El Zorro, nuevo líder de la manada

Hay una nueva fuerza dominante en Inglaterra. El increíble Leicester City de Claudio Ranieri le propinó una aplastante derrota a las urracas en St. James' Park y aprovechó las derrotas en otros frentes que sufrieron Manchester City y Arsenal para tomar por asalto la cima de la clasificación con un punto de ventaja sobre Manchester United, su más próximo perseguidor.

La cereza en el pastel para los zorros fue que Jamie Vardy, con su gol en el ocaso de la primera parte, se convirtió en el segundo futbolista que inscribe su nombre en la lista de anotadores de diez partidos consecutivos, con lo que igualó el récord impuesto por el legendario holandés Ruud van Nistelrooy. Leonardo Ulloa y Shinji Okazaki terminaron de sepultar a unos locales muertos en vida.

Minuto de silencio en St. James' Park.
Jugadores de ambos equipos guardaron un minuto de silencio. (Foto: Chronicle Live)

Las urracas, por su parte, volvieron a poner los pies en la tierra de manera dramática, pues la fortuna que les acompañó antes de la pausa internacional ante Bournemouth ahora les dio la espalda. Los blanquinegros fueron superados de principio a fin frente a su afición que reprochó la lamentable actuación de los suyos con pitos y abucheos.

Baile a domicilio

El entrenador de los magpies, Steve McClaren, alineó a los mismos once que saltaron a la cancha como titulares en los últimos tres juegos, en los que conquistaron cuatro puntos; sin embargo, la estrategia del inglés de dar continuidad a su cuadro base no rindió frutos, pues la visita hizo valer su ley desde el silbido inicial del árbitro Mike Jones.

Los atacantes de los foxes, Ulloa y Vardy, tuvieron buenas ocasiones en los minutos iniciales del encuentro, sólo algunos esfuerzos desesperados de la zaga magpie y falta de contundencia en el último tercio del terreno evitaron que los visitantes inauguraran el marcador.

Con el paso de los minutos el Newcastle se asentó mejor en el césped, pero recibió el primer golpe cuando perdió al mediocampista Cheick Tioté por una lesión. Con 20 minutos en el reloj, el marfileño se estiró demasiado al intentar controlar un pase y tuvo que dejar el campo.

Vardy y su cita con la historia

Con el mediocampo de los locales afectado por la pérdida del recuperador africano, la presión del Leicester aumentó y Vardy se encontró con otra excelente oportunidad de encontrarse con su destino; sin embargo, el meta irlandés, Rob Elliot, se encargó de posponer la cita del atacante... aunque no por mucho.

El destino es caprichoso y decidió que Vardy se hiciera uno con la historia en esos momentos que oficialmente no existen. En tiempo agregado de la primera parte se combinó con Ulloa antes de recortar al centro para superar a su marcador y definir al primer poste para dejar sin oportunidad a Elliot. El balón cruzó la frontera rumbo al gol cuando el reloj marcaba 45:49.

Algunos reclamaron que Vardy inició la carrera hacia la gloria en fuera de juego, pero la suerte estaba echada y el asistente no tuvo la certeza necesaria para negarle la gloria al atacante, la bandera no se elevó.

Capitulación geordie, éxtasis visitante

El Leicester afrontó la parte complementaria bajo el mismo tenor, con Vardy buscando duplicar la ventaja. El segundo en la cuenta de los zorros no tardó en llegar. Con menos de 20 minutos del segundo tiempo, Riyad Mahrez superó a Paul Dummett y mandó un centro letal al área local que Ulloa, completamente solo, remató cruzado para anotar su primer gol de la temporada y cuarto en los últimos tres enfrentamientos con el Newcastle.

El segundo tanto mató a las urracas. McClaren envió al campo a Papiss Cissé en un intento desesperado de volver al juego, pero fueron los visitantes los que volvieron a golpear. Al minuto 83, Okazaki, que entró por Ulloa, batalló más con la pelota que con la defensa del Newcastle, que como buenos anfitriones dieron todas las facilidades a su invitado, antes de poner el último clavo en el ataúd de los blanquinegros.

Parecía que el atacante tenía más ganas de fallar que de anotar, pero estaba escrito que la tarde le pertenecía a los de Leicestershire. El partido no dio para más y Mike Jones puso fin a la miseria local. Los fieles geordies despidieron a sus jugadores con abucheos y pitos que contrastan con la recepción que le espera a los zorros en casa, héroes de lo imposible.

Jamie Vardy, jugador del partido

El delantero inglés se robo la noche con su histórico gol. Igualó el récord de Van Nistelrooy y se mantiene como líder anotador de la liga, a cuatro tantos de Romelu Lukaku. Las portadas le pertenecen a Vardy, que buscará ante el Manchester United superar la hazaña del holandés, curiosamente, contra el equipo donde el neerlandés se hizo leyenda.

Man of the Match
Jamie Vardy, jugador del partido. (Foto: Chronicle Live)
VAVEL Logo