Continúa la hegemonía ajacied
Foto: ajax.nl

Aunque ahora parezca algo increíble, hasta hace poco -muy poco en realidad-, el PEC Zwolle temía los enfrentamientos contra los grandes equipos de Holanda. Hasta su ascenso a Eredivisie en la temporada 2011-2012, sus choques contra el equipo de Ámsterdam habían servido a estos últimos para golear, y para conseguir puntos fácilmente. Sin embargo, desde su vuelta a la máxima competición del fútbol neerlandés, el equipo de Zwolle ha logrado méritos tales como ganarle una Copa y una Supercopa al Afc Ajax, en la temporada 2013-2014, y jugar competición europea en la actual temporada. Además, eran el único equipo que podía presumir de no haber perdido contra el Ajax desde Enero de 2014 en Eredivisie. 

El Ajax saltó al IJsseldelta Stadion con la certeza de que los dedos azules iban a pelear por quedarse con los 3 puntos que les devolverían a los puestos europeos. Pero también con el convencimiento de que no se iban a rendir fácilmente. El Feyenoord ya había disputado su partido y no había defraudado; se habían llevado la victoria, y en los planes del Ajax solo cabía ser líderes en solitario al menos una jornada más.

A pesar de la dificultad que conllevaba jugar en el IJsseldelta, el Ajax dominó el balón durante buena parte de la primera mitad, y tan solo la mala suerte se interpuso entre los ajacieds y el gol. Hasta 4 veces tiraron entre los tres palos. Los aficionados del PEC Zwolle suspiraban. La posesión, las ocasiones, y el peligro que crearon los visitantes hasta bien entrada la media hora de juego hacían que solo fuese cuestión de tiempo que se adelantasen en el marcador. 

Y así fue. El gol llegó al 37' gracias a Amin Younes, y gracias también en gran medida a Begois, el portero local, quien no había podido interceptar un centro enviado por Mitchell Dijks y que recibió el alemán Younes, que no perdonó y convirtió el balón en el primer tanto de su equipo. 

Los de Ámsterdam se fueron a los vestuarios con sentimientos contradictorios. Por un lado tenían la tranquilidad y la seguridad que les brindaba ir ganando 0-1 a un rival que siempre se les antojaba complicado, pero por otro lado sabían que habían tenido ocasiones de sobra para haber dado por concluido el choque al final de la primera mitad. 

Cambios, reencuentros y Serero 

Ron Jans optó por poner toda la carne en el asador y meter en el terreno de juego a dos viejos conocidos del Ajax: Sheraldo Becker, cedido desde el Afc Ajax hasta final de temporada, y Stef Nijland, el hombre que logró el único tanto de la Supercopa 2014. La situación del Zwolle en la primera mitad y en los pocos minutos que habían pasado de la segunda mitad se resumía en el tercer y último cambio, que efectuó el 55', al meter a Ehizibue. Los dedos azules necesitaban creatividad, originalidad y por encima de todo, frescura. 

Los primeros minutos de la segunda mitad se les hicieron cuesta arriba a un Ajax que a medida que pasaban los minutos perdía su factor sorpresa y su energía. Ya no buscaban arriesgarse ni sorprender, sino perder tiempo, algo inhabitual en un Ajax con una media goleadora superior a los 2 goles por encuentro. 

Sainsbury fue el jugador más destacado del conjunto local. A pesar de ir en cabeza, el Ajax no dejaba de subir balones, aunque con escaso éxito, debido en gran parte al central australiano Trent Sainsbury, que luchaba por cada balón que se ponía en su camino e impedía que los jugadores ajacieds se acercasen a la portería de Begois. 

La situación del Ajax sobre todo en la segunda mitad del partido, se podía sintetizar en los tres cambios que realizaron: cambiaron a toda su delantera. En primer lugar entró el jovencísimo Vaclav Cerny, que con solo 18 años ya había debutado y marcado el tanto de la victoria en el choque contra el Celtic en Europa League. Y le siguieron Serero y Schöne, autores de la jugada más determinante del partido. Tras un saque de banda muy buen puesto, el balón cayó a los pies de Schöne que le dio una impecable asistencia al jugador sudafricano que acabó empujando el balón hasta el fondo de la portería. Con 35 goles a favor y solo 7 en contra, el Ajax firmaba el mejor inicio goleador desde que comenzaba en 2010 la etapa de Frank de Boer como técnico ajacied

La derrota en casa le había supuesto al PEC Zwolle desperdiciar la ocasión de haberse colado en puestos europeos tras la derrota del NEC Nijmegen. Ambos debían esperar a la próxima jornada para reclamar una posición dentro de los puestos de acceso a competición europea.

VAVEL Logo