El que ríe último, ríe mejor
Bolasie anota su segundo gol de la tarde. (Foto: Chronicle Live)

Alan Pardew tuvo una tarde de ensueño en su casa de toda la vida frente al equipo donde sufrió tantos desprecios. El entrenador de los londinenses probó las mieles de la revancha con la aplastante victoria que sus águilas conquistaron sobre las huestes del Toon, que parecen más zombies que urracas. Con todo y su pésima forma en la presente temporada, los visitantes se las arreglaron para irse al frente por conducto de Papiss Cissé. El senegalés marcó su segundo tanto de la campaña al aprovechar la asistencia de Daryl Janmaat a los diez minutos de acción.

Sin embargo, los anfitriones respondieron inmediatamente con dos goles en tres minutos. James McArthur pegó primero mediante un disparó que fue desviado por Paul Dummett, a continuación Yannick Bolasie puso al frente a los azulgranas al aprovechar un rebote en el área.

Cerca del entretiempo, Wilfried Zaha prendió el balón de volea para incrementar la ventaja londinense, misma que Bolasie aumentó con un cabezazo en el área. Finalmente, con las urracas entregadas, McArthur logró su segundo gol del partido en el último suspiro con un tiro cruzado.

Cissé adelantó a la visita. (Foto: Chronicle Live)

El águila se comió a la urraca

La venganza es un plato que se come frío pero los londinenses, quizá honrando a su estratega, salieron a comerse al exequipo de Pardew. No obstante, aunque las águilas se mostraron más fuertes de arranque, fueron las urracas quienes abrieron la cuenta. Corría el minuto 10 cuando el lateral derecho holandés, Daryl Janmaat, superó a Jason Puncheon y envió un centro al corazón del área que Cissé envió al fondo de las mallas. El mismo senegalés pudo duplicar la ventaja magpie pero sería el Palace el que reiría al final.

Wickham habilitó a McArthur en el borde del área, el mediocampista disparó, la pelota pegó en Paul Dummett y superó a Rob Elliot, que ya se había lanzado al otro lado. Ahí debieron darse cuenta los casi tres mil aficionados geordies que hicieron el viaje que sería uno de esos días. El Palace lucía mucho mejor tras el golpe anímico y causaba peligro cada vez que iba al frente. Tres minutos después del empate, los de Pardew tomaron la ventaja.

Una vez más Wickham fue clave en el gol azulgrana, se escapó por la derecha y mandó un pase raso para Zaha. El volante no pudo controlar pero la esférica le cayó a Bolasie, que la mandó guardar entre un mar de piernas. La visita intentó responder pero el Crystal Palace era mucha pieza, su trío de atacantes Puncheon, Bolasie y Zaha comandaron fieros contragolpes que causaron toda clase de problemas al Newcastle. A cuatro minutos del descanso, Zaha anotó el tercero.

McArthur apunto de anotar. (Foto: Chronicle Live)

El imparable Wickham recorrió su banda por enésima vez y mandó un centro para Zaha, quien estrelló el balón en el césped; pero la tarde era de Pardew, así que la esférica levantó el vuelo, como el águila en el escudo del Palace, y se anidó en las redes visitantes

Muertos en vida

Para la segunda parte, McClaren envió a la cancha al defensivo Jamaal Lascelles en lugar de un inefectivo Ayoze Pérez pero la apuesta del inglés no dio dividendos. Los locales volvieron a marcar a los dos minutos del complemento.

El exmagpie Yohan Cabaye cobró un tiro libre, mandó el balón al área, Damien Delaney peinó la pelota y Bolasie llegó para batir a Elliot por segunda ocasión. Dio la impresión de que ahí se murió el Newcastle, aunque es posible que haya llegado a Londres sin signos vitales. La humillación de los visitantes se completó en tiempo agregado, Bolasie corrió la milla y mandó un centro al área geordie; la zaga intentó despejar pero McArthur encontró el balón y selló la "manita".

El Crystal Palace llegó a 22 puntos, que lo colocan en la sexta posición de la clasificación, dos por debajo de los puestos europeos. Pos su parte, el Newcastle regresó a la zona de descenso, pues se ubican en el lugar 19 con diez puntos.

VAVEL Logo