Arsenal - Dinamo Zagreb: hay que creer en los milagros
Foto: Arsenal

Temporada tras temporada se concibe la clasificación del Arsenal para la Champions League como un éxito de la era Wenger, pero la realidad es que de nada sirve este logro si no se acompañan con los resultados necesarios. Tres derrotas en cuatro encuentros dejan a los gunners con la necesidad imperiosa de vencer a los croatas y esperar un milagro en la última jornada de la fase de grupos. Las inesperadas derrotas ante Olympiakos y el propio Dinamo de Zagreb le da al encuentro de este martes un caracter de final impropio de estas alturas de la temporada. Por el contrario sus rivales en este encuentro siguen aspirando a la tercera plaza que les de acceso a la Europa League, pelea que suponían sería lidiada con los griegos, pero que en este momento se libra ante el Arsenal. Un punto en el Emirates Stadium para el Dinamo podría ser vital para seguir vivo en competición europea, objetivo claro de los de Mamic.

Los jugadores del Arsenal celebran un gol en la victoria ante el Bayern Munich Foto: BBC

15 años seguidos sin caer en la fase de grupos

La presión para el Arsenal es clara, más allá de lo que supone para los grandes caer en la fase de grupos, los gunners no lo hacen desde hace quince años (temporada 2000/01). La falta de títulos en la era Wenger ha sido una constante en la crítica hacia la labor del alsaciano, pues sus aficionados siguen sin conformarse con escuchar durante seis u ocho encuentros el himno de la Champions League, quieren pelear por títulos y parece que así se le debe exigir a un equipo con Özil, Alexis Sánchez, Cech o Wilshere. El francés es consciente del enorme reto que supone vencer al Dinamo de Zagreb, esperar que el Bayern haga lo propio con el Olympiakos y derrotar a los griegos en su terreno de juego: "las opciones de clasificarnos son mínimas, pero tenemos que creer que se puede".

El Arsenal tan solo ha conseguido tres puntos de doce posibles en esta edición de la Champions LeagueIntentando desviar la atención del fracaso hacia las lesiones o el asunto del dopping por parte de un jugador croata, la realidad apunta que el Arsenal puede incluso quedarse fuera de la Europa League si no consiguen la victoria este próximo martes, situación que muchos aficionados esperan así sea, pues la consolación de la antigua Copa de la UEFA no parece suficiente para los ingleses. Caer en esta fase solo puede ser considerado beneficioso si sirviese para centrarse únicamente en la Premier League, pero con tan solo 13 jornadas disputadas y en cuarta posición, creer en la posibilidad de levantar el trofeo de campeón parece algo remoto y muy lejano en el tiempo.

Las terribles actuaciones ante Sheffield Wednesday, West Ham, West Bromwich Albion y sobre todo ante el propio Dinamo de Zagreb, hace temerse a los seguidores gunners lo peor, otro año más sin añadir uno de los grandes títulos a sus vitrinas. Para colmo y como de costumbre en estas fechas, lo de Wenger se encuentran azotados por una exagerada plaga de lesiones que minimizan más aún su capacidad de imponerse a los croatas que ya conocen sus debilidades.

Las lesiones en el medio centro y las críticas a la UEFA

Arsene Wenger criticó muy duramente la decisión de la UEFA de no sancionar al Dinamo de Zagreb tras destaparse el positivo en el control anti dopping de Arijan Ademi en el partido de ida ante el Arsenal. El jugador no podrá jugar al fútbol en los próximos cuatro años, pero el resultado del encuentro no cambiará de signo, situación que el técnico francés no entiende: "al no alterar el resultado y no castigando al equipo en cuestión, estás implícitamente aceptando el dopaje en el mundo del fútbol", dijo un muy enfadado Wenger.

A la derrota ante el WBA de Tony Pulis se le unió la malísima noticia de la lesión de Francis Coquelin que estará fuera del equipo unos dos meses. Esta baja se une a la de Mikel Arteta y a la de Ramsey, que volvió a entrenarse con la plantilla esta misma semana, por lo que este encuentro quizás le llegue demasiado pronto. Wilshere, Oxlade-Chamberlain y Rosicky también están descartados para el encuentro. Con la posición del medio centro azotada por las lesiones, la mastodóntica labor que tiene el Arsenal por delante para remontar el vuelo en la Liga de Campeones se antoja aún más difícil, aunque Wenger advirtió a sus rivales: "cuando todos los jugadores estén de regreso, y si continuamos en la Champions League, seremos muy peligrosos para cualquier equipo".

Coquelin se lesionó ante el WBA
Coquelin se lesionó ante el WBA Foto: West Bromwich Albion

Con la Europa League en mente

El Dinamo Zagreb llegó a la fase de grupos con el objetivo claro de pelear con Olympiakos por hacerse un hueco en la Europa League, y aunque tras la sorprendente victoria ante el Arsenal en el encuentro que abrió la competición soñaron con algo más, las derrotas ante los griegos y la goleada frente al Bayern Munich les devolvió a la tierra. El vital encuentro de la jornada cuatro en territorio heleno empezó poniéndoles el partido muy de cara cuando Hodzic abrió el marcador en la primera mitad, aunque diez minutos fuera de lugar tiró por tierra todo el esfuerzo de la primera hora de partido. Felipe Pardo empató y apenas diez minutos después se quedaron con diez hombres, dándole alas a un Olympiakos que consumó la remontada en el tiempo de descuento.

El Dinamo Zagreb lleva diez actuaciones en Europa sin superar la fase de gruposEl escándalo de dopaje y la actuación en Champions League les ha pasado factura también en el campeonato local, donde lideraban la tabla sin problemas aunque las dos derrotas ante Split y Rijeka han terminado por relegarles a la segunda posición empatados a puntos con el tercero. La cuenta pendiente para los equipos balcánicos siguen siendo las competiciones europeas, y los de Zagreb no son una excepción, pues en sus últimas diez actuaciones europeas (Champions y Europa League) no consiguieron pasar de la fase de grupos, y en la temporada 2012/13 lo hicieron perdiendo los tres encuentros como visitantes y sin conseguir anotar un gol a domicilio.

Si alguien conoce la dificultad de superar al Arsenal en competición europea de primera mano, ese es el técnico del Dinamo Zagreb, Zoran Mamic, que capitaneaba el equipo que cayó por un global de 5-1 en la tercera ronda previa de clasificación de la Champions League, lo cual unido al terrible récord de victorias de los croatas ante equipos británicos (la del pasado mes de septiembre fue la primera victoria en diez intentos) hace temer por una dolorosa derrota en esta noche del martes.

Los jugadores del Dinamo de Zagreb celebran la victoria ante el Arsenal
Los jugadores del Dinamo Zagreb celebran la victoria ante el Arsenal Foto: Telegraph

La noche de pesadilla de Giroud

Olivier Giroud es probablemente el jugador gunner más discutido por sus propios aficionados, del que creen no da el nivel para ser un delantero centro de un equipo aspirante a ganar todo. El francés alterna grandes actuaciones con largas rachas de sequía, y aunque Wenger siempre ha apoyado al intermitente delantero, la realidad es que esta temporada Walcott ha empezado a sumar muchos minutos en la posición de ariete. A sus 29 años, Giroud afronta su cuarta temporada en el Arsenal, y a pesar del constante ruido alrededor de sus números, esta campaña ya suma 9 goles en 19 partidos, con un promedio de un gol cada 117 minutos.

Giroud ha anotado 67 goles en 153 encuentros con la camiseta del Arsenal Los números no son lo suficientemente malos como para ajusticiar al número 12, pero ante la baja del internacional inglés se presume que la responsabilidad goleadora recaerá de nuevo en Olivier, y tendrá así que revivir una de sus peores noches con la camiseta gunner. Si ante el Mónaco la pasada campaña fue duramente criticado por su falta de puntería, este año dejó con diez a los suyos en Zagreb gracias a dos tarjetas amarillas en un período de quince minutos. El Dinamo se hizo con los tres puntos, y esa losa sigue pesando sobre la espala del ex jugador del Montpellier, por lo que de consumarse la eliminación en esta fase de grupos, muchos le señalarán como el principal culpable.

Olivier Giroud recibió una tarjeta roja en el encuentro de ida
Giroud vió la roja en el encuentro de ida Foto: Daily Star

La posibilidad de redimirse está en sus manos, mejor dicho, en su pierna izquierda, y esperará poder brindar a sus seguidores unos grandes 90 minutos que les haga olvidar el infierno vivido en Zagreb.

VAVEL Logo