Norwich City - Arsenal: la afición, el antídoto del visitante
Fotomontaje: VAVEL.com

Solo existe un remedio para frenar el avance visitante: la afición local. En ello se intentarán escudar los canaries el próximo domingo cuando reciban al Arsenal, pues ni los jugadores ni un gran planteamiento por parte de Alex Neil, garantizarán un éxito tan absoluto como el que puede provocar la afición del Norwich. Sin duda, Carrow Road será una olla a presión ante el cuadro londinense. Tras el pitido inicial no habrá comparaciones. No habrá superioridad. No habrá favoritismos. El equipo de Wenger será uno más sobre el terreno de juego y, si quieren seguir aspirando a la Premier League, deberán conseguir una victoria ante el siempre temido Norwich. Si por algo se caracteriza el equipo del este de Inglaterra es por su solidez en casa, donde han ganado dos de los tres encuentros que acabaron con victoria durante esta temporada.

Ésta característica deberá ser aún mayor a lo largo de la temporada. El equipo amarillo quiere estar un año más en la máxima división del fútbol inglés y, para ello, deben de hacer de su estadio un bastión inexpugnable. Actualmente marchan decimosextos con 12 puntos obtenidos, solo tres de diferencia con los puestos de descenso. Conseguir tres unidades más en este partido ante el equipo gunner no solo supondrá un ascenso en la clasificación y un paso más hacia el objetivo final, sino que provocará un ascenso en el rendimiento del equipo basándose en la confianza de los jugadores. Si ellos se ven capaces de ganar a un equipo superior, el resto de encuentros serán encarados desde otra perspectiva. Con otro ánimo.

Tres puntos importantes para el Norwich, pero también para el Arsenal. Tras la derrota en West Bromwich, el equipo de Wenger quiere seguir persiguiendo un sueño: volver a ganar la Premier League. Para ello todos los puntos son importantes ya que los dos equipos de Manchester y el Liverpool parecen ser serios candidatos a luchar por la primera plaza. El Leicester, que actualmente comanda la clasificación, y el Tottenham, que es quinto a dos puntos de su rival en Londres, esperan su oportunidad, aunque lo lógico es que antes desfallezcan sus fuerzas. Para no depender de otros equipos, los del Emirates deben volver a ganar. Aunque no lo tendrán fácil, la estadística que demuestra que son el mejor equipo a domicilio es un hándicap incómodo para el cuadro local.

Otra alegría más

Eso es lo que espera dar el Norwich a su afición. Otra alegría más tras la vivida en el último partido disputado en casa. En aquella ocasión se enfrentaban al Swansea de Garry Monk, al que se impusieron por la mínima gracias al tanto de Howson a veinte minutos para el final. Esto provocaba cortar una racha de dos encuentros sin ganar en Carrow Road, los cuales habían sembrado la desconfianza entre los aficionados canaries. El West Brom, uno de los rivales directos en la lucha por la permanencia, había conseguido los tres puntos del feudo amarillo gracias al gol de Rondón en la segunda mitad. Unas jornadas antes era el Leicester el que conseguía los tres puntos en Norwich al imponerse 1-2 gracias a los goles de Jamie Vardy y Schlupp. Solo Mbokani, a la hora de encuentro, pudo recortar distancias.

Rondón celebra el gol ante el Norwich. Fotografía: Sky Sports

El encuentro ante el Arsenal no será el primero ante un equipo grande esta temporada. Sin ir más lejos, en la anterior jornada del campeonato liguero inglés, los de Alex Neil tuvieron que visitar Stamford Bridge para medirse al Chelsea de José Mourinho. Bien es cierto que el equipo del portugués no pasa por su mejor momento de forma, pero el gran planteamiento de los visitantes puso en serios apuros al cuadro blue. Solo un gol de Diego Costa a los 64 minutos de partido pudo desnivelar una balanza que indicaba un soso empate a cero.

