El coloso despierta
Giroud realizó un partidazo contra el West Ham. Foto: @futbolmoderno

Olivier Giroud está exhibiendo todo su potencial en el presente 2015. El delantero francés empezó el año a un buen nivel que en los últimos meses ha aumentado hasta convertirse en uno de los jugadores más importantes para Arsène Wenger.

Difícil llegada al Emirates

Los inicios de Olivier Giroud en el Arsenal no fueron fáciles. El motivo principal era seguramente ajeno al propio Olivier, y fue la polémica y dolorosa venta de Robin van Persie, capitán y buque insignia de los gunners, al Manchester United. Además de ser todo un símbolo para el Arsenal, van Persie dejó el club tras una sensacional temporada en la que se coronó como máximo artillero de la Premier League con 30 goles.

Giroud tardó siete partidos de liga en marcar su primer gol con el Arsenal.

Así pues, le gustara o no al francés, venía al Arsenal para hacer olvidar los goles de van Persie. Fue una maniobra, como no, muy cuestionada, ya que Giroud apenas llevaba dos años en la primera división francesa. Como de costumbre, Wenger decidió apostar por él, y parece que dos años y medio después las cifras dan la razón al técnico gunner.

Giroud no disfrutó de un buen debut en la Premier League. Foto: PA

Notable progresión

En su segunda temporada jugando en el Emirates, Giroud mejoró considerablemente sus estadísitcas. El periodo de aclimatación a la competición había terminado y el francés ya no tenía excusas para no rendir al máximo nivel. Durante la temporada 2013-2014, Giroud marcó un total de 16 goles en liga. No eran malos números, pero estaban muy lejos de los delanteros de nivel top como Suárez o Sturridge, que acabaron la temporada con 31 y 22 goles respectivamente.

El comentario generalizado entre los aficionados del Arsenal y los analistas era que el Arsenal necesitaba un verdadero delantero estrella para competir de verdad. Con Giroud no bastaba. O al menos, no bastaba con ese Giroud.

Giroud se reivindica y explota

Los aficionados del Arsenal afrontaban la presente campaña con resignación con lo que refiere a los hombres que iban a ocupar la posición de delantero centro. Iban pasando los días de mercado y el Arsenal no se reforzaba en una de las posiciones en las que según la prensa era más débil. Finalmente, el club se vió obligado a fichar otro delantero centro, pero no para hacerle la competencia a Giroud. El francés se lesionó el 23 de agosto jugando contra el Everton, y estaría unos tres meses de baja. Por esta circunstancia el Arsenal se vio obligado a fichar otro delantero centro, y entre lo poco disponible que había en el mercado encontró a Danny Welbeck. La afición gunner se hacía cruces.

Apenas nadie creía ya en Giroud para la presente temporada, y menos con el inicio de campaña que realizó el francés. Olivier Giroud empezó la temporada siendo suplente de Sanogo, y cuando poco a poco fue recuperando la forma, cayó lesionado ante el Everton. Pero de nuevo, y como ocurrió también con Özil, el francés volvió como un toro de su lesión.

Giroud se hizo una pequeña fractura en la tíbia ante el Everton. Foto: Telegraph.

El francés regresó a los terrenos de juego por todo lo alto, entrando como suplente y anotando un golazo al Manchester United. A partir de aquí, Giroud fue apartando poco a poco a Welbeck de la posición de '9', de la que se adueñó totalmente.

Giroud ha marcado o asistido 15 goles en sus últimos 14 partidos

Giroud, como todo el Arsenal, empezó el año con las pilas totalmente recargadas, y desde entonces ha estado en una forma increíble. Marcó un importante gol ante el Manchester City y se divirtió junto a Özil contra el Aston Villa, volviendo a 'mojar'. Desde que empezó el año, el francés ha anotado un total de 11 dianas, alcanzando a Alexis Sánchez como máximo goleador del Arsenal en liga.

Lejos de levantar el pie del acelerador, Giroud ha incluso mejorado su increíble estado de forma. Durante este mes de marzo, el francés promedia un gol por partido. Estas cifras le han colocado en un debate que siempre veía desde la lejanía: el de mejor delantero centro de la Premier. Si comparamos al francés con Diego Costa, veremos que ha conseguido solo tres goles menos que el hispano-brasileño disputando casi 1.000 minutos menos que el delantero del Chelsea.

De hecho, el francés es el segundo delantero de la Premier que mejor ratio de gol por minuto tiene. Solo superado por Papiss Cissé, Giroud produce un gol cada 96 minutos.

Giroud desprende fútbol

Quizás la característica más interesante de Giroud como delantero centro es su capacidad de ver el fútbol, rara en un delantero centro. Para ser justos, eso siempre lo ha tenido el francés, pero con el nivel de confianza que tiene ahora mismo se ha convertido en un auténtico lujo para los espectadores.

A parte de ofrece siempre una vía de escape al Arsenal para proteger balones con su cuerpo, Giroud se asocia tremendamente bien con sus compañeros. Su juego de espaldas es sin duda el mejor del planeta, y hace disfrutar a 'jugones' como Cazorla o Özil, con los que se entiende a la perfección. El francés genera muchas líneas de pase y lee como si de un mediapunta se tratara los desmarques de los jugadores de segunda línea.

En el partido contra el West Ham que ganó el Arsenal por 3-0, Giroud dio una auténtica 'masterclass' de como debe jugar un delantero centro de espaldas a la portería.

VAVEL Logo