Ultimando la era post-Gerrard
Foto via: liverpoolecho.co.uk

En los últimos cinco años, el Liverpool ha sido un club en plena decadencia, donde los nuevos fichajes compran un billete de ida y vuelta que cada vez dura menos y en el que los resultados deportivos no han acompañado las grandes inversiones realizadas verano tras verano. Este año se ha vuelto a repetir la historia. Brendan Rodgers cuenta con siete caras nuevas en el equipo y, de nuevo, con una de las inversiones más altas del mercado estival europeo (110 millones de euros invertidos). Si se hace un repaso a los últimos cinco años del club del Merseyside, se aprecia uno de los datos más ejemplificantes de lo que es el club hoy en día: 545 millones gastados en 54 jugadores desde la temporada 2010/2011.

Si a esto le sumamos la partida de hombres fundamentales como Steven Gerrard, Luis Suárez, Jamie Carragher o Raheem Sterling en los últimos tres años, el cuento es más trágico todavía. Exceptuando la temporada 2013/2014, temporada en la cual se luchó por la Premier y se clasificó para la Champions League, el Liverpool llevaba más de seis años sin jugar la máxima competición europea de clubes. Un hecho que dejó al club en una profunda crisis institucional y deportiva en la que se cambió de propietario y hubo hasta cuatro entrenadores.

The New Liverpool (Capítulo VI)

No obstante, el Liverpool 2015/2016 vuelve a postularse como un claro candidato a los puestos Champions. Christian Benteke, Adam Bogdan, James Milner, Roberto Firmino, Nathaniel Clyne, Joe Gomez y Danny Ings se unen a un equipo que deberá de pelear por conquistar la Europa League o por cotas más altas. Ian Ayre, director general del Liverpool, y Thomas Werner, propietario del club, estuvieron a punto de echar del barco este verano a Rodgers tras no clasificar al equipo en Champions. Sin embargo, los propietarios optaron por quitarse del medio a Colin Pascoe y Mike Marsh, hombres de la máxima confianza del técnico norirlandés, y dar una última oportunidad al proyecto de Brendan. Por increíble que parezca, el Liverpool también se ha reforzado en el área técnica trayendo a Gary McAllister (ex leyenda red), Sean O´Driscoll y Pepijn Lijnders.

Las primeras incorporaciones en llegar fueron las de Danny Ings y James Milner, hombres que pueden dar un salto de calidad al ataque red y que ofrecen más variantes en el esquema táctico. Danny Ings llegó procedente del Burnley y fue uno de los futbolistas revelación del pasado año en la Premier League, mientras que James Milner será una pieza clave en el equipo y uno de los posibles sustitutos de Steven Gerrard (en algunos partidos de pretemporada ha jugado al lado de Henderson y Emre Can). Ambos llegaron a coste cero y con la carta de libertad debajo del brazo. Otro de los fichajes a coste cero que hizo el equipo estuvo en la portería. Tras las salidas de Brad Jones y Danny Ward (cedido al Aberdeen), el equipo se hizo con los servicios de Adam Bogdan. El meta húngaro puede ofrecerle una dura competencia a Simon Mignolet por el puesto de portero titular. Precisamente la portería fue una de las líneas más criticadas en el último año. Mignolet estuvo horrible gran parte de la temporada pasada y Brad Jones no ejercía suficiente presión al belga como para quitarle el puesto de titular, por lo que puede que la llegada de Adam Bogdan haga que Mignolet vuelva a ser un hombre clave esta temporada.  

Después de fichar a tres jugadores a coste cero, el Liverpool ha desembolsado más de 110 millones de euros en cuatro jugadores: Benteke (46 millones y medio de euros), Firmino (41 millones de euros), Joe Gomez (4,9 millones de euros) y Nathan Clyne (17,7 millones de euros). La llegada de Benteke supone un salto de calidad en la parcela ofensiva respecto al año pasado y una gran seguridad de cara a gol. Mario Balotelli, Rickie Lambert y Fabio Borini no superaron los cuatro goles entre los tres. Cifras que ejemplifican lo pobre que era el Liverpool sin Daniel Sturridge. Además, la llegada de Roberto Firmino ha hecho que el equipo tenga un banquillo más competitivo que el año pasado. Por otra parte, la defensa es la línea que más modificaciones sufrirá esta temporada: Glen Johnson se marchó del equipo tras no renovar el contrato; la cesión de Javier Manquillo se canceló; y, por último, el equipo se reforzó con Joe Gomez y Nathaniel Clyne, jugadores jóvenes que no pondrán las cosas fáciles a los Alberto Moreno, Lovren y compañía.

Benteke es el gran fichaje de este Liverpool 2015/2016. Foto via @LFC

Otra de las novedades es la incorporación de algunos jugadores que estuvieron cedidos durante toda la temporada pasada. Es el caso de Tiago Ilori y Divock Origi, jugadores que en principio no cuentan mucho para Brendan Rodgers y que deberán pelear por un puesto en el primer equipo. Además, otro de los fichajes más sorprendentes ha sido el del central brasileño, Alan, que jugará con el equipo reserva y que costó algo menos de un millón de euros. 

Pocas bajas, grandes ausencias

En el capítulo de bajas, se destaca la venta de Raheem Sterling y la marcha Steven Gerrard. El ya ex capitán red se marchó con la carta de libertad al Los Angeles Galaxy de la MLS, mientras que Sterling cambió Anfield por el Ettihad a cambio de 68 millones de euros. A ellos se unen las salidas de Luis Alberto (cedido al Deportivo), Iago Aspas (traspasado al Celta), Rickie Lambert (traspasado al West Brom), Sebastian Coates (traspasado al Sunderland) y Brad Jones y Glen Johnson (a ambos se les acabó el contrato). 

La baja de Steven Gerrard, la más sensible. Foto via @LFCPhoto

Finalmente, el club podría fichar o vender algún que otro jugador en los últimos días del mercado de verano. En principio, hombres como Fabio Borini, Jon Flanagan, José Enrique o Lucas Leiva no tienen sitio en un equipo que cuenta con más de 29 fichas y una sobrepoblación de jugadores en algunas zonas como el centro del campo o la defensa. Sea como fuere, la nueva temporada llega a Anfield con nuevos objetivos, nuevos jugadores y un proyecto que puede dar alguna que otra alegría a una afición con mucha paciencia. ¿Podrá Rodgers superar los registros del año pasado? ¿Encajarán hombres como Balotelli, Markovic o Joe Allen en el nuevo Liverpool? Esta temporada dictará sentencia.

VAVEL Logo