Alex Neil siempre adopta un planteamiento defensivo para buscar contras

Precisamente, por este gran planteamiento defensivo, el equipo de Carrow Road se hace fuerte. Ante el Chelsea quedó demostrada la gran solidaridad que se vive en ese vestuario donde cualquier jugador es capaz de darse una carrera de más de medio campo para ayudar en las tareas defensivas. Quizás, el punto débil esté en el ataque, pues solo han anotado 16 tantos en las 13 jornadas que van de competición. Las contras pueden ser su principal arma, algo a lo que deberán de estar muy atentos en el equipo gunner.

Recuperar el camino lejos del Emirates

Aunque la estadística demuestre que el Arsenal es el mejor equipo lejos de su afición, el equipo gunner prefiere jugar en el Emirates Stadium, donde impulsados por su gente son mucho más fuertes. Precisamente, lejos de casa fue donde jugaron su último partido y donde obtuvieron la última derrota. Visitar The Hawthorns no iba a ser fácil y buena cuenta de ello daba Wenger en la rueda de prensa previa al choque ante los baggies. Todo se torció a raíz del gol de Giroud para el cuadro gunner. Morrison, en el minuto 35, y Arteta en propia puerta cinco minutos más tarde, le dieron la vuelta a un marcador que ni Cazorla, desde los once metros, logró volver a equilibrar. De esta forma, se ponía fin a una racha de tres victorias consecutivas lejos de la afición.

Si ese partido fue duro, de importante se puede catalogar el que se disputó ante el Dinamo de Zagreb en la UEFA Champions League. El último partido jugado por los londinenses acabó con un contundente 3-0 gracias al doblete de Alexis y al tanto de Özil, que inauguró el marcador. Éste ponía fin a una racha de tres partidos sin conocer la victoria por parte del cuadro de Wenger y acerca un poco más el difícil sueño de alcanzar los octavos de final de la máxima competición continental.

Özil celebra el gol ante el Dinamo de Zagreb. Fotografía: Arsenal

Las bajas y la gran cantidad de partidos pueden jugar en contra del Arsenal

La gran cantidad de partidos y la poca plantilla que se le ha quedado a Wenger pueden ser los grandes problemas del Arsenal en este tramo de temporada. Las lesiones han minado un banquillo repleto de estrellas. Coquelin fue el último en caer, aunque Giroud, con un golpe en el tobillo, y Bellerín también arrastran problemas a pesar de que parece que no van a ser bajas para el encuentro ante los canaries. La ausencia del centrocampista galo puede ser muy perjudicial para los intereses del equipo gunner, pues era uno de los futbolistas más importantes para el técnico y, a través de él, se conseguía el equilibrio en el juego. Casualidad o no, tras su marcha en The Hawthorns, el West Bromwich Albion remontó el partido, aunque el gol de Giroud también llegó sin su compatriota en el terreno de juego.

El Arsenal domina con contundencia la historia

Si algo tiene este partido entre el Norwich y el Arsenal es un balance claramente decantado hacia el lado gunner. De los 55 partidos que se han jugado anteriormente entre estos dos equipos, 26 han sido ganados por el equipo de Londres. Esto supone un 47% de victorias en los enfrentamientos ante unos canaries que solo se han impuesto en once ocasiones. Los 18 encuentros restantes acabaron en empate.

A pesar de que durante la temporada pasada no se vieron las caras, pues el equipo de Norwich estaba en Championship ya que descendió un curso antes, también se cuentan por victorias del Arsenal los tres últimos partidos. Durante la temporada 2013/2014, el equipo de Wenger se impuso en los dos partidos ligueros. El primero fue disputado en el Emirates Stadium y acabó con un marcador de 4-1. Wilshere, Ramsey y Özil, en dos ocasiones, fueron los autores de los goles locales, mientras que Howson anotó para los visitantes. También fue contundente la victoria conseguida en Carrow Road, ya que los londinenses se impusieron 0-2 merced a los tantos de Ramsey y Jenkinson.

