Duelos de viejos conocidos de camino a Milán 2016
Foto: UEFA

Se acabó el confort de la fase de grupos, llegó el KO a la Champions League, y los 16 equipos clasificados en busca de la ansiada copa de campeones ya conocen sus rivales en este camino hacia Milán 2016. Muchos viejos conocidos volverán a verse las caras en estos octavos de final, algunos de los encuentros ya se han convertido en nuevos clásicos del fútbol europeo y sin duda volverán a traernos viejas emociones vividas hace años tratando de sustituirlas por  más frescos recuerdos en la memoria colectiva. 

Gent - Wolfsburgo

Dos de los equipos debutantes de esta competición se enfrentarán tras haber superado un grupo en que nadie les creía capaces de avanzar hasta los octavos de final. Valencia, Olympique Lyon, Manchester United y CSKA Moscú han quedado por detrás de alemanes y belgas en grupos donde la igualdad era el factor clave. El Wolfsburgo se ha repuesto a la salida de Kevin de Bruyne con mucha rapidez y con doce puntos terminaron como primeros del grupo B, mientras que en el H, y con 10 unidades, el Gent consiguió imponerse en su estadio a Zenit y Valencia para conseguir una histórica clasificación. El suizo Danijel Milicevic fue el hombre clave en esta gesta anotando tres goles y asistiendo en una ocasión a sus compañeros en estos seis encuentros.

Roma - Real Madrid

El duelo entre romanos y madrileños es uno de esos encuentros ya habituales en estas fases de la Champions League, pues no en vano ya se han visto las caras en ocho ocasiones desde la temporada 2001/02. En el año 2008 la Roma consiguió eliminar en esta misma fase al Real Madrid tras vencer por 2-1 en ambos encuentros, aunque en poco se parece aquel equipo a este Madrid. Los de Rafa Benítez han pasado con soltura el trámite del grupo A, consiguiendo 16 puntos de los 18 posibles y anotando 19 goles por el camino. La Roma por el contrario, sufrió hasta el último día su clasificación y no pudo pasar del empate en el Estadio Olímpico ante el BATE Borisov, y fue el empate del Barcelona en Leverkusen lo que les proporcionó el pase a las fases eliminatorias. El empate a cuatro ante los alemanes en el mes de octubre, y sobre todo la victoria por 3-2 en Italia fueron los momentos claves de la clasificación para los hombres de Rudi Garcia.

Paris St. Germain - Chelsea

Otra vez más, el gigante francés se interpone en el camino de Mourinho por levantar la Liga de Campeones con el Chelsea. Con la dramática eliminación la pasada temporada, gracias a un cabezazo de David Luiz que cerró sus vendetta personal contra los blues. En la temporada anterior, fueron sin embargo los ingleses los que en cuartos de final se hicieron con el pase, siendo lo más destacable del duelo ambas ocasiones el que el equipo clasificado lo ha sido por la diferencia de goles fuera de casa. El PSG terminó segundo en el grupo del Real Madrid, tres puntos por detrás de los blancos, mientras que el Chelsea no pudo cerrar su acceso a los octavos hasta la última jornada tras vencer por 2-0 al Oporto en Stamford Bridge. La mala situación de los londinenses en la Premier League les hace más peligrosos si cabe en esta competición, muy probablemente, su única opción de poder repetir el año que viene.

Arsenal - Barcelona

El Arsenal se vuelve a encontrar con una de sus bestias negras en competición europea. En la temporada 2009/10 los españoles les eliminaron en cuartos de final, la temporada siguiente lo hicieron en octavos, y sobre todo, en 2006 les arrebataron la copa en Saint-Denis tras remontar el gol de Campbell. Los de Wenger consiguieron el pase gracias a los tres goles de Giroud en la última oportunidad de que disponían en duelo a muerte con el Olympiakos, mientras que el Barcelona no tuvo problemas en el grupo E donde consiguieron 14 puntos y anotaron la nada desdeñable cantidad de 15 goles a favor y tan solo cuatro en contra. Luis Suarez con cinco goles en cinco encuentros, será sin duda el hombre a vigilar por los gunners, que ya le sufrieron durante su estancia en el Liverpool. Messi por su parte, ha hecho seis tantos en sus cuatro encuentros ante el Arsenal, uno de sus rivales favoritos.

