Made In Lewandowski
Lewandowski marcó un doblete en la victoria del Bayern ante el Hamburgo. // (Foto de fcbayern.de)

Marca goles, marca goles y...marca goles. Así es Robert Lewandowski, quien, con un doblete perfecto, le dio la victoria 1-2 al Bayern de Múnich sobre un Hamburgo muy bien aplicado y que poco a poco da luces de corregir sus errores de temporadas pasadas y alejarse del abismo dentro de la tabla general. El partido del polaco, sumado a una perfecta maestría en desborde y verticalidad de Kingsley Coman, marca el inicio de la Bundesliga tras el parón invernal, con un Bayern igual de líder y, según parece, igual de omnipotente ante un Hamburgo que puede cimentar su fe en el trabajo de Labaddia para volver a ser el equipo competitivo de otros años. El doblete, también, le permite a Lewandowski llegar a 17 anotaciones y quedar a una sola de Aubameyang, en una dura batalla por el liderato del goleo en Alemania.

¡A romper el hielo!

El partido arrancó con las apuestas casi intocables de ambos entrenadores. Cimentándose en una férrea defensa, Labaddia plantó dos líneas de cuatro muy juntas, para que Ilicevic y Lasogga hicieran su parte en ataque. Por otro lado, Guardiola le daba paso a Coman y Costa por los costados, abriendo el telón a la nueva era de los extremos del Bayern y dejando de lado a Robben y Ribéry, en una clara muestra de sucesión de puestos. Además, Thiago volvía a la medular y Alaba al carril izquierdo, con la variante de incorporar a Badstuber en compañía de Boateng, quien saldría lesionado en la segunda parte y a la espera de una posible baja prolongada, según lo que dictaminen los exámenes médicos.

A pesar del dominio del balón prácticamente absoluto por parte del Bayern, las escapadas en velocidad del Hamburgo eran una clara amenaza

Con ambos onces claramente definidos, era el Bayern el que llevaba la voz líder en el concierto futbolístico con dos intentos de encontrar a Müller dentro del área, pero con Cléber bien colocado para cerrar espacios. El Bayern seguía dominando las acciones desde el comienzo con un cabezazo peligroso de Thiago al 7' que se iba apenas por encima de la portería de Adler. Holtby intentaba responder para el Hamburgo al 12', pero su disparo, desde casi tres cuartos de cancha, era contenido a dos tiempos por Manuel Neuer sin mayores problemas. Coman comenzaba su show individual al 15' rompiendo a Diekmeier sobre la derecha, pero su centro se iba largo sin que pudiera llegar a Müller dentro del área.

Sin embargo, a pesar del dominio del balón prácticamente absoluto por parte del Bayern, las escapadas en velocidad del Hamburgo eran una clara amenaza, aunque Boateng y Badstuber llegaban justos a los cortes necesarios sobre cada intento de contragolpe. Pero, al 20', Badstuber llegó tarde sobre Holtby, quien abrió cómodamente para la trepada de Diekmeier sobre la derecha, aunque el disparo cruzado del lateral se iba apenas desviado de la estirada de Neuer bajo palos. Tras esta llegada, el Bayern aceleró sus acciones e intensificó la búsqueda de espacios por las bandas, propiciando que Coman y Costa colocaran centros peligroso al 22' y 24', más uno más de Xabi Alonso al 26', pero Djourou y Cléber lucían impasables con sus relevos perfectos dentro del área.

Kingsley Coman fue una pesadilla para la defensa del Hamburgo. // (Foto de Getty Images)
Kingsley Coman fue una pesadilla para la defensa del Hamburgo. // (Foto de Getty Images)

El Bayern poco a poco era más intenso en ataque y los desbordes seguían llegando sobre los costados hanseáticos

El Bayern poco a poco era más intenso en ataque y los desbordes seguían llegando sobre los costados hanseáticos. Coman y Costa, más Lahm y Alaba comenzaban a arribar con mayor frecuencia y los centros eran ya un problema para Djourou y Cléber. Lahm conseguía acelerar el regreso del central suizo al 34' y Coman enviaba un centro peligroso a manos de Adler al 35'. Pero, al 36', el Bayern recuperó el balón tras un cobro de córner del Hamburgo y dejó que Lahm, sorprendiendo a todos, adelantara líneas y enviara un balón largo a la escapada de Müller. El atacante bávaro logró llegar al área donde mandó un disparo por encima de la salida de Adler, pero la barrida del guardameta fue desmedida y derribó a Müller dentro del área, provocando el penal que Lewandowksi, con disparo al poste derecho, venciera la resistencia local y colocara la apertura en el marcador.

