Mil maneras de ganar
Lewandowski, Vidal y Benatia celebran el gol de Coman. // (Foto de fcbayern.de)

Llega el día donde toca ganar de forma diferente, renovar ideas, mostrarse impredecible y generar una partitura distinta para armonizar de diversas formas algunos días en la vida. Ese día fue justamente hoy para el Bayern de Múnich quien, plagado de bajas por rotaciones y lesiones, sacó su formato más práctico y dio cuenta del Hertha de Berlín por 2-0 con goles de Müller y Coman. Los de Guardiola mostraron un juego más en bloque y con menos vértigo que en partidos anteriores para vencer a un Hertha aplicado en defensa pero con pocos, casi nulos, argumentos ofensivos. Partido destacado para el meta Jarnstein, quien fue vital para que su equipo no se llevara más goles de su visita a Múnich. De igual forma, Javi Martínez y Kingsley Coman fueron lo más destacado en el lado de los bávaros.

De los costados hacia el centro

Con la decisión de darle descanso a Costa, Robben, Kimmich y Alaba, más las bajas conocidas de Thiago y Bernat, Guardiola decidió cambiar el libreto de su equipo y alterar la fisonomía conocida. En ese intento por generar variantes, el equipo bávaro apostó, desde el arranque, a penetrar con combinaciones de toques por el centro, abriendo con pases y conjunciones en bloque y amarrando al Hertha desde su salida para evitar el contragolpe. Por su parte, Pal Dardai tenía una orden clara para sus pupilos: defenderse a toda costa, dejando de atacar y esperando que Kalou resolviera en solitario ante la defensa local.

El partido entró en la inercia típica de la Bundesliga cuando de enfrentarse al Bayern se trata: dominio bávaro absoluto

Bajo esta fisonomía, el partido entró en la inercia típica de la Bundesliga cuando de enfrentarse al Bayern se trata: dominio bávaro absoluto. Con el toque del esférico constante, el Bayern encontró la primera opción clara a gol al 9', cuando Lahm filtró un balón dentro del área a la espalda de Plattenhardt, pero el remate cruzado de Lewandowski impactaba en el poste derecho del Hertha y Coman no alcanzaba a rematar en el rebote a pesar de su barrida. Luego, al 15', Lahm volvería a incorporarse sobre la derecha para mandar un centro medido que Lewandowski pescaba en punto penal, pero Jarnstein arrancaba su show de tapadas con una espectacular estirada para mandar a córner el testarazo del polaco.

El dominio del Bayern, siempre compactado en un bloque firme y con toques rápidos en asociaciones perfectas, se ponía de manifiesto una vez más al 18', cuando Müller filtraba para Lewandowski en el área, pero Lustenberger se cruzaba a tiempo para rechazar el remate del delantero bávaro. Vidal lo intentaba al 21' con un derechazo desde fuera del área, pero Jarnstein seguía impenetrable al tapar a dos tiempos el derechazo fulminante del chileno. Lewandowski intentaba una habilitación de lujo dentro del área para Vidal, quien no llegaba a tiempo al cierre frente a portería. El Bayern tocaba, se adelantaba y penetraba en bloque, ante un Hertha compactado en el fondo, replegado en su zona y decidido a no atacar la puerta de Neuer.

Javi Martínez fue una de las figuras del partido. // (Foto de fcbayern.de)

Sin embargo, poco a poco, Coman comenzó a tomar protagonismo para desbordar y taladrar la defensa en base a su velocidad y regate en el uno contra uno. Ya al 30', el francés le ganaba la espalda constantemente a sus rivales y enviaba centros peligrosos que forzaban a los centrales capitalinos a cerrar con rapidez en el área. Pero, al 33', un córner provocado por los desbordes de Coman derivó en un envío a punto penal donde Lewandowski se elevaba y prolongaba a segundo poste, para que Müller, en solitario, empujara el esférico a la red de cabeza y abriera el marcador. Gol a balón parado para un Bayern con poca tradición desde los córner. El libreto cambiada; el resultado, no. El Bayern, con pocas velocidades, se volvía más preciso y más certero en formatos poco habituales para sus rivales.

Müller abriendo el marcador. // (Foto de fcbayern.de)

El libreto cambiada; el resultado, no. El Bayern, con pocas velocidades, se volvía más preciso y más certero en formatos poco habituales para sus rivales

Con el gol en contra,el Hertha perdió cohesión defensiva y permitió mayores penetraciones del Bayern, con Coman descontrolado por la defensa y desquiciando en cada desborde a los centrales azules. Al 39', Jarnstein se volvía a erguir como figura al hacer un par de excelentes tapadas, primero, a remate de Lewandowski dentro del área y, luego, al rebote pescado por Vidal, que solo la estirada del meta del Hertha pudo evitar sobre la línea de gol. Sin embargo, al 41', la estilística ofensiva del Bayern volvería a aparecer cuando, tras una serie de toques con precisión quirúrgica, Javi Martínez terminaba habilitando dentro del área a Coman quien, en velocidad, le ganaba la espalda a los centrales y definía por encima de la salida de Jarnstein. Segundo gol y golpe final para un Hertha disminuido y aletargado ante un Bayern diferente pero igual de contundente.

