El Monchengladbach pone en jaque a Unay Emery
El Mönchengladbach pone en jaque a Unay Emery [foto borussia.de]

Emoción, tensión, intensidad y goles. Ese puede ser un resumen en pocas palabras de lo acontecido en el Borussia Park tras la disputa de la quinta jornada de la UEFA Champions League. Los potros debían ganar para no quedar fuera de también de la Europa League y seguir teniendo opciones en la última jornada. Y así lo han hecho. Fueron superiores en líneas generales al Sevilla que salió noqueado del Borussia Park por culpa de la dupla Stindl-Raffael que guiaron al equipo germano a una victoria contundente. 

Con esta impresionante 'choreo' recibió el Borussia Park a su equipo

Ritmo alto durante la primera mitad

El inicio del encuento estuvo marcado por la alta presión del equipo local en campo rival. Al Sevilla le costaba salir de su propia área debido a que los de André Schubert ejercían una presión molesta que propiciaba pérdidas de pelota de un Sevilla irreconocible. Además, en cuanto tenían posición de tiro, los locales ponían a prueba a Sergio Rico. Esto último sería fundamental a lo largo del partido. 

El Mönchengladbach aprovechó los errores de un Sevilla desdibujado y anotaron el primer gol a la media hora de partidoA los 13 minutos, los locales iban a sufrir un contratiempo a modo de lesión. Ibrahima Traoré tendría que retirarse por una lesión muscular, entrando en el terreno de juego el delantero Drmic. Estos minutos de desconcierto, los aprovecharía el Sevilla para controlar el esférico y llegar con peligro al área de un Sommer que tuvo que estirarse para evitar el tanto de Konoplyanka. Justo después de esta ocasión tan clara llegó el gol de los potros.

Stindl remató dentro del área pequeña un "centro-chut" de Xhaka desde la parte derecha y pondría por delante a los suyos a la media hora de partido. Los de Emery bajaron los brazos y desearon que llegase el final de la primera parte para poder tomar aire y afrontar la segunda con más intensidad. 

Raffael durante el partido [borussia.de]

El equipo sevillista fue de más a menos en esta primera mitad. Pese a que tuvo varios acercamientos con peligro, el Gladbach llevó la manija del partido y parecía tener todo controlado para ir por delante en el marcador. En la reanudación, los dos equipos tardaron en carburar pero volvió el correcalles y la tensión al encuentro, tal y como había pasado en los anteriores cuarenta y cinco minutos. De nuevo, justo antes del gol de los de André Schubert, el Sevilla tuvo una buena oportunidad para marcar pero no era la noche ni de Gameiro ni de ningún compañero.

Los goles llegaron en la recta final

Como decíamos, el equipo germano anotó el segundo a los 68 minutos de juego. Fabian Johnson recibió un balón dentro del área y la ajustó al palo largo de Sergio Rico que no pudo hacer nada para evitar el segundo tanto haciendo justicia tras lo visto en el encuentro. Unay Emery introducía a Fernando Llorente en la cancha pero ni por esas el Sevilla lograba poner en aprietos a la defensa alemana.

Un Sevilla hundido era incapaz de parar las ofensivas del equipo germano guiado por un Lars Stindl que hizo dos goles y dio una asistenciaDiez minutos más tarde del segundo gol, cayó el tercero ante un Sevilla hundido e incapaz de parar las ofensivas del rival. De nuevo la conexión Stindl-Raffael hizo que el primero metiera un pase entre líneas para que el brasileño batiera a Sergio Rico. No se daría por vencido el Sevilla. Vitolo marcó a los pocos minutos de encajar el tercero. Llorente le dio un buen balón para que el canario de vaselina pusiera algo de emoción a un partido que se cerró justo al minuto siguiente. De nuevo, Stindl, desde fuera del área disparó raso y abajo de la meta de Sergio Rico que vio como el balón entraba en la portería.

Fabian Johnson celebrando uno de los goles [borussia.de]

Antes del final Banega transformó el penalty y puso el definitivo 4-2 final. Si algo le sirven estos dos goles al equipo de Unay Emery es para poder llegar a la última jornada con opciones para clasificarse para la Europa League. Sin vencen en el Sánchez Pizjúan a la Juventus y el equipo alemán empata o cae derrotado frente al Manchester City, los sevillistas seguirán jugando en competición europea.

Pero tras lo visto en el Borussia Park,  mucho debe mejorar el Sevilla para tener opciones reales de seguir aspirando a revalidad el título conseguido el año pasado. El Borussia Mönchengladbach ha puesto en jaque a Unay Emery desconectando por completo a los andaluces. André Schubert, al contrario, suma trece partidos al frente del equipo alemán y solo ha caido derrota una vez

VAVEL Logo