Davide Calabria, la estrella que empieza a brillar
Davide Calabria contra el Palermo | Foto vía acmilan.com

Maldini como ídolo y tratando de seguir los pasos de Alaba pero en un club italiano: agresividad, coraje, elasticidad mental y tanta carrera son las características que definen a un joven que sueña con ser protagonista en el club que lo ha visto crecer. Davide Calabria, chico Bresciano que nació el 6 de diciembre del año 1996 empieza a dar sus primeros pasos como futbolista en el año 2002 en la Virtus Adrense y es cuatro años más tarde cuando el Atalanta de Bérgamo, el Milan y el club de la ciudad que lo vio nacer, el Brescia, se interesan en él.

Inicios rossoneri

Quizás por la historia del club o porque la oferta más alta era la del Milan (1.600 euros), el chico decidió escoger al rossonero como el equipo que lo ayudaría a crecer en una de las etapas más críticas de la vida de un jugador de fútbol, así que a los once años llegó al AC Milan y pasó por todas las categorías inferiores del equipo. Es allí donde demostró su elasticidad mental como uno de sus ídolos, David Alaba, con el cual en cierto sentido también comparte nombre. Aplicó gran madurez en todos los roles donde fue posicionado: desde lateral izquierdo hasta mediocampista delante de la defensa, pasando como interior en el centro del campo y terminando de lateral derecho, todo esto debido a que posee un gran control en su pie derecho y maneja con comodidad el izquierdo. Así convenció con convicción y sacrificio a cada uno de los entrenadores de que él era una garantía, el chico indicado a posicionar en cada uno de esos puestos.

En el 2013, Inzaghi como entrenador del Milan Primavera lo lanzó como el lateral derecho inamovible del equipo, un año más tarde ganó el torneo Viareggio con la misma categoría, pero bajo la guía de Cristian Brocchi y turnándose de igual manera en los roles anteriormente mencionados, sin excluir los entrenamientos realizados con el primer equipo de Inzaghi y el debut en Serie A el 30 de mayo del 2015 a seis minutos del final sustituyendo a De Sciglio en el Atalanta - Milan (1-3).

El gran salto junto a Mihajlovic

A pesar de su estatura (1,78m) se distingue más por su calidad técnica que por su presencia física, así que con la llegada de Mihajlovic también llegó la llamada al jugador bresciano para iniciar la pretemporada con el primer equipo del AC Milan. El entrenador serbio, en vista de la capacidad y la gran madurez demostrada en los entrenamientos hizo disputar al joven diversos partidos de la pretemporada como lateral por izquierda, pero también por derecha, prometiéndole, además, ser parte del equipo para la temporada 2015/16.

Chico serio, meticuloso, apasionado por la fotografía cuando está fuera del campo, pero con ansias de ser protagonista en la máxima categoría de fútbol italiano. Calabria fue convocado para dos de las tres primeras jornadas disputadas en el actual campeonato y es a la tercera convocatoria para disputar el partido contra Palermo (Jornada 4) que le toca decir la suya. Era el cumpleaños de su padre, quién ansioso por ver a su hijo jugando en televisión lo llamó horas antes del partido, el cual vería desde el bar donde actualmente trabaja en Brescia: “Como regalo espero tu debut en San Siro”.

18 minutos del primer tiempo y deseo concedido para papá Battista. Abate debía retirarse por lesión, en la banda un chico de ojos claros y cabello enrulado esperaba su ingreso al terreno de juego, a Davide le bastaron tres minutos para calentar motores: primera carrera por la banda derecha, centro al corazón del área y gol de Bacca. Al final, partido sufrido pero ganado para el Milan y para el canterano rossonero que bajo la mirada de su madre y su tío presentes en el estadio recibió el aplauso de los fanáticos y de sus compañeros presentes, además de las palabras gratas de su entrenador, Mihajlovic: “Davide es un jugador joven pero con mucha calidad que siempre me ha dado certezas, si lo hago jugar es porque confío en él”.

Alentadoras palabras

Palabras que le llenaron al bresciano de 18 años fueron la de su ídolo Paolo Maldini, quién a través de su cuenta oficial de Instagram comentó: “Bravo Davide Calabria, para mí ha sido el mejor del partido junto con Bacca en el Milan-Palermo 3-2”. Frases que le recordaron a otro de sus ídolos, David Alaba, quién al final del partido disputado entre Milan y Bayern Múnich en pretemporada le otorgó su camiseta y añadió: “Bravo chico, sigue así”. No importa lo que logre o a cuanta gente logre maravillar, las felicitaciones más importantes provienen siempre de su familia, madre Caterina, papá Battista y su pequeña hermana, Sara.

Mihajlovic ciertamente confía en el juvenil y no esconde sus ganas de rejuvenecer e “italianizar” a un Milan que en los años pasados parecía haber perdido su rumbo, muestra de esto fue la pronta titularidad a Calabria en el partido sucesivo al del Palermo, quién volvió a mostrarse pronto para el encuentro ante Udinese: 49 minutos disputados y de gran actitud sobre el terreno de juego volvieron a poner en muestra lo que este chico puede dejar al fútbol italiano. El talento y el potencial está allí; Mihajlovic, el Milan y sus fanáticos, los allegados de Davide y la selección italiana esperan que esa estrella brille cada vez con más fuerza.

VAVEL Logo