Coman volvió a marcar con el Bayern. // (Foto de fcbayern.de)

Para cerrar el primer tiempo, Müller y Coman armaban una exquisita pared en el área al 44', pero Lewandowksi llegaba tarde al cierre y Brooks lograba enviar a córner de manera aflictiva. El árbitro decretaba el final del primer tiempo y el partido estaba claramente definido. El Bayern, dejando de lado la velocidad endiablada en sus toques, cohesionaba sus líneas con pases a medio ritmo pero al doble de precisión, viendo como ese mismo bloque dejaba sin ideas los intentos de contragolpe de su rival y penetraba con el cambio de ritmo de Coman y la multiplicidad de Javi Martínez, Boateng y Vidal en todas las zonas del campo. El Hertha se daba por vencido, bajaba los brazos y se entregaba a la clemencia o la demencia del Bayern de Múnich en su 'Altar de Goles'.

Balada de tempo lento para dosificar a la orquesta

Para la segunda parte, el Bayern arrancó dosificando esfuerzos y midiendo las intensiones de su rival en el complemento. Sin embargo, el Hertha mantenía su postura defensiva, buscando no salir más dañado de su visita a Múnich. Con el balón moviéndose de lado a lado y con la idea clara de reducir el esfuerzo y aguantar el partido con la posesión, fue hasta el 53' cuando Javi Martínez mandó un centro al área que controló Lewandowski, pero el polaco, claramente poniendo un menor esfuerzo del acostumbrado, no hacía una volea perfecta y mandaba un manso remate a manos de Jarnstein.

El Bayern arrancó dosificando esfuerzos y midiendo las intensiones de su rival en el complemento

Un minuto después, al 54', Javi Martínez se vestía de Thiago, una vez más, y enviaba un pase entre líneas que Lewandowski remataba, pero la salida a toda velocidad de Jarnstein achiaba el intento del polaco, dejando el rebote en Müller quien fallaba por poco a contrapique y de zurda. El Hertha movía el banquillo y buscaba mayor solidez en sus líneas, mientras el Bayern mantenía el dominio de las acciones. Javi Martínez lo intentaba al 57' de larga distancia, pero Jarnstein tapaba a dos tiempos el remate del español. Luego, al 60', Lewandowski se sacaba la marca de Brooks y Plattenhardt, filtraba para Müller, pero Jarnstein jugaba de excelente forma el área y despejaba el balón por línea final.

El Bayern contó con varios oportunidades en el partido. // (Foto de fcbayern.de)

Con el paso de los minutos, Guardiola le daba paso a Rode para entrar ritmo, quien regresaba de su lesión y entraba en actividad una vez más en esta temporada. Luego, al 72', Coman le rompía la cintura a Haraguchi, dejaba en velocidad a Lustenberger y centraba hacia atrás para el remate de Vidal, que se fue apenas por encima de la portería del Hertha. El Hertha apenas reaccionaba en todo el partido hasta el 80', con un remate de fuera de área de Haraguchi que Neuer tapaba a dos tiempos, siendo este el primer disparo de los berlineses en todo el partido. El Bayern seguía con el ritmo semilento del partido, controlando las acciones y dosificando esfuerzos, mostrando que también sabe ganar sin meter la quinta velocidad y jugando con más criterio que empuje en esta temporada.

Guardiola le daba paso a Rode para entrar ritmo, quien regresaba de su lesión y entraba en actividad una vez más en esta temporada

El tramo final del encuentro apenas y tuvo emociones, siendo únicamente el remate de Kalou, al 87', lo más emocionante del cierre del partido. La acción, nacida en pies de Haraguchi, terminaba con la corrida en velocidad de Kalou, regate sobre la llegada de Benatia y remate al travesaño de Neuer que nada pudo hacer ante la tremenda acción del atacante rival. Con esa acción, más el toque de lado a lado del Bayern, el partido llegaba a su final, con un equipo bávaro dominador de principio a fin, pero con ritmo diferente, matices opuestos a lo acostumbrado y goles en situaciones poco acostumbradas a su bagaje ofensivo tradicional. La aplicación de variantes genera iguales resultados. El orden de los factores no altera el producto. Esa era la ley del Bayern en el partido de este día.

Vidal y Haraguchi en disputa por el balón. // (Foto de fcbayern.de)

Con este resultado, el Bayern de Múnich llega a 40 puntos y sigue líder de la tabla general por encima del Borussia Dortmund que, de perder en su partido de esta fecha, le cedería el título de 'Campeón de Invierno' al equipo bávaro y ampliaría la diferencia de puntos entre ambos a once puntos, dividendo que se mantiene por ahora a falta del duelo entre los borussers y el Stuttgart. Por su parte, el Hertha ve frenada su racha de dos victorias consecutivas, aunque se mantiene en los primeros cuatro puestos de la tabla, dejando la impresión de ser una grata sorpresa en esta temporada, pero uniéndose al batallón de equipos que han perecido en Allianz Arena.

VAVEL Logo