Juventus - Bayern Munich

Dos gigantes europeos, candidatos al título que entrecruzan sus caminos en una fase mucho más temprana de lo que a ambos les gustaría. El Bayern guarda un grato recuerdo de sus duelos con los turineses, pues en la temporada 2012/13 consiguieron remontar su eliminatoria ante ellos para posteriormente levantar el trofeo. En los primeros tres encuentros entre ambos la Juventus salió victoriosa, aunque tras aquellos, los alemanes no han caído derrotados en sus últimos cinco partidos frente a los italianos. La Juventus consiguió reponerse a la decepción del año pasado y consiguió el pase en un complicado grupo con el Manchester City, Sevilla y Borussia Mönchengladbach mientras que el Bayern de Guardiola lo hizo como primero de grupo tras ganar cinco encuentros, cayendo solo derrotados en el encuentro de ida ante el Arsenal.

PSV Eindhoven - Atlético de Madrid

Holandeses y españoles vuelve a encontrarse aunque en esta ocasión lo hacen en la fase del KO. En la temporada 2008/09 lo hicieron en la de grupos, con un denominador común en los dos duelos, pues el Atlético venció en Madrid por 2-1 y derrotó con contundencia al PSV por 0-3 en Eindhoven. Esta temporada los de Phillip Cocu han sido una de las sorpresas de la competición al dejar en la cuneta al Manchester United, a los que derrotaron por 2-1 en el primer encuentro de la fase de grupos. Por su parte los de Simeone se clasificaron como primeros con 13 puntos, con la solidez defensiva habitual, concediendo tan solo tres goles (los tres ante el Benfica) en un grupo donde también estaban Astana y Galatasaray.

Benfica - Zenit St. Petesburgo

Tercera vez que portugueses y rusos se enfrentan en los últimos años, y con la igualdad máxima ya que el Benfica venció en ambos duelos de octavos de final, aunque el Zenit se llevó los tres puntos en los dos partidos de la fase de grupos de la pasada temporada. El nuevo Benfica post Jorge Jesus se deshizo en del Galatasaray, su máximo rival por la segunda plaza en el grupo del Atlético de Madrid, mientras el Zenit de Villas Boas lideró con mano de hierro el grupo H, consiguiendo 15 puntos ante rivales teóricamente tan parejos como Valencia o Lyon. Alex Witsel regresa al Estádio da Luz y el técnico luso regresa a su país para enfrentarse al eterno rival de su Oporto, y quiso destacar el potencial de sus rivales: "su experiencia europea lo dice todo, dos finales y dos semifinales de la Europa League en las últimas cinco temporadas, tendremos que mejorar mucho para superarles", declaró André Villas-Boas.

Dinamo Kiev - Manchester City

Otra de las sorpresas de la competición que de la mano de un histórico como Sergei Rebrov ha conseguido la clasificación en un grupo durísimo se enfrentará al eterno candidato a campeón. Los ucranianos tuvieron que derrotar al Oporto en Portugal por 0-2 y empatar ante el Chelsea en Stamford Bridge para conseguir el pase, como siempre liderados por el gran Yarmolenko. El Manchester City por su parte consiguió la primera plaza del grupo D cuando todo parecía perdido, pues  tras remontar en un minuto la ventaja del M'gladbach, vio como la Juventus se dejaba el punto que marcaría la diferencia en Sevilla. Ese minuto fatídico ha terminado significando el emparejamiento de los de Pellegrini con el Dinamo Kiev, y de los italianos con el Bayern Munich. El antecedente más cercano en el tiempo entre ambos data de la temporada 2010/11, cuando los ucranianos eliminaron a los ingleses en octavos de final de la UEFA Europa League, gracias a una victoria por 2-0 en la ida que les hizo prevalecer a pesar del 1-0 de la vuelta en Manchester. En ese encuentro de ida, marcó Shevchenko, leyenda del club y compañero inseparable del hoy entrenador del Dinamo.

Los encuentros de ida se disputarán el 16 de febrero (PSG-Chelsea y Benfica-Zenit), el 17 de febrero (Gent-Wolfsburgo y Roma-Real Madrid), 23 de febrero (Arsenal-Barcelona y Juventus-Bayern Munich) y el 24 de febrero (PSV-Atlético de Madrid y Dinamo Kiev-Manchester City). Las vueltas quedan señaladas para el 8, 9, 15 y 16 de marzo, momento en el que ya solo quedarán ocho candidatos al máximo trofeo continental. Guárdense la fecha, 28 de mayo en Milán. Solo puede quedar uno.

VAVEL Logo