Imagen del partido entre el Norwich y el Arsenal. Fotografía: Arsenal

Hay que remontarse hasta el 20 de octubre de 2012 para ver la última victoria del Norwich sobre el Arsenal. Fue en un partido de Premier League del curso 2012/2013, cuando los hombres entrenados por Chris Hughton se impusieron 1-0 gracias al tanto de Holt a los 20 minutos de partido. En el encuentro de la segunda vuelta el Arsenal volvió a ganar delante de su afición y le endosó un duro 3-1 donde Arteta, Giroud y Podolski neutralizaron el gol inicial de Turner. Emocionante aquel encuentro en el que se anotaron todos los goles en la segunda parte siendo los tantos del Arsenal entre el minuto 85 y el 91 de partido. Así pues, remontada in-extremis del equipo de Wenger.

Que haya tantos goles es algo que no debe de extrañar en partidos entre estos dos equipos, pues la media de goles está situada en los 2,8 por partido. De los 155 tantos, 100 pertenecen al Arsenal, mientras que los 55 restantes son favorables al Norwich. No obstante, el marcador más repetido es el de empate a uno, el cual no dejaría contento a ninguno de los dos equipos de cara a esta jornada.

Un local regular ante el mejor visitante

Las estadísticas de esta temporada dejan datos bastante interesantes entre estos dos equipos. Mientras que el Norwich no aprovecha de una buena forma sus partidos en casa, el Arsenal rinde mejor lejos del Emirates Stadium. Los de Wenger son el mejor equipo lejos de su estadio, donde han conseguido 15 de los 26 puntos que tienen en el casillero. Solo la diferencia de goles es la que le permite liderar esta clasificación a domicilio, pues el Leicester, también con 15 puntos lejos del King Power Stadium, tiene una diferencia de +6 que es inferior a la de +8, correspondiente al equipo londinense. De los siete encuentros jugados en campo rival, el Arsenal ha ganado cinco, contando por derrotas los dos restantes.

Más repartido es el balance del Norwich, pues el equipo de Alex Neil ha disputado seis encuentros ante la afición de los cuales ha perdido tres, ha empatado uno y ha ganado dos. Con siete goles a favor y ocho en contra, se sitúa como el 13º mejor equipo local, algo que no es nada halagüeño en un equipo que tiene como objetivo principal la permanencia. Por encima están equipos como el Watford, con ocho puntos conseguidos de los 21 posibles o el Leicester, que en su sorprendente campaña ha sumado 13 de los 18 puntos que se han jugado en su estadio. Ambos conjuntos también lucharán por la permanencia, por lo que el Norwich debe hacer valer su condición de local y, con el apoyo de la afición, sumar la mayor cantidad de puntos posible.

Altas, bajas y posibles alineaciones

Diferencia, en este caso a favor de Alex Neil, la que hay en cuanto a los lesionados. Mientras que el entrenador escocés no podrá contar con dos jugadores, Arsène Wenger tiene la enfermería mucho más llena. Tettey y Jarvis serán las bajas del Norwich. El primero sufre una lesión en el muslo que le mantendrá apartado de los terrenos de juego algún tiempo, mientras que el segundo tiene una lesión en la rodilla que no le permitirá volver a jugar hasta mediados de diciembre. Ya en el partido ante el Chelsea ambos causaron baja, por lo que el técnico ya tendrá decididos los posibles recambios.

Más preocupante es la situación del Arsenal. El último en caer ha sido Coquelin, que se lesionó en el encuentro ante el West Bromwich Albion del pasado fin de semana. Se prevé una baja de dos meses, por lo que los problemas se pueden hacer visibles en el equipo gunner. El francés se une a Rosicky, Welbeck y Wilshere, tres jugadores que aún no han debutado esta temporada por sus problemas físicos. Además, están en la enfermería Walcott, Oxlade-Chamberlain y Arteta. Los dos primeros podrían llegar al encuentro forzando su recuperación, pero el español no lo hará. También se lesionó en The Hawthorns en un partido para olvidar. Con problemas físicos aunque todo indica que saltarán al terreno de juego están Alexis Sánchez, Joel Campbell, Giroud y Bellerín, este último tras recuperarse en tiempo récord de un problema en la ingle.

Posibles alineaciones Norwich City - Arsenal

VAVEL Logo