La Pirámide de las Necesidades de Guardiola
Pep Guardiola sigue innovando en Múnich. // (Foto de dw.de)

Juguemos a ser psicológos por un día. Juguemos a tener al Bayern de Múnich en una consulta diaria. Juguemos a que nos comenta cómo se le traban los partidos con rivales defensivamente excesivos y cómo las ideas parecieran atorársele ante tales desafíos. Juguemos a tomar notas en nuestro bloc de papel y a ejercer un diagnóstico para nuestro paciente. Juguemos a formar 'La Pirámide de las Necesidades de Guardiola' para un tratamiento ideal de nuestro paciente.

Un poco de Maslow para entrar en la idea

Todo ser humano posee un conjunto de necesidades que cumplir para una correcta autorrealización de su ser. Para ello, Abraham Maslow, psicológo norteamericano y uno de los fundadores de la 'Psicología Humanística', elaboró un sistema piramidal en el que, con cinco niveles bien definidos e interralacionados entre sí, dejando en claro cuales eran las necesiades básicas que el ser humano debía cubrir para considerarse autorrealizado y autosatisfecho consigo mismo.

Para Maslow, los primeros cuatro niveles son conocidos como 'Necesidades de Défecit', siendo el último nivel el de las 'Necesidades de Ser'

'La Pirámide de las Necesidades de Maslow' es una de las teorías más utilizadas para explicar cuáles deben ser las necesidades básicas de todo ser humano. Dicha teoría va desde un nivel inicial propiamente físico, dedicado a todas las exigencias fisiológicas que el cuerpo demanda, hasta un nivel final de pura concepción psicológica, donde se definen los valores con los que el ser humano entenderá su realidad y su existencia. Para Maslow, los primeros cuatro niveles son conocidos como 'Necesidades de Défecit', siendo el último nivel el de las 'Necesidades de Ser', formando una pirámide donde cada nivel, desde el más bajo al más alto, debe ser cubierto para que el siguiente pueda entrar en el proceso. De no darse esta equivalencia y correspondencia entre niveles, el resultado puede dejar un desequilibrio físico y psicológico en el individuo que llevaría a trastornos de realidad que afectan su desarrollo individual y colectivo. Es así como Maslow explica la naturaleza psicológica del ser humano.

Y Guardiola dibujó su pirámide

Volviendo a nuestro paciente, el Bayern de Múnich ha enfrentado traumas severos a pesar de los éxitos de los últimos años. La goleada del Madrid en Múnich, la eliminación en penales ante el Dortmund en Pokal, la magia de Messi en Camp Nou o las goleadas ante el Wolfsburgo y el propio Dortmund han sido situaciones que han ido empañando la adrenalina que el festejo del éxito genera. En cada una de dichas vivencias existe un patrón táctico común: falta de equilibrio entre líneas. La forma en cómo un equipo de naturaleza ofensiva fue masacrado gracias a los espacios dejados por dicha inclinación al ataque han sido un dolor de cabeza para Pep, el cual ahora parece tener mucho más controlado gracias a un sistema piramidal dentro del terreno de juego.

El equilibrio parece haber llegado a Múnich gracias a un sistema que aparece a ratos, pero que marca diferencia cuando se hace presente

Es así como, partiendo de una mutación formativa dentro del campo, Pep Guardiola ha logrado equilibrar sus líneas de mejor forma al dibujar una auténtica pirámide sobre el terreno de juego. Ya sea con un 4-3-3, un 3-4-3, un 3-5-2 o hasta un 4-1-4-1, el Bayern de Guardiola ha encontrado la coordinación necesaria para formar una pirámide que le permite atacar y defensar con mayoría de elementos, razón por la cual, en la mitad de la temporada actual, los bávaros cierran con solo 8 goles en contra en Bundesliga, 3 en Champions y 2 en Pokal, llegando a limitar a rivales como el Wolfsburgo o el Dortmund, a quienes les ha dejado poco o casi nulo margen de ofensa al contragolpe. El equilibrio parece haber llegado a Múnich gracias a un sistema que aparece a ratos, pero que marca diferencia cuando se hace presente.

