La Juventus pasa a semifinales
Foto: Juventus

La Juventus está un paso más cerca de conseguir la posibilidad de defender el título conseguido el año pasado. Se impuso gracias a un tanto logrado por el lateral suizo Stephan Lichsteiner, fruto de un rechace en la segunda parte. 

Sorprendió la decisión de Allegri de dejar a hombres como Buffon, Khedira, Evra, Dybala o Mandzukic en el banquillo; pero pese a ello el equipo demostró que no sólo son nombres, sino guerreros defendiendo un escudo. La inercia que lleva el equipo es impresionante: diez victorias seguidas en Serie A que les han llevado a auparse hasta la segunda plaza de la tabla, cuando hace unos meses daban al equipo por muerto y al entrenador por destituido.

Con la mira puesta en el doblete de la pasada campaña, la Vecchia Signora espera poder por lo menos a repetirlo. Y para ellos deben llegar a la final de la Coppa y a finales de liga con opciones en ambos campeonatos. 

La primera mitad tuvo buen ritmo de juego, con el dominio del juego repartido para ambos bandos. Especialmente incisivos estuvieron Candreva y Keita Balde para los locales. Pero las ocasiones no llegaban a darse y eso dio alas a los juventinos que empezaron a inquietar la meta rival, pero también sin ocasiones claras de gol. La segunda mitad comenzó con un claro aumento del nivel de intensidad por parte de los visitantes. Fruto de esta subida de la intensidad fue el premio del gol, que se produjo gracias a la tecnología de la línea de gol. Este método avisa a través del pinganillo al colegiado cuando el balón sobrepasa la línea de gol. De este modo se daba la verificación a lo que ya celebraban los jugadores bianconeri. El lateral suizo efectuó el disparo y el portero lacial no consiguió detener a tiempo la pelota. 

Después del tanto visitante, el equipo de Turín utilizó su estrategia habitual de dormir los encuentros mediante el control del balón y del partido. Se  acabarían llevando el triunfo que les da el pase a semifinales, en las cuales se enfrentarán al Inter de Milán, que eliminó al Nápoles. Por su parte, la Lazio no sólo tuvo la mala noticia en la derrota, ya que el centrocampista argentino Lucas Biglia tuvo que retirarse lesionado a pocos minutos del final. 

VAVEL Logo