el segundo palo un centro de António Xavier, con la mala fortuna de que se interpusiera Jefferson en la trayectoria del balón. Lo propio hizo Marco Silva al sustituir a Carrillo por el joven Carlos Mané. Fruto de la desesperación del resultado adverso, Xavier se dejó caer en el área contraria en el minuto 72 simulando un inexistente penalti. El colegiado acertó al enseñarle la cartulina amarilla. A falta de 15 minutos, Marega remató muy desviado, por lo que no inquietó al guardameta visitante. También Marega fue el que dispuso de la última ocasión del encuentro, desbaratada por Jefferson.

Tras 90 intensos minutos donde casi no se sacaron diferencias Marítimo y Sporting, fueron los lisboetas los que se llevaron el gato al agua. Gracias a la victoria conseguida, los dirigidos por Marco Silva amplian la ventaja respecto al cuarto clasificado; mientras que, Marítimo se mantiene en tierra de nadie.

VAVEL Logo