Chicharito sigue a lo suyo
Imagen via:Twitter

Eintracht de Frankfurt y Bayer Leverkusen se han enfrentado nueve veces en los últimos 15 años, después de cuatro victorias del Leverkusen en mayo de 2014 por 0-2, en enero de 2013 por 3-1, en febrero de 2011 por 0-3, y en septiembre de 2010 por 2-1. Hubo un empate en los últimos nueve partidos, en diciembre de 2014, y tres victorias del Eintracht en mayo de 2015 por 2-1, en diciembre de 2013 por 0-1 y en agosto de 2012 por 2-1.

El partido comenzó con un ritmo bajo de intensidad y sin un dominador claro, pues el cuadro local se mantenía replegado e intentaba desequilibrar en ataque con balones largos, mientras que el cuadro de la aspirina, empezaba a dominar la pelota y ha encontrar espacios en la defensa rival con los laterales a la altura del doble pivote, aunque no conseguía profundizar ya que estaba siendo muy previsible con la pelota.

Después del primer cuarto de hora, el Leverkusen siguió dominando la pelota ante un Eintracht de Frankfurt que se replegaba con un 4-3-1-2 con Stendera adelantando su posición y posicionándose por detrás de Castaignos y Meier. El 0-1 del cuadro de Roger Schmidt llegó tras un robo de Kampl, que le sirvió el gol en bandeja a “Chicharito” Hernández con un pase que dejó al mexicano a porteria vacía. Después del gol, el partido se nubló a pesar de que el cuadro local intentaba reaccionar.

Después de esos minutos, el Leverkusen volvió a controlar la situación pero el Eintracht de Frankfurt tenía más balón que antes del gol. Aunque el cuadro visitante empezó a crear peligro a la contra como en la jugada del 0-2 que llegó por medio de Chicharito, que mandó a la red en posición dudosa un pase de Çalhanoglu. Con el segundo tanto, el encuentró perdió en intensidad, por mucho que el Eintracht, intentara acercarse. Aunque unos minutos después, llegó el 1-2 por medio de Hedojevic que remató de cabeza un saque de esquina.

Controlar el juego será clave

La segunda parte comenzó de la misma manera que la primera, con el Leverkusen dominando a un Eintracht, que no conseguía salir con la pelota jugada. Aunque a pesar de ello, el conjunto visitante no terminaba de instalarse en campo rival con la pelota, los jugadores de ataque estaban cayendo demasiado en banda, y el equipo estaba perdiendo el control en el centro del campo, donde el rival estaba empezando a acercarse con peligro.

Después de unas faltas, el partido perdió en intensidad y el Leverkusen se empezó a encontrar más cómodo sobre el campo con la pelota ante un Eintracht sin continuidad en el juego y sin claridad en la salida de balón, pues le hacía llegar la pelota a los hombres de banda mediante balones largos. El 1-3, llegó por medio de Hakan Çalhanoglu que mandó el balón a la red con un disparo de media distancia. Tras el gol, el conjunto de Roger Schmidt tuvo más control de balón por todo el campo.

En el último tramo de juego, el partido perdió mucha intensidad, con el Leverkusen dominando la pelota, y con un Eintracht de Frankfurt que atacaba sin impetu. Aunque a pesar del ritmo bajo de intensidad, el equipo blanco seguía presionando tímidamente a la salida de balón del rival. En los últimos instantes, los dos equipos siguieron atacando y buscando un gol que maquillara el resultado en el caso de los locales, y que pusiera la guinda en el caso de los visitantes.

Justa victoria del Leverkusen que ha realizado un partido muy serio y se coloca sexto en la clasificación.

VAVEL Logo