Lewandowski hace efectivo el penal sobre Müller. // (Foto de Getty Images)
Lewandowski hace efectivo el penal sobre Müller. // (Foto de Getty Images)

El Hamburgo dejaba en claro que podía hacer mucho daño en velocidad para la segunda parte

Tras el gol, el Hamburgo aceleró sus motores y buscó igualar rápidamente, aunque Boateng y Badstuber cortaron los intentos de contragolpe de Hunt y Lasogga al 39' y 40'. Sin embargo, al 42', Coman rompía la cintura de Diekmeier, quebraba en velocidad a Kacar y dejaba sentado a Djourou para colocar un centro que Müller cabeceaba, pero su remate se iba apenas desviado del primer poste de Adler. El ambiente en el estadio se calentaba y el Hamburgo empujaba todavía con más ímpetu sus líneas, pero el Bayern lograba aguantar el cierre de la primera parte con la ventaja en el marcador, aunque con algunos problemas para generar llegadas más allá de lo que Coman y Costa pudieran hacer. Por su parte, el Hamburgo dejaba en claro que podía hacer mucho daño en velocidad para la segunda parte.

Susto bávaro y Lewandowski al rescate

Para la segunda parte, Guardiola sacó su varita mágica y enderezó las líneas de su equipo, cargando a Lahm más fijo como lateral derecho y cambiando de costados a Coman y Costa, lo que provocó mayor desorientación dentro de la defensa local y provocó que fueran los bávaros los que dieran muestras de mayor peligrosidad desde el primer minuto del complemento. Coman recorría en velocidad dejando atrás a Ostrzolek al 46', recortaba a Djourou y enviaba un zurdazo esquinado que Adler alcanzaba a mandar a córner. Luego, al 48', Lewandowski pescaba dentro del área un centro fino de Costa, pero su derechazo se iba bien contenido por Adler bajo palos. Finalmente, al 50', Thiago cabeceaba un centro de Costa, tras un desborde sensacional del brasileño, pero su envío se iba por encima de portería.

Gol que caía como balde de agua fría para el Bayern y que encendía los motores psicológicos del Hamburgo

Sin embargo, cuando el Bayern mejor se mostraba dentro del terreno de juego llegaría el gol del empate para el Hamburgo. La jugada, provocada por una falta tras una pérdida de balón de Xabi Alonso, llegaría al 51' con un cobro de falta ejecutado por Hunt, el cual colgaba el esférico dentro del área con una perfecta curva hacia portería. El envió, aparentemente, no era desviado por nadie, aunque la Bundesliga le otorgó el autogol a Xabi Alonso, y Neuer nada pudo hacer ante el cruce del balón a línea de gol y el consecuente empate en favor de los hanseáticos. Gol que caía como balde de agua fría para el Bayern y que encendía los motores psicológicos del Hamburgo. El partido tomaba otros matices.

Confusión entre Lasogga y Xabi Alonso para el empate del Hamburgo. // (Foto de Getty Images)
Confusión entre Lasogga y Xabi Alonso para el empate del Hamburgo. // (Foto de Getty Images)

Con el impulso anímico del Hamburgo, el Bayern intentó manejar el control del partido con el dominio del esférico, sin embargo, la presión hanseática se intensificó y propicio desconcierto dentro del esquema de los bávaros. Dentro de esos minutos, en un intento por frenar el contragolpe que comendaba Hunt, Boateng saldría lesionado para darle su lugar a Javi Martínez al 58', complicando las cosas para Guardiola y su equipo. Sin embargo, un contragolpe de Douglas Costa a toda velocidad, al 59', serviría para que el brasileño se fuera por la banda, enviara un centro a Lewandowski, pero el remate del polaco se iba apenas desviado de la estirada de Adler, dejando que el ímpetu local mermara y regresando las cosas un poco a su balance natural hasta antes del empate.

Viveza en acción por parte de Lewandowksi, quien claramente buscó desviar el esférico y se posicionó de forma perfecta

Ya con el control del Bayern restablecido, los desbordes comenzaron a reaparecer poco a poco hasta que, al 61', tras un cobro de córner, Costa colocaría el balón nuevamente al área tras impedir la contra rival, pero el remate de Javi Martínez salía desviado hacia fuera del área, donde Müller acomodaba y enviaba un volea de derecha que se desviaba en Lewandowksi, habilitado por Kacar, y descolocaba la estirada de Adler para poner el 1-2 en el marcador. Viveza en acción por parte de Lewandowksi, quien claramente buscó desviar el esférico y se posicionó de forma perfecta para evitar el fuera de lugar, permitiendo la ventaja visitante y dándole un golpe mortal en el espíritu guerrero de los locales.

Müller celebra con Lewandowski el gol de la victoria. // (Foto de Getty Images)
Müller celebra con Lewandowski el gol de la victoria. // (Foto de Getty Images)

Como para afirmar un susto mayor, David Alaba ejecutaría a la perfección un cobro de falta al 64', pero su disparo se estrellaba en el poste izquierdo y ahogaba el grito de gol del Bayern. Dos minutos después, al 66', Lewandowski proyectaba una volea espectacular a pase de Thiago, pero su disparo se iba apenas desviado de la puerta del Hamburgo. Costa y Coman seguían trepando por los costados, pero Djourou y Cléber se engrandecían nuevamente y dejaban en cero los envíos de los extremos del Bayern. Con el agobio del Bayern en pleno apogeo, al 78', Thiago recogería un centro de Vidal y conectaría un remate potente que se desviaba primero en Djourou y luego en la cabeza de Adler para mantener el 1-2 en el marcador de forma prácticamente milagrosa. El Bayern encimaba y quería cerrar el partido, pero dejaba vivir a un peligroso Hamburgo.

El Bayern encimaba y quería cerrar el partido, pero dejaba vivir a un peligroso Hamburgo

Sobre el tramo final del partido, Coman sorprendía con nuevos desbordes por los costado aunque era frenado por la fuerza desmedida de Diekmeier, mientras que el Hamburgo, a base de balones largos y envíos al punto penal, intentaba generar un peligro que apenas llegaba al 91' con un cobro de falta de Gregoritsch que se iba apenas desviado, aunque Neuer vigilaba de buena forma el cobro de falta. Con esta acción, más otro balón largo de Djourou que Xabi Alonso despejaba sin problemas, el árbitro sancionaba el final del encuentro y dejaba la victoria de 1-2 para el Bayern de Múnich, aunque el Hamburgo se llevaba la sensación de haber dado batalla y mostrar una clara recuperación tras varios torneos luchando contra el descenso de manera agónica.

La jugada clave del partido fue el penal de Adler sobre Müller. // (Foto de Getty Images)
La jugada clave del partido fue el penal de Adler sobre Müller. // (Foto de Getty Images)

Con este resultado, el Bayern de Múnich llega a 49 puntos en la tabla general, se mantiene como líder indiscutido y queda a la espera de lo que el Borussia Dortmund haga frente al Borussia Mönchengladbach, lo que podría dejar la ventaja fija en 11 puntos entre el primero y el segundo, o recortarse nuevamente a ocho y mantener viva la lucha por el título de Bundesliga. De igual forma, Lewandowski llega a 17 goles y recorta distancias de Pierre-Emerick Aubameyang (18 goles), en otra instancia en la que bávaros y abejorros luchan palmo a palmo por la hegemonía indiscutida en el fútbol teutón.

VAVEL Logo