Casillas condena al Oporto
Rúben Neves se lamenta al finalizar el partido | Foto: UEFA

Se las prometía muy felices el Oporto al llegar a la quinta jornada de la fase de grupos de la Champions League como líder, dejando por detrás a uno de los peores Chelsea de los últimos años. Sin embargo y contra todo pronóstico cayeron en casa tras 22 encuentros sin conocer la derrota en su feudo, y todo gracias a dos errores puntuales que pueden tirar por tierra todo el buen trabajo realizado en los meses previos. Ahora tendrán que sacar algo positivo de Stamford Bridge siempre y cuando los ucranianos consigan vencer (como todo hace presagiar) en su estadio al Maccabi Tel Aviv.

Los jugadores del Dinamo Kiev celebran el tanto de Yarmolenko
Los jugadores del Dinamo Kiev celebran el tanto de Yarmolenko Foto: UEFA

Un planteamiento atrevido

Julen Lopetegui plantó el partido con la intención de ganar y sentenciar la clasificación para evitarse problemas en la última jornada, con un centro del campo formado por Imbula, Danilo y Rúben Neves, dejando en el banquillo de manera muy sorprendente a André André. El internacional luso ha sido una de las sorpresas de la temporada y se ha convertido en un hombre vital tanto para Lopetegui como para Fernando Santos en la selección, sin embargo en el día de hoy presenció la primera parte desde el banco de los suplentes.

El Oporto perdió en casa 22 encuentros más tardeTello volvía a la titularidad en Champions League tras su buen hacer en las jornadas coperas de las últimas semanas, además de que el técnico español ha podido presenciar sus evoluciones a diario mientras sus compañeros viajaban con sus selecciones durante quince días. En el extremo opuesto, Brahimi comenzó haciendo de las suyas retando a su par en cada ocasión, pero su peligro se acabó limitando a varios tiros lejanos que apenas inquietaron al veteranísimo portero ucraniano.

Pasados los primeros minutos de intensa presión local, el Dinamo de Kiev se sacudió el dominio y por medio de Yarmolenko comenzó a crear peligro a la contra. En los minutos siguientes Casillas sacó un par de buenas manos a tiros del extremo internacional que hacían preocupar a Lopetegui en el banquillo, aunque la ocasión más clara llegó en el minuto 28, cuando los visitantes se encontraron con un remate al palo que el arquero español solo pudo seguir con la mirada, y vio como el rechace lo envió el delantero desviado. El trivote no estaba dando los frutos deseados y poco después, una torpeza de Imbula confirmó las sospechas de todos en el Dragão.

Lopetegui no pareció satisfecho con el arbitraje de Velasco Carballo
Lopetegui no terminó satisfecho con el arbitraje de Velasco Carballo Foto: Reuters

Es la primera vez en la historia de la Champions que el Oporto encaja dos goles desde los once metros en la misma ediciónVelasco Carballo acertó al señalar en el minuto 35 una falta dentro del área del ex medio centro del Olympique de Marsella en una zona donde apenas existía peligro de gol. El contacto fue muy ligero aunque suficiente para castigar a los locales con la pena máxima. Yarmolenko engañó a Casillas y dejó a los jugadores del Oporto noqueados y sin capacidad de reacción hasta el descanso. Los hombres de Rebrov habían trabajado más duro en la segunda parte de los primeros 45 minutos y a pesar de lo sorprendente del resultado, el marcador parecía hacer justicia a lo presenciado sobre el terreno de juego.

Intentar reponerse con la entrada de André André

Lopetegui dió entrada al ex centro campista del Vitória SC de Guimarães sacrificando a un muy revolucionado Maxi Pereira que tomó parte en todas las rencillas de la primera mitad. Este cambio movió a Layún al lateral derecho y retrasó al costado izquierdo a un Imbula que se mostró muy perdido durante todo el encuentro.

El Oporto se clasificó en tres de las siete ocasiones que se jugó el pase en la última jornadaLa entrada del 20 del Oporto le dio otro aire a su equipo, que comenzó a presionar más arriba la salida del balón de los ucranianos. La presencia de André André más cerca de los delanteros hizo que Rúben Neves retrasase su posición a una zona donde se siente más cómodo, por delante de los defensas tratando de superar las primeras líneas de pase con su gran toque y visión de juego. De su mano llegaron las primeras ocasiones del segundo acto, por medio de Brahimi y Tello, aunque sus disparos resultaron demasiado inofensivos ante la experimentada defensa del Dinamo.