Bayern de Munich Piramide Ataque - Football tactics and formations
Dibujo táctico piramidal con toda la plantilla bávara

Primer Nivel: Despliegue físico defensivo

La Pirámide de Pep se dibuja de forma simple: el equipo parado en un 2-3-2-3, con Neuer siempre adelantado para ser el primer hombre por fuera de su área defensiva. Cualquiera que sea la formación, todo arranca con dos centrales expandidos en tres cuartos de su propia cancha, siendo los más utilizados Jerome Boateng y Javi Martínez. Con solo dos hombres en ataque, los cuales llegan hasta la mitad del campo, dejando que Neuer se adelante hasta fuera del área grande, el Bayern se encomienda al equilibrio que su mediocentro brinde, formando un tridente en zona baja y abriendo a sus centrales en función de 'stoppers', es decir, una especie de paradores en corto, para que el volante central haga las veces de líbero o, en todo caso, el propio guardameta.

Mientras ambos zagueros hacen dicha función, los laterales y extremos quedan listos para el regreso, mientras los interiores ya estan colocados en el centro del campo

De igual forma, la disposición de 2-3-2-3 genera el equilibrio en defensa al contar con laterales que regresan, interiores que se suman hacia el centro y extremos que hacen un recorrido hacia atrás para que los laterales no enfrenten un dos contra uno ante los atacantes rivales. Esto facilita el trabajo de los centrales, quienes se convierten en los primeros marcadores desde el terreno de juego del rival. Sin embargo, mientras ambos zagueros hacen dicha función, los laterales y extremos quedan listos para el regreso, mientras los interiores ya estan colocados en el centro del campo para presionar junto a alos centrales y regresar si esa presión fracasa. El fútbol total es la priemra premisa de la pirámide de Guardiola: todos atacan, todos defienden. El axioma básico es inmutable.

Diagnóstico: La primera necesidad que el Bayern de Múnich debe satisfacer para un sano funcionamiento es la condición física. Si el equipo no está en condiciones ideales, los espacios quedarán a disposición dle contragolpe rival y la pirámide simplemente se desploma.

Boateng y Javi Martínez son los centrales que Guardiola más ha utilizado. // (Foto de tz.de)

Segundo Nivel: Volante + Laterales = Barrera de Tres

Pasando al siguiente nivel, Maslow enfatizaba su segunda zona como la parte de la seguridad, donde se daban por incluidas todas las premisas sociales que garantizan un mínimo de vida apropiado para el ser humano. Es aquí donde, con un juego de 2-1-2 entre centrales, volantes e interiores, le permite al Bayern ganar la seguridad en el juego. La verdadera razón de la pirámide guardiolista se da justamente en este punto. Con dos centrales, un mediocentro y dos interiores, el Bayern genera un cuadrado central que ahoga el contragolpe rival y absorbe el control del esférico. Prácticamente, ante la marca inicial de los interiores acude el mediocentro como relevo. Si eso falla, los centrales hacen el corte providencial y, si todavía eso no funciona, los laterales y extremos ya ganaron tiempo para reposicionarse en zona baja y Neuer ya salió a cortar la jugada.

Ante la marca inicial de los interiores acude el mediocentro como relevo. Si eso falla, los centrales hacen el corte providencial

Junto al mediocentro, los laterales son claves en esta zona del campo. Con un regreso en diagonal hacia el centro, en partidos claves como contra el Dortmund, el Arsenal o el Wolfsburgo, se ha podido ver como tanto Rafinha, Lahm o Alaba (los laterales más utilizados) hacen un regreso hacia el centro y se convierten en un auxilio más para los centrales, ya que los extremos practican un recorrido vertical cuando se hace la reconversión defensiva. Este estiramiento táctico permite que el Bayern cubra las zonas del campo más sensibles para un conjunto netamente ofensivo, es decir, el corredor central, ya que, ante el despliegue lateral de la contra rival, la tendencia natural es a correr al relevo hacia los costados, facilitando que, con un pase al interior, los rivales lleguen solos ante el guardamete en zona de definición. Esta es la idea que Guardiola busca aplacar con su segunda zona de su pirámide.

Diagnóstico: El juego se centra en un volante que flota por toda la cancha. Hace las veces de líbero de sus volantes y de marcador de sus centrales. El hecho de que flote en toda la zona media le da al Bayern un ancla firme que funciona como un tercer central para contener el contragolpe. A ello, se suma el regreso de los laterales y su incorporación como interiores para duplicar la seguridad en el centro de su zona defensiva.

Xabi Alonso y Kimmich son la clave en el centro de la pirámide. // (Foto de Getty Images)

Tercer Nivel: "¡Todos somos amigos!"

