Manchester United - PSV Eindhoven: vidas paralelas
Rooney | Foto: PA

Una nueva jornada de Champions se avecina y dos equipos en buen estado de forma se ven las caras en Old Trafford para dirimir la primera posición del grupo B de la competición continental por excelencia. En Old Trafford se juega algo más que un partido, ya que tanto el Manchester United (7 puntos y líder) como el PSV Eindhoven (6 puntos) ven venir por el retrovisor al Wolfsburgo, que también tiene 6 puntos y es el tercero en discordia que opta a clasificarse a octavos de final.

Manchester United y PSV son dos equipos con trayectorias muy parecidas esta temporada. Ambos están haciendo un buen papel en la Champions y en liga, pero el juego no termina de traducir lo que los resultados ofrecen. El conjunto inglés sufrió el mes pasado una de sus peores sequías goleadoras en los últimos tiempos y el equipo holandés, pese a encadenar una racha positiva de victorias desde hace un mes no consigue encontrar la “motivación” para ganar títulos esta temporada, según palabras del entrenador Phillip Cocu.

Para este encuentro, como en todos los del fin de semana en la Premier y en la Eredivisie, los aficionados del United han sido advertidos de que la seguridad en el estadio será redoblada y habrá un incremento en los controles a los hinchas de ambos equipos antes de acceder a las localidades. Es por ello que, como en cada partido jugado después de los atentados de París, el club ha pedido a los seguidores locales que se presenten con un par de horas de antelación, para evitar colas.

El difícil equilibrio entre resultados y juego

Los red devils llegan a este encuentro de Champions con mejores vibraciones que al último contra el CSKA de Moscú, también disputado en Old Trafford y que ganó el United con un gol tardío de Rooney. Dos victorias consecutivas en Liga, que han aupado a los de Van Gaal a la segunda posición de la clasificación doméstica (detrás del sorprendente Leicester City), son una buena carta de presentación para afrontar un partido de esta envergadura.

Bastian Schweinsteiger salvó los muebles del United en el último partido de la Premier. (Foto: Sky Sports)

Sobre el papel, siendo segundos en la Premier y comandando su grupo en la Champions, puede parecer que el Manchester United está haciendo hasta el momento una temporada sublime, y ciertamente pocos se atreverán a calificarla de “mala”. Pero en el fútbol, el aficionado pide algo más que resultados: también quiere ver jugar. Y el Manchester ha jugado poco esta temporada.

Es cierto, que como dice Ander Herrera, a veces no se tiene en cuenta que el mejor equipo defensivamente hablando del país es el que porta la camiseta roja y los pantalones blancos, pero al aficionado de un equipo de la envergadura del United generalmente no se le contenta con eso. El seguidor del United quiere vencer y convencer, y más de una vez se lo han hecho saber a Van Gaal con gritos del estilo de: “Somos el United, queremos atacar”.

La épica victoria en casa del Watford que hizo saborear las mieles del liderato por unas horas no supone un buen recuerdo de cara a afrontar este partido. Dos jugadores, Ander Herrera y Phil Jones se retiraron lesionados y se suman a la larguísima lista de espera que tiene el club en la enfermería. Rooney es la única alta de esa lista (junto a Martial, aunque el francés no las tiene todas consigo para jugar), ya que pasó durante la semana una enfermedad que le impidió jugar en liga. El delantero inglés llega para poner fin a las carencias de jugadores netamente ofensivos del equipo. Tanto era así, que en Vicarage Road, el estadio del Watford, Van Gaal tuvo que alinear a Memphis Depay como jugador más ofensivo. Felizmente para el entrenador del United, el holandés rindió en esa posición.

El PSV, crecido ante los grandes

Por su parte, el PSV viene de empatar este fin de semana (2-2) a domicilio con el Willem II en la Eredivisie, tras desaprovechar la tempranera ventaja inicial que Pereiro concedió al conjunto de Eindhoven. El equipo neerlandés, no obstante, viene de una racha muy positiva en cuanto a resultados. La última derrota del equipo que entrena Phillip Cocu se produjo hace ya más de un mes, cuando el PSV visitó al Wolfsburgo alemán.

Phillip Cocu pide a sus jugadores "motivación" toda la temporada, no solo ante los grandes. (Foto: Sky Sports)

Pero para Cocu eso no es suficiente. Tras el último partido liguero valoró al equipo y sus posibilidades contra el Manchester en Old Trafford. “El equipo pierde mucho fuelle conforme pasan los minutos”, se lamentó el exjugador del Barcelona. “Nos ha pasado ya muchas veces, es algo que hay que apuntalar”. No obstante, confía en el equipo sea capaz de ofrecer una buena imagen en Inglaterra ya que según él, el PSV se crece en los partidos importantes: “En los partidos contra buenos oponentes solemos rendir por encima de nuestro potencial”. El preparador tulipán argumenta que la motivación juega un papel esencial en el fútbol, pero es algo que debe ser constante, y eso es lo que en su opinión le falla a su equipo: “Este tipo de partidos [contra el Willem II] son tan importantes como ese [contra el Manchester United]. Tenemos que mejorar la motivación en este tipo de partidos, si queremos conseguir algún título, claro está”.

El PSV tratará de conseguir en Manchester sus primeros puntos a domicilio de la competición, ya que sus dos viajes esta temporada se han saldado con derrotas ante CSKA de Moscú (3-2) y Wolfsburgo (2-0). Para encontrar una victoria a domicilio del conjunto holandés hay que remontarse al año 2007, precisamente contra uno de sus rivales en el grupo: el CSKA. Por otro lado, la última victoria de los de Eindhoven en suelo inglés se produjo en la Copa de la UEFA de la temporada 2007/2008. Aquel año, Jefferson Farfán con un solitario tanto aseguró el triunfo del PSV en casa del Tottenham Hotspur.

Árbitro y antecedentes

El árbitro encargado de moderar el partido es el checo Pavel Královec, designado de categoría internacional por la FIFA desde 2005. Pese a su juventud (tienen 38 años) Královec ha sido seleccionado para pitar encuentros clasificatorios de las Copas del Mundo de 2010 y 2014, además de partidos de clasificación válidos para las Eurocopas de 2008 y 2012. El punto culmen de su carrera llegó cuando estuvo entre los 52 árbitros escogidos para la fase final del Mundial de Brasil.

El United no perdió solo tres puntos en Eindhoven. Luke Shaw se fracturó la tibia y el peroné. (Foto: IB Times)

Hay varios antecedentes de enfrentamientos entre Manchester United y PSV en competición oficial, concretamente cuatro. El primero de ellos fue en segunda ronda de la Copa de la UEFA de la temporada 1984/1985. En ese duelo, los red devils se impusieron a los holandeses por 1-0. Posteriormente, se ambos conjuntos se volvieron a ver las caras en la fase de grupos de la Champions 2000/2001. En los Países Bajos, el PSV se impuso al United por tres goles a uno, y en Manchester los locales lo hicieron por idéntico resultado.

El último de los partidos entre los dos equipos fue en la jornada inicial de la Liga de Campeones de este año, en la que el gol tempranero de Memphis Depay fue neutralizado por los de Héctor Moreno y Luciano Narsingh. El PSV ganó aquel partido, pero el Manchester comanda el grupo ahora. Solo uno de los dos tendrá mañana la posibilidad de acceder (si no matemáticamente, casi) a octavos de final. Será entonces cuando las vidas paralelas de ambos equipos esta temporada tomen caminos diferentes.

Posibles alineaciones

Manchester United
PSV Eindhoven
VAVEL Logo