El Middlesbrough no falla y estará en Wembley

El resultado de la ida permitía al Middlesbrough ser optimista, y en su feudo hizo buenos los pronósticos para ser el primero de los dos conjuntos que luchará por la tercera y última plaza disponible para estar en la Premier League la próxima temporada, al ganar en la vuelta por 3-0 en una eliminatoria que se ha zanjado con un rotundo 5-1. Un gran tiro enroscado de Tomlin en el primer tiempo y dos dianas de Kike y Adomah en la segunda sirvieron para hundir las esperanzas del Brentford, que no logró remontar y continuará un año más en Championship

Sin opción al rival

Más de 33.000 personas tiñeron de rojo el Estadio de Riverside, el feudo de un Middlesbrough que contaba con el 1-2 de la ida, un resultado que jugó a su favor. Los hombres de Karanka empezaron mejor el partido, más intensos y dominadores, dispuestos a resolver por la vía rápida. Y no tardaron en hacer efectiva su mejoría con un espléndido derechazo de Tomlin, una rosca desde fuera del área que no pudo atajar Button. 

Con el resultado a favor, todo estaba de cara del Boro, que sin haber necesitado mucho logró un tanto muy importante para los suyos, pues obligaba a su rival a hacer dos. La presumible respuesta del Brentford se quedó en la intención, pues quien más cerca estuvo del gol fue el Middlesbrough, que pudo cerrar definitivamente la eliminatoria a la media hora con sendas ocasiones de Clayton y Whitehead. La realidad es que el partido no tuvo historia alguna, pues fe un auténtico festival local

Kike sentencia la semifinal

Intentó el Brentford la igualada con un inicio de segundo tiempo más incisivo, pero esta no iba a ser su noche, pues muy pronto, en el minuto 55, Kike García enloquecía un estadio lleno a rebosar que se veía más cerca de nunca de Wembley, pues el global de 4-1, restando media hora de juego, era una distancia prácticamente imposible de remontar. El balón era para los visitantes, pero la efectividad resultó local. 

La fiesta era completa en Riverside, pues los suyos crecían a medida que avanzaba el reloj, en lo que era un total monopolio del Boro, que no daba opción a un rival que aún tendría que vivir otro castigo, el tanto de Adomah en el cuarto de hora final, en una fenomenal acción colectiva en la que remató con la zurda dentro del área un centro preciso. Wembley ya guarda un asiento al Middlesbrough el próximo 25 de mayo. 

VAVEL Logo