En el tercer nivel, según Maslow, se dan las necesidades de conexión humana e interrelación con la sociedad. Curiosamente, para Guardiola, su tercera zona del campo es en la que todos sus protagonistas se juntan. Con solamente dos interiores por detrás de Lewandowski, el Bayern se para en tres cuartos de cancha rival con Lewandowski retrocediendo unos metros, Müller y Thiago o Vidal llegan sobre el centro, Robben, Costa o Coman haciendo la diagonal hacia el centro o dejando que los laterales cumplan dicha función, sumando un total de cinco atacantes en zona rival. Hasta para una defensa de cinco, enfrentar a igual número de ofensores, tomando en cuenta la velocidad con el balón en los pies de dichos atacantes, resulta ser un dolor de cabeza que destroza a cualquier línea defensiva.

En cada uno de estos partidos, se podía ver cómo el Bayern llegaba hasta con cuatro hombres a zona de definición

El detalle de esta línea quedó claro en tres partidos específicos: ante el Stuttgart y Colonia, en Bundesliga, y ante el Arsenal en Champions League, aunque con algunas pinceladas ante el Wolfsburgo, Dortmund, Zagreb y Olympiacos. En cada uno de estos partidos, se podía ver cómo el Bayern llegaba hasta con cuatro hombres a zona de definición, dejando que los centrales se perdieran totalmente en la marca y que los laterales tuvieran la disyuntiva de marcar en relevo o seguir el recorrido del carrilero rival. El problema para los contrario se incrementa cuando Guardiola, en un ataque de creatividad, sacó a Douglas Costa del costado y lo colocó por detras de Lewandowksi, agregándolo una velocidad más al toque de balòn y ganando el recurso del desborde individual si los toques no lograban su cometido.

Para esta idea, el Bayern se ha visto obligado a juntar una sensación de creatividad con una dosis de adrenalina de riesgo. Sea cual sea el once titular, se ha podido ver a Thiago adelantar su posición y jugar junto a Müller y Lewandowksi, mismo caso de Arturo Vidal, a quien incluso se le ha visto cubrir la zona de mediocentro para tener una sexta opción de ataque en caso de ser necesario. La otra idea va encaminada con Douglas Costa y Robben, quienes se alternan como interiornes, para que el que sobre haga las veces de extremo por derecha y Coman se queda por izquierda. Esta idea fue la más osada de Pep al parar cinco atacantes naturales (Lewandowksi, Müller, Costa, Robben y Coman) y generar llegadas a montones, todas ellas marcadas por la velocidad con el balón en los pies y mucha más velocidad en el juego posicional de sus ofensores. Poder ofensivo que se basa en la capacidad asociativa.

Diagnóstico: Mientras más amistades hayan dentro del campo, mejor será el desarrollo del Bayern. Cada vez que el equipo logra una asociación plena en ataque, la capacidad goleadora se incrementa y la creatividad ofensiva fluye sin poder ser controlada. El equilibrio mismo desde las bases de la pirámide facilita que las asociaciones en zona media le den profundidad al ataque. Los fichajes de Costa y Coman han sido la clave secreta de Guardiola.

Costa y Coman son las claves para que Robben y Ribéry dejen de ser indispensables. // (Foto de dw.de)

Cuarto Nivel: Lewandowski + Müller = GOL

Llegamos así al cuarto nivel, uno antes del resultado social. Es aquí donde Maslow coloca el respeto, la autorrealización, la confianza y el respeto hacia uno mismo. Es aquí donde Guardiola coloca el punto final de su fluojo diagramal: los goles de Lewandowksi y Müller. Desde esta temporada, el Bayern ha dejado en claro su mayor deseo de goles. Lewandowksi ya no solo va al desierto ofensivo, sino que se ve auxiliado por los movimientos de Thomas Müller, quien, incluso, ha superado en tan solo la mitad de temporada su registro goleador más fructífero en su carrera profesional. Dos hombres de ataque para un equipo con casi diez hombres de ataque. Las posibilidades de definición ya no pasan solo por el polaco. Ahora posee al socio perfecto en Müller.

En tan solo la mitad de temporada, Robert Lewandowksi y Thomas Müller suman, en total, 45 goles en todas las competiciones

En tan solo la mitad de temporada, Robert Lewandowksi y Thomas Müller suman, en total, 45 goles en todas las competiciones, con números muy similares entre ambos cañoneros. La cuarta etapa de la pirámide es esa donde aparece solo Lewandowksi, pero, para efecto sorpresa, Müller ha sabido incorporarse mucho más a zona de definición y lo ha hecho de buena forma. Prácticamente, la pirámide guardiolaista ha aprendido a temrinar sus dibujos tácticos siempre con dos delanteros, aunque nominalmente se diga otra cosa. El detalle de los goles de ambos depredadores del área ha hecho que susregistros individuales aumenten, siendo más notorio, el de Müller, quien superó sus 13 goles, máximo de anotaciones para el bávaro en una temporada de Bundesliga, en tan solo la mitad de la campaña presente.

Competición Robert Lewandowski Thomas Müller
Bundesliga 15 goles 14 goles
UEFA Champions League 7 goles 5 goles
DFB Pokal 2 goles 2 goles

Diagnóstico: Toda asociación debe terminar en gol. El Bayern ha dejado de lado su idea del "Falso 9" para modificarla a una especie de "Doble 9", en el que los movimientos de Müller han permitido que Lewandowski tenga una alternativa más en definición. En cada ataque del Bayern se puede ver a dos opciones de cara al gol. Las posibilidades de anotar aumentan y se concretan en un mayor número de goles y aciertos.

Quinto Nivel: Candidato a todo una vez más

Finalmente, Maslow habla de una proyección social en el último nivel. La creatividad, personalidad y forma de relación con los demás se define ya en la punta del iceberg, es decir, el elemento del individuo que se percibe en el colectivo. En el caso del Bayern, una Bundesliga con 15 victorias, un empate y una derrota en la primera vuelta; una DF Pokal donde se deshicieron del Wolfsburgo sin problemas y una Champions League donde se presagia una fantástica final ante el FC Barcelona, soñada por los aficionados al fútbol total, son la evidencia de una pirámide bien edificada por parte de Guardiola, en la ya confirmada última temporada del catalán en el banquillo bávaro.

El Bayern se ve más fuerte, más cohesionado y más firme. Las variantes pasan, ahora, por un "CosMan" más que por un "RobbeRy"

Sobre el último nivel solo queda decir una cosa: la continuidad será la clave. En las pasadas temporadas, la segunda vuelta era un arranque fulminante con un final poco rescatable para el Bayern de Guardiola. Sus eliminaciones en semifinales de Champions League, sumada a su fracaso siempre en semifinales de Pokal la pasada temporada, dejaron en claro que el reto del Bayern está en la parte final del campeonato. De superar esa etapa, el equipo bávaro estaría culminando su pirámide guardiolista y dejando la bandera en alto para el relevo que el italiano Carlo Ancelotti hará a partir de la próxima temporada. Ante el mundo, el Bayern se ve más fuerte, más cohesionado y más firme. Las variantes pasan, ahora, por un "CosMan" más que por un "RobbeRy". La idea de fuerza y técnica se junta con Vidal y Thiago en el mismo sector del campo, mientras Neuer descansa más con Boateng y Javi Martínez en su mejor forma. La pirámide sigue siendo edificada en el cimiento perfecto.

Diagnóstico: El individuo conocido como Bayern de Múnich ha encontrado respuesta a sus traumas. La Pirámide de las Necesidades de Guardiola se ha edificado para fortalecer su capacidad de superar el desafío defensivo/contragolpista de sus rivales. El proceso queda en observación para aclarar los resultados finales del año futbolístico.

Construcción Final

Juguemos a ser psicológos por un día. Juguemos a tener un diagnóstico preliminar del Bayern de Múnich, nuestro paciente de turno. Juguemos a darle seguimiento a su caso. La Pirámide de las Necesiades de Guardiola ha sido edificada y buscará cerrar el ciclo del catalán de la mejor forma posible. Su gran reto: ganar la UEFA Champions League y firmar otro histórico triplete para la historia de los bávaros. La presión es alta y la expectativa mucho mayor. El Bayern de Múnich, actualmente, pertenece al selecto grupo de clubes candidatos a todo, donde pelea palmo a palmo con el Barcelona del tridente. Solo se sabrá si la pirámide tuvo su resultado final hasta que todo acabe en mayo del año próximo. Sin embargo, el resultado preliminar sigue siendo altamente positivo.

VAVEL Logo