Poco que celebrar en el Renato Dall'Ara
Poco que celebrar en el Renato Dall'Ara | Foto: Lazio

Tablas en el Renato Dall'Ara entre Bologna y Lazio. 2-2 que sabe a poco a ambos equipos. A un Bologna que tuvo la victoria a solo 20 minutos y a una Lazio que no consigue encadenar dos victorias seguidas, aunque suma cinco jornadas sin perder. Justo resultado aunque el partido pudo caer de cualquier lado.

A Sassuolo viajará un Bologna que, decimoquinto con 23 puntos, sigue lejos del descenso. La Lazio tiene este miércoles el que puede ser el encuentro más importante de la temporada, ante la Juventus, en los cuartos de la Coppa Italia. Reedición de la final de la temporada pasada que, en el caso de lograr el pase a semifinales de la competición del KO, dejaría a la Lazio en una situación mucho mejor de la que tiene en estos momentos. En Serie A, los pupilos de Pioli recibirán en el Olímpico al Chievo, el domingo a las 15:00 horas.

Las estrellas boloñesas encarrilan el partido

Salió el Bologna como en estas últimas jornadas, mordiendo arriba y con su once de gala, con Destro y Giaccherini como jugadores más destacados. La Lazio, por su parte, también salió con todo, jugando Berisha y Konko en lugar de los lesionados Marchetti y Basta. Segundo partido consecutivo en el que Felipe Anderson se queda en el banquillo. El motivo, veremos si por su posible marcha o por mérito de Keita.

Y no pudo empezar mejor el encuentro para el equipo local. Su alta presión a los jugadores laziali tuvo éxito y provocó una falta cerca del área en el comienzo del partido. Fue Giaccherini quien se encargó de transformar una falta con un potente disparo, con un efecto hacia afuera, que se coló en la escuadra derecha de la portería de Berisha. 

Trató de reaccionar el equipo de Pioli, que empezó a dominar el balón. Una posesión que, como acostumbra la Lazio en los últimos tiempos, resulta absolutamente inútil. Solo Candreva desbordó por la banda derecha en alguna ocasión. El resto, centros inútiles hacia un Djordjevic desaparecido y balones en largo en general, que no pusieron en peligro alguno a la defensa rossoblu.

Destro y Giaccherini dejaron la victoria cerca de Bolonia | Foto: Bologna
Destro y Giaccherini dejaron la victoria cerca de Bolonia | Foto: Bologna

Y de nuevo, tras una jugada a balón parado marcó el Bologna el segundo del partido. Un balón que se coló entre varios defensas visitantes dejó a Destro ante Berisha. El portero albanés tocó la pelota pero no consiguió detener el disparo de un Destro que anotó su séptimo tanto de la temporada y dejaba el partido muy encarrilado para su equipo.

Mucho castigo fue para la Lazio el 2-0 en los primeros minutos de juego. Sin embargo, la reacción laziale no llegó. La posesión en el centro del campo siguió sin dar resultado. No avanzaba un equipo al que le falta mucha magia y, sobre todo, crear ocasiones claras de peligro. Y de esta forma, con el Bologna creando peligro a la contra, bien pudo haber llegado el 3-0 y la sentencia del partido, finalizó la primera mitad.

Klose y Lulic como reacción

Tardó en llegar la reacción del equipo de Stefano Pioli, que no se podía permitir caer en Bolonia con esa imagen en el campo. Mejoró algo la posesión de balón de la Lazio con la entrada de Lulic y Klose por los desaparecidos Parolo, que no está nada fino en los últimos partidos, y Djordjevic. Y si el dominio de la pelota era de los visitantes, el Bologna seguía trabajando en el repliegue, muy ordenado durante todo el partido y tratando de salir a la contra aprovechando los espacios que dejaba la Lazio atrás. 

Pero no estaba todo dicho en la capital de la Emilia-Romagna italiana. Con Klose y Lulic como protagonistas, el equipo de la capitale buscó la remontada, clave para los intereses visitantes en liga. Un gran centro al área de Lulic, que recibió Klose, dio lugar al claro penalti cometido por Masina, que fue expulsado por llegar desde atrás como último hombre. A lo panenka transformó Candreva el penalti. Empezaba un nuevo partido, de 20 minutos de duración.

Lulic, junto a Klose, protagonistas de la remontada laziale | Foto: Lazio
Lulic, junto a Klose, protagonistas de la remontada laziale | Foto: Lazio

Y de nuevo funcionó la sociedad Klose-Lulic, que demuestran su parecido físico en el campo. Esta vez fue el alemán el que puso un perfecto centro atrás desde la banda derecha para que el bosnio rematara al fondo de la portería de Mirante. 2-2 y restaban 15 minutos de asedio.

Salió Felipe Anderson como tercer cambio de Pioli y cerca estuvo la Lazio de culminar la remontada, pero la poca luz dentro del área de los jugadores de Pioli dejó el 2-2 como resultado final. Un empate que deja un sabor agridulce a ambos equipos. El Bologna, se quedó a 20 minutos de la victoria, que, de no haber sido por el error clamoroso de Masina, habría sido cuanto menos factible.

VAVEL Logo