Derribando al 'Jericó Azul'
Javi Martínez rompió el cerrojo y encaminó la victoria. // (Foto de fcbayern.de)

Con mucha fuerza, coraje y amor propio, combinado con la calidad propia de sus mejores jugadores, el Bayern de Múnich logró imponerse 1-3 en el Veltins Arena ante un defensivo Schalke 04, que apostó a la velocidad y sutileza técnica de Sané, pero que no le bastó para mantener intacta su casa ante la visita del líder de la Bundesliga. La victoria, firmada con una gran actuación del español Javi Martínez, le permite al Bayern escaparse por ocho puntos en el liderato, marcando una diferencia mayor sobre el Borussia Dortmund, luego del traspié de los dorados ante el Hamburgo. Con goles de Alaba, Javi Martínez y Müller, los bávaros sellaron su victoria 12 en liga y contrarrestó el transitorio empate de Meyer en la primera mitad.

Aceptando el desafío del 'Jericó Azul'

El partido arrancó con el panorama bastante claro. A pesar de las incorporaciones jóvenes y atrevidas de Breitenreiter en su alineación, el Schalke, rápidamente, se posicionó en su zona y se replegó de tal forma que Huntelaar quedaba como único hombre adelantado, acompañado de Sané como enganche sobre todos los sectores de la cancha. Por su parte, Guardiola alineaba a Xabi Alonso y Arturo Vidal como mediocentros, dejando que Robben, Müller y Costa rotaran en ataque por detrás de Lewandowski. Con ambos esquemas definidos, comenzaba la fiesta en Gelsenkirchen.

Gol del Bayern en base a la presión y el público en Veltins Arena temblaba ante la posibilidad de la goleada roja

Con un arranque espeso y bastante calculador, el Bayern comenzó a dominar la pelota y a circular con la posesión dle esférico en vertical hacia la puerta de Fährmann, sin embargo, la disposición azul llegaba, incluso, a posicionar hasta seis hombres en línea defensiva. Con toques de lado a lado, Costa comenzaba a desbordar por los costados y a generar centros, logrando un tiro de esquina al 9', que sería mal rechazado por Aogo. El rebote lo recogería David Alaba quien sacaría un zurdazo desde fuera del área, que rebotaba en Neudstädter y descolocaba la estirada de Fährmann, abriendo el marcador en Gelsenkirchen. Gol del Bayern en base a la presión y el público en Veltins Arena temblaba ante la posibilidad de la goleada roja.

Alaba celebra con Robben y Javi Martínez el primer gol de la noche. // (Foto de Getty Images)

Gol y respuesta. El partido encendía emociones con dos apuestas futbolísticas contrapuestas

Con la ventaja conseguida de forma rápida, el Bayern comenzó a dominar todavía más el esférico y a ser más incisivo en sus acciones de ataque. Lewandowski, al 11', tomaba un esférico filtrado por Müller en el área y sacaba un derechazo rasante que apenas saludaba la base del poste izquierdo del Schalke. Luego, al 14', Douglas Costa se comía a Aogo por izquierda, encaraba en diagonal hacia el centro y enviaba un zurdazo potente que se iba apenas encima de la puerta minera. Sin embargo, al 17', un balón controlado por Sané en el centro del campo era aprovechado ante la mala cobertura de Robben, dejando que Sané hiciera de las suyas en la individual y conectara con Meyer sobre la izquierda. El joven atacante recortaba la llegada de Lahm y sacaba un derechazo cruzado que batía la resistencia de Neuer y empataba las acciones en suelo minero. Gol y respuesta. El partido encendía emociones con dos apuestas futbolísticas contrapuestas.

Disparo de Meyer para igualar las acciones. // (Foto de Getty Images)

Con el contragolpe como carta fulminante, el Schalke encontró nuevas fuerzas y generó peligrosidad sobre la puerta de Neuer tras el empate. Reither y Sané ganaban la banda derecha y conectaban centros al área, donde Javi Martínez comenzaba a erguirse como pilar sólido en la zaga bávara. Luego, al 24', Costa asustaba con un derechazo desde fuera del área que Fährmann tapaba de buena forma, para disaduir el ímpetu de los mineros. Sané lo intentaba al 26' en velocidad, pero Javi Martínez llegaba al corte dela jugada y Arturo Vidal terminaba por ahogar al joven volante de los azules. Lewandowski lo intentaba de fuera del área al 29', pero Fährmann bajaba a tiempo y contenía el disparo a dos tiempos bajo palos. Ambas fuerzas se medían mutuamente esperando ver quién cedía primero a la desesperación.

Ambas fuerzas se medían mutuamente esperando ver quién cedía primero a la desesperación

Al 33', una pared generada por Müller y Costa terminaba con envío al área del alemán, pero Lewandowski, tras un control magnífico, era bien contenido por Höwedes en el relevo, alejando el peligro de su portería. Costa lo volvería a intentar al 34' de zurda, pero Fährmann seguía inspirado y contenía el balazo del brasileño desde fuera dle área. Müller lo intentaba en el ára al 42', pero Höwedes cortaba la acción, facilitando la labor de su guardameta. Con estas acciones, el primer tiempo cerraba su relato con un Bayern presionando, asfixiando y generando acciones en ataque, aunque con la amenaza latente del contragolpe minero, pero bien contenida por un enorme Javi Martínez, quien le ganó todos los duelos a Sané y Huntelaar en sus intentos por romper en velocidad a la defensa bávara.

