Frustraciones y alegrías sobre la hora en Europa League

Con cada vez menos equipos y con actuaciones más pobres, el fútbol holandés no parece ver fin a su crisis a nivel de competiciones europeas, donde el fracaso es el común denominador de la mayoría de las escuadras participantes. Durante la quinta jornada de la fase de grupos de la Europa League 2015/16 dos derrotas y una victoria presenciaron los aficionados del AZ, Groningen y Ajax, siendo el conjunto de Ámsterdam el único equipo que llegará a la última jornada con posibilidades matemáticas de clasificar a la siguiente ronda.

El cartel de 24 partidos del jueves tenía compromisos interesantes y exigentes para los conjuntos tulipanes. A pesar del complicado y casi que inviable manera de poder seguir, todavía quedaban dos equipos con esperanzas de avanzar de cara a la siguiente hora antes del pitazo inicial.

Todos tendrían encuentros disputados y apretados hasta el final, donde la concentración y la forma física serían los factores determinantes en última instancia.

AZ 1-2 Partizan

El AFAS Stadion recibía al equipo de John van den Brom con muchas expectativas. A pesar de la humillante derrota en Alemania la jornada anterior, el conjunto de Alkmaar todavía mantenía viva sus esperanzas de seguir en la competencia; de conseguir una victoria ante el histórico equipo serbio y esperando un favor del Athletic Club en su respectivo compromiso ante el Augsburgo, empataban en el segundo lugar con tres equipos a razón de seis unidades cada uno, siendo vistos por los españoles, ya en la siguiente ronda.

Tras una primra parte en la que fueron muy incisivos, los holandeses encontrarían recompensa a los 48 minutos del compromiso gracias a un gol de Dabney Santos, que levantaba al público asistente en el feudo de Alkmaar. A pesar de la insistencia y demostrada superioridad, la derrota local fue inminente ante la contundencia del Partizan, que empataba el partido a los 65 minutos con un tanto de Abubakar Omaru y posteriormente remontaba a los 89' con el gol de Andrija Zivkovic.

De esta manera el AZ se despide de toda posibilidad de seguir en la lucha por un puesto en la siguiente ronda, ubicándose último del Grupo L con tres unidades, detrás del Athletic (12), Partizan (9) y Augsburgo (3). Aunque lograse la victoria en San Mamés la próxima fecha, cosa que se ve bastante complicada, no le alcanza.

O. Marsella 2-1 Groningen

Sin posibilidades matemáticas de poder seguir con vida en la competencia, el conjunto Boeren llegaba al Velódromo para medirse a un conjunto francés urgido de los tres puntos para mantenerse en la pelea por un cupo ante el Slovan Liberec checo. El debut en competencias europeas para los pupilos de Van de Looi distó mucho de ser placentera tras frustraciones mayúsculas en los primeros cuatro partidos.

La lógica empezaba a hacerse presente en el partido cuando caía el primer tanto local por medio de Georges-Kévin N'Koudou a los 28 minutos. Un vendaval de ocasiones llevaron los franceses a la portería protegida por Sergio Padt, donde hasta un poste se fue incluído. Para la sorpresa de todos, la visita empataría las acciones con un tanto del veterano capitán Hedwiges Maduro a los 50 minutos. El equipo local apretaría a un Groningen que se iba más que satisfecho con la igualdad hasta que lograrían el definitivo 2-1 ya a los 88 minutos de compromiso con un gol del artillero belga Michy Batshuayi.

Con sólo un punto el equipo del norte de Holanda es último del Grupo F, el cual observa sin posibilidades de nada al Slovan Liberec (7) y Marsella (9) pelearse el último cupo de cara a la ronda de 32 tras la ya oficial clasificación del Braga (12). Cerrarán su participación en el torneo el próximo 10 de diciembre en casa ante el conjunto portugués.

Celtic 1-2 Ajax

Dos históricos equipos del fútbol europeo se jugaban el todo por el todo en Glasgow. El que perdía, le decía adiós a la competencia; si alguien no ganaba, ambos se despedían. Era un escenario propicio para poder disfrutar de un encuentro más que atractivo entre dos equipos que ciertamente habían dejado mucho que desear durante los primeros cuatro fogueos que habían tenido en la Europa League hasta el momento.

Sería el equipo local el que abriría la lata del compromiso. Con apenas tres minutos en el reloj el Celtic se adelantaría con un gol de Callum McGregor tras una pobre marcación defensiva rival. A pesar del buen trabajo mostrado durante la primera mitad, el local pagaría los errores con un gol de Arek Milik a los 22 minutos en una jugada que nació en una pérdida del balón en un área muy sensible. La emoción se hizo presente todo el partido, con postes incluídos, uno por cada lado. Cuando faltaban dos minutos para llegar a los 90, en una jugada rápida el juvenil Václav Černý ponía el definitivo tanto de la remontada del Ajax. El checo de 18 años había entrado a los 62 minutos al partido y era su debut oficial en la competencia; Frank de Boer acertó en su ingreso y vivió el sueño dorado de todo debutante.

Remontada que ha significado la eliminación del conjunto local, quedando último del Grupo A con dos unidades. Delante de ellos están los holandeses, que marchan terceros con seis puntos en la competición, debajo del Fenerbahce (8) y el sorprendente Molde (10), ya clasificado. Pueden clasificar a la siguiente ronda en la última fecha matemáticamente, pero el escenario sea algo complicado: tendría que vencer al Molde en casa en la última fecha y esperar a que un eliminado Celtic derrote al mejorado equipo turco en Estambul.

VAVEL Logo