André André se lamenta tras fallar una ocasión
André André se lamenta tras fallar una ocasion de gol Foto: UEFA

Cuando el Oporto mejor se encontraba sobre el terreno de juego, y más claro parecía que llegaría el empate, un tiro sencillo de detener de Derlis González provocó que Casillas terminase despejando inexplicablemente a su propia portería. Previamente el arquero español ya había dado muestras de su mayor flaqueza cuando intentó sacar el balón jugado con Imbula, y el error en cadena casi les cuesta el segundo, pero el tiro del extremo paraguayo sí terminó en gol.

El Oporto puso fin a una racha de 22 encuentros anotando gol como locales (primera vez con Lopetegui como entrenador)Se hizo el silencio en el Estádio do Dragão. Los casi 32000 espectadores que se dieron cita en esta noche del martes no se podían creer lo que estaban viendo. De comenzar el encuentro prácticamente clasificados, a sufrir una derrota como locales y depender de ganar al Chelsea en su estadio para conseguir progresar. Y todo por culpa de dos errores puntuales de los que los jugadores no supieron reponerse. El tanto cayó como un jarro de agua fría y en los siguientes minutos los de Lopetegui vagaron por el terreno de juego como almas en pena, a merced de los ucranianos que pudieron sentenciar el encuentro en varias ocasiones.

El técnico guipuzcoano, consciente de la inoperancia ofensiva de los suyos, dio entrada a Corona y a Osvaldo, pues Aboubakar en esta ocasión apenas consiguió entrar en juego. Las sustituciones revolucionaron un poco el encuentro, aunque a falta de 20 minutos pocos confiaban en la remontada. Las dos ocasiones más claras del partido para el Oporto llegaron a falta de pocos minutos para el final, primero cuando un buen centro de Layún lo despejó el recién incorporado Belhanda que a punto estuvo de hacer un auto gol, aunque su balón lo repelió el poste.

Iker Casillas no estuvo afortunado en el partido
Iker Casillas no estuvo afortunado en los 90 minutos Foto: Reuters

En el tiempo de descuento y ya sin apenas espectadores en las gradas, la inquebrantable fe de André André hizo que una jugada local terminase de nuevo estrellándose en el palo de un Shovkovskiy que aunque no trabajó casi durante la noche, presenció como la diosa fortuna le sonreía, mostrándole a su compañero en el otro área la cara más dura del fútbol.

El Oporto cayó derrotado por primera vez esta temporada en el décimo sexto encuentroAsí pues, la gran actuación del Oporto en los primeros partidos de esta Champions League puede quedar comprometida por una pobre actuación en la noche de este martes y tendrán que jugarse el todo o nada a una carta. El destino de Mourinho y Casillas vuelve a cruzarse y si los de Lopetegui quieren no depender del Dinamo de Kiev, deberán salir a ganar en Stamford Bridge como ya hicieran el pasado mes de septiembre en el Dragão.

La conclusión más clara que debe sacar el entrenador del conjunto portugués, es sin duda que la presencia de André André en este equipo, es innegociable.

Los jugadores del Dinamo de Kiev celebran la victoria
Los jugadores del Dinamo de Kiev celebran la victoria en el Dragão Foto: UEFA

Puntuaciones VAVEL

Oporto (0) Dinamo Kiev (2)
Casillas 2 Shovkovskiy 7
Maxi Pereira 5 D. Silva 7
Martins Indi 6 Antunes 7
Marcano 6 Dragovic 7
Layún 6 Khacheridi 6
Rúben Neves 7 Sydorchuk 6
Imbula 4 Rybalka 6
Danilo 6 Garmash 7
Tello 5 González 8
Brahimi 6 Yarmolenko 8
Aboubakar 5 Júnio Moraes 6
Sustitutos
André André 7 Belhanda 5
Corona 6 V. Buyalskyy 6
Osvaldo 5 - -
VAVEL Logo