Costa volvió a ser un dolor de cabeza para sus rivales. // (Foto de Getty Images)

El triunfo del 'Guardiolismo'

Para la segunda parte, el Bayern mantuvo su vocación ofensiva y adelantó, todavía más, sus líneas, llegando a posicionar a los 22 jugadores en una sola parcela del terreno de juego. Es ahí donde, con la inspiración de Javi Martínez y la multiplicidad de Vidal, Leroy Sané fue quedándose cada vez con menos espacio, ahogando las esperanzas ofensivas del Schalke y colocando un auténtico 'ataque-contra-defensa' en el cèsped del Veltins Arena. Ya al 50', Lewandowski tomaba un pase entre líneas de Müller y sacaba un zurdazo potente a manos de Fährmann. Goretzka intentaba saltar líneas al 53', pero Neuer hacía sus típicos espectáculos fuera del área y controlaba la acción como un auténtico líbero.

Con la inspiración de Javi Martínez y la multiplicidad de Vidal, Leroy Sané fue quedándose cada vez con menos espacio

Sané encontraba un mínimo de espacio quebrando a Benatia al 55' y sacando un zurdazo rasante a manos de Neuer. Pero, al 56', Müller respondía con una media vuelta dentro del área a pase de Lewandowski, pero Fährmann se agrandaba en el fondo tapando la acción. Benatia sorpendía a la defensa con un cabezazo apenas arriba de portería al 58' y Matip llegaba justo al 60' para tapar el disparo de Costa desde la izquierda. El Bayern apretaba, empujaba e insistía, incluso, contra las inclemencias mismas de un césped demasiado afectado por el clima lluvioso de Gelsenkirchen.

Neuer tuvo un par de acciones fuera del área. // (Foto de Getty Images)

Al 65', Robben hacía su jugada más conocida para encarar desdela derecha hacia el centro, pero su zurdazo era bien tapado por la estirada magnífica de Fährmann bajo palos. Pero, al 68', el Bayern sacaba el pizarrón de Guardiola, practicaba una serie de rondos en todos los sectores de la cancha y, mareando por completo al Schalke en defensa, cambiaba de lado a lado hasta que Robben, desde la derecha, sacara un centro a punto penal donde, contra todo pronóstico, Javi Martínez se elevaba y conectaba un frentazo potente que vencía el salto infructuoso de Fährmann. Gol con talento de posesión y cambios de ritmo. El Bayern rompía el empate con el axioma básico del manual de su entrenador.

Cabezazo de Javi Martínez para el 1-2 parcial. // (Foto de Getty Images)

Con el gol y la ventaja, el Bayern encontró comodidad en su idea y se topó con la llave mágica para sacar oro de la mina azul. Con pases largos y cambios de ritmo en sus extremos, los laterales del Schalke se descompensaban en defensa y se abrían de tal forma que los centrales se desordenaban y los contensiones no daban suficiencte cobertura en los relevos. Es así como, 70', Lahm llegaba por derecha dentro del área y sacaba un derechazo que Höwedes recahzaba a córner, no sin antes asustar a todo el estadio con un posible autogol. Luego, al 75', Robben pescaba un centro de Lewandowski en punto pena, pero su frentazo, solo ante Fährmann, se iba por encima de portería en una clara oportunidad fallada por el holandés.

Con el gol y la ventaja, el Bayern encontró comodidad en su idea y se topó con la llave mágica para sacar oro de la mina azul

Los minutos finales llegaban y el Bayern seguía dominando las acciones, sin dejar rastros de una posible reacción del Schalke. Javi Martínez seguía ganándole todos los balones a Sané y el recién ingresado Choupo-Moting, mientras Kimmich y Rafinha hacían su ingreso para oxigenar al equipo. Lewandowski se econtraría con una acción al 89', tras pase de Vidal, pero su disparo colocado se estrellaba en el poste izquierdo. Pero, al 91', Kimmich tomaba el esférico tras una aproximación del polaco, enviando un pase sobre la defensa para Müller dentro del área, quien tomaba de derecha y definía de izquierda con disparo cruzado que vencía a Fährmann y colocaba el 1-3 definitivo. El Bayern ganaba con su mejor libreto y encomendados a un despliegue físico pocas veces conocido.

Zurdazo de Müller para el definitivo 1-3 en favor del Bayern. // (Foto de Getty Images)

Con este resultado, más la derrota del Borussia Dortmund ante el Hamburgo el pasado viernes, el Bayern de Múnich llega a 37 puntos y se escapa por ocho de ventaja sobre los dorados, comenzando a marcar una diferencia amplia cuando ya se acerca la parte media del campeonato. Por su parte, el Schalke 04 queda a expensas de la reacción del Bayer Leverkusen y comienza a caer poco a poco de los puestos altos de la tabla general, en los cuales se había logrado mantener en las últimas fechas. Por ahora, mineros y bávaros cambian el chip y se preparan para sus duelos en Europa League y Champions League, respectivamente. Sin embargo, la Bundesliga sigue en disputa, aunque, todo parece indicar, que ambos equipos perseguirán objetivos diferentes en lo que resta de temporada.


Schalke 04 - Bayern Munich 1-3 Highlights 2015

